Última actualización: 06:38 / Miércoles, 13 Noviembre 2019
ODS número 12

Credit Suisse y Lombard Odier lanzan un fondo de consumo responsable

Imagen
  • Dirigido “a inversores que desean conciliar sus inversiones con las ideas que defienden"
  • Para aquellos inversores que ven una verdadera creación de valor en respaldar a compañías con posibilidades de ganar cuota de mercado mediante la adaptación al cambio de actitud de los consumidores
  • Lombard Odier: “La sostenibilidad es un asunto crucial que determinará el futuro éxito a largo plazo de las empresas"

Credit Suisse ha anunciado la creación, junto a Lombard Odier, del Credit Suisse Responsible Consumer Fund, un fondo que tiene el objetivo de apoyar el cambio de consumidores y fabricantes hacia modelos empresariales que promuevan y contribuyan a la generación de productos y servicios sostenibles.

El lanzamiento del fondo, que permitirá a los inversores apostar por las empresas que participan en la transición global hacia una economía más sostenible, será el 25 de noviembre. Su periodo de suscripción de tres semanas comenzó el 4 de noviembre de este año.

Marisa Drew, CEO del departamento Impact Advisory and Finance (IAF) de Credit Suisse, destacó el gran interés que se espera suscite este fondo, dirigido “a inversores que desean conciliar sus inversiones con las ideas que defienden, y que probablemente estén apoyando ya hoy con sus prácticas de consumo”. Asimismo, subrayó que “este fondo es igual de atractivo para aquellos inversores que ven una verdadera creación de valor en respaldar a compañías con posibilidades de ganar cuota de mercado mediante la adaptación al cambio de actitud de los consumidores”. 

El Responsible Consumer Fund estará enfocado en el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 12, “Producción y consumo responsables”. En Credit Suisse y Lombard Odier creen que los valores de los millennials y el comportamiento de los consumidores están cambiando: “La sociedad se cuestiona cada vez más la forma en que producimos, utilizamos y desechamos los bienes y servicios”. 

Esto tiene un impacto tanto en los modelos de negocio como en los ecosistemas empresariales y las cadenas de suministro, y conlleva una disrupción que trae oportunidades para los inversores. El Credit Suisse Responsible Consumer Fund invertirá en empresas cuyos objetivos responden a este cambio de paradigma en los comportamientos y las preferencias de los consumidores y, por lo tanto, tienen el potencial de alcanzar una posición aventajada a largo plazo. 

La creación de este fondo tiene lugar tras la reciente publicación del informe del banco titulado “Consumo responsable” en octubre, y constituye una oportunidad de inversión que sigue las tendencias y las conclusiones que se desprenden de dicho informe. Se trata de un paso más en la estrategia del banco de ampliar su oferta de productos en el ámbito de las inversiones sostenibles y orientadas a los valores. 

El fondo llega adermás en un momento en el que se presenta un claro potencial de inversión, dado el interés del sector privado por invertir capital para lograr impactos positivos y las iniciativas gubernamentales y regulatorias que apoyan la sostenibilidad, como, por ejemplo, los planes de Canadá de prohibir los plásticos de un solo uso para 2021. 

Lombard Odier, asesor del fondo

Tras un exhaustivo proceso, Lombard Odier fue elegido como asesor por su experiencia en inversiones tanto temáticas como sostenibles. Didier Rabattu, responsable global de Renta Variable de Lombard Odier Investment Managers, afirmó: “La sostenibilidad es un asunto crucial que determinará el futuro éxito a largo plazo de las empresas y representa una verdadera oportunidad para los inversores".

"Estamos encantados de poder colaborar con Credit Suisse en este proyecto para ofrecer a los inversores una exposición a empresas que, o bien están llevando a cabo la transición hacia un modelo empresarial más sostenible, o brindan una solución a un problema concreto que afecta a la sostenibilidad. Pensamos que esto ayudará a impulsar el futuro rendimiento de la inversión”, señaló. 

El fondo invertirá en empresas cotizadas en las áreas de alimentación sostenible, sistemas urbanos, cadenas de suministro y estilos de vida sostenibles, y proyectará su temática a lo largo de toda la cadena de valor, incluyendo empresas de todas las fases del ciclo de vida del producto, lo que proporciona en último término un riesgo sectorial diversificado para los inversores. 

Los informes del fondo irán más allá de las cifras de rendimiento e incluirán sofisticados indicadores medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG), tales como los volúmenes de dióxido de carbono y de uso de agua, así como puntos destacados mensuales de sostenibilidad. Además, el fondo está desarrollando también una estrategia de implicación para acelerar la transformación corporativa hacia prácticas de consumo y producción sostenibles. Un comité asesor senior, compuesto por expertos de alto nivel internos y externos tanto en sostenibilidad como en ESG y gestión patrimonial, participará en la conformación y el posicionamiento del fondo. 

menu