Última actualización: 04:45 / Viernes, 4 Diciembre 2020
Una aplicación software

BlackRock crea Aladdin Climate, un servicio para cuantificar el riesgo climático en las carteras

Imagen
  • Aladdin Climate establece un nuevo estándar en la provisión de datos prácticos sobre el riesgo climático a los inversores
  • Según la experiencia de la gestora, los inversores llevan mucho tiempo poniendo de relieve la necesidad de mejorar los datos ESG para aumentar las estrategias de inversión sostenible
  • BlackRock también ha ampliado el acceso a datos ESG a través de nuevas alianzas con los proveedores de datos líderes Sustainalytics y Refinitiv

BlackRock ha anunciado la creación de Aladdin Climate, una aplicación software que ofrece a los inversores parámetros sobre el riesgo físico del cambio climático y sobre el riesgo de la transición hacia una economía baja en carbono en sus carteras mediante la provisión de valoraciones sobre títulos ajustadas al clima y parámetros de riesgo. 

Según explica la gestora, con este nuevo servicio pretende dar respuesta a las urgentes necesidades que presentan las instituciones financieras y los inversores de cara a cuantificar el riesgo climático en sus carteras a medida que las consecuencias físicas del cambio climático se intensifican y la transición mundial a un modelo de cero emisiones netas se acelera.

De tal forma que, mediante Aladdin Climate, los inversores pueden ahora analizar el riesgo y las oportunidades de cada título en el plano climático y cuantificar las repercusiones de los cambios normativos, la tecnología y el suministro de energía en determinadas inversiones. Aladdin Climate estará inicialmente disponible a modo de aplicación adicional para los clientes actuales de Aladdin en todo el mundo, y la cobertura sobre clases de activos se ampliará gradualmente durante 2021.

“El impacto del cambio climático en las carteras es, con diferencia, la cuestión sobre la que más nos preguntan los clientes. No obstante, si bien mucha gente habla en la actualidad del riesgo climático, lo que los inversores necesitan para tomar decisiones fundamentadas es disponer de datos relativos a títulos específicos de su cartera. Aladdin Climate supone un paso gigante para empezar a subsanar la brecha de información, lo cual resulta necesario para estructurar carteras realmente sostenibles”, ha comentado Rob Goldstein, director de operaciones de BlackRock

Evolución de los datos ESG

En opinión de BlackRock, los inversores llevan mucho tiempo poniendo de relieve la necesidad de mejorar los datos ESG para aumentar las estrategias de inversión sostenible. Según su experiencia, el drástico incremento en la presentación de información relevante por parte de las empresas y en el volumen de datos no estructurados ha generado oportunidades sin precedentes para mejorar los análisis sobre el clima. Hoy en día, más del 85% de las empresas del S&P 500 presentan datos ESG, en comparación con el 20% de hace diez años, y la presentación de información de conformidad con los estándares del Consejo de Normas Contables de Sostenibilidad (SASB) ha aumentado un 288% desde enero.

Para la gestora, cada vez más empresas buscan informar sobre el riesgo climático, ya sea de cara a las pruebas de estrés obligatorias o en forma de divulgación voluntaria de información como la que se da en el marco de las recomendaciones del Equipo de Tareas sobre la Divulgación de Información Financiera relacionada con el Clima (TCFD), pero carecen de herramientas que cuantifiquen el riesgo climático. En este sentido, explica que Aladdin Climate ayudará a los clientes a poner a prueba sus inversiones a fin de estimar su desempeño en distintos supuestos climáticos, como los establecidos por el Acuerdo de París.

“Nos basamos en la solidez de BlackRock en materia de modelización financiera y gestión de riesgos para establecer un estándar para el análisis del riesgo climático. Aladdin Climate analiza el riesgo climático junto con parámetros de riesgo tradicionales para elaborar una panorámica integral del riesgo en todo el proceso de inversión, todo ello integrado en los flujos de trabajo actuales de Aladdin. Ahora, los inversores pueden analizar cuestiones complejas sobre el posible efecto del aumento de los niveles del mar en sus carteras, o cómo una transición rápida a políticas bajas en carbono podría afectar a empresas específicas”, ha afirmado Mary-Catherine Lader, responsable de Aladdin Sustainability en BlackRock

Alianzas con Sustainalytics y Refinitiv

Por último, BlackRock también ha ampliado el acceso a datos ESG a través de nuevas alianzas con los proveedores de datos líderes Sustainalytics y Refinitiv. Actualmente, Aladdin ofrece más de 1.200 indicadores clave de negocio (KPI) para ayudar a los gestores de carteras y riesgos a identificar los riesgos relativos a la sostenibilidad en sus exposiciones y tomar decisiones fundamentadas en el marco de la asignación de activos. Al ofrecer a los clientes de Aladdin una gama de puntuaciones ESG en un amplio universo de empresas, BlackRock está facilitando a los inversores la tarea de incorporar los criterios ESG en su proceso de inversión.

menu
menu