Última actualización: 12:57 / Jueves, 8 Octubre 2015
Por daños a su reputación

Bill Gross demanda a PIMCO y a su matriz, Allianz SE, por 200 millones de dólares

Imagen
Bill Gross demanda a PIMCO y a su matriz, Allianz SE, por 200 millones de dólares
  • Gross, ahora en Janus Capital, llevará a los tribunales a su antigua firma y a su matriz, Allianz SE, al considerar que fue obligado a abandonar su cargo como director de inversiones del gigante de bonos por oponerse a la visión de los ejecutivos, centrados en generar un mayor bonus para ellos
  • El gestor cree que ha llegado el momento de que se conozca “el comportamiento inadecuado,deshonesto, inmoral” de los altos directivos de la compañía
  • Los directivos, alega Gross, buscaban cambiar el enfoque tradicional de la gestora de fondos de renta fija hacia estrategias de mayor riesgo con las que obtener mayores rendimientos y bonus más altos para los directivos

Bill Gross ha presentado una demanda multimillonaria contra PIMCO, la firma que co-fundó en 1971 y en la que se ganó el título de mejor gestor de renta fija del mundo, por su despido el pasado año, según recoge Bloomberg esta misma mañana.

Gross, ahora en Janus Capital, llevará a los tribunales a su antigua firma y a su matriz, Allianz SE, al considerar que fue obligado a abandonar su cargo como director de inversiones del gigante de bonos por oponerse a la visión de los ejecutivos, que buscaban cambiar el enfoque tradicional de la gestora de fondos de renta fija hacia estrategias de mayor riesgo con las que obtener mayores rendimientos y bonus más altos para los directivos.

La cifra que reclama el gurú de la renta fija podría rondar los 200 millones de dólares en concepto de reparación por los daños causados a su reputación desde el año antes de su marcha y hasta la fecha. Cuando en septiembre de 2014 se conocía su partida, Gross permaneció en relativo silencio mientras los medios especulaban con ‘su comportamiento errático y soberbio al frente de las estrategias de PIMCO, pero ahora, el gestor cree que ha llegado el momento de que se conozca “el comportamiento inadecuado,deshonesto, inmoral” de los altos directivos de la compañía.

Sin ir más lejos, el CEO de PIMCO, Douglas Hodge, manifestaba con motivo de la marcha de su gestor estrella que aunque estaban agradecidos la contribución de Gross a la construcción de la firma, “en el transcurso de este año se ha hecho cada vez más claro que el liderazgo de la empresa y Bill tienen diferencias fundamentales sobre cómo llevar PIMCO adelante”.

La demanda, presentada en un juzgado de Santa Ana, California, incluye además el reclamo de una parte proporcional del bonus de 250 millones de dólares que le correspondía a Gross por su trabajo durante 2014. Al abandonar la firma díasantes de que terminara el tercer trimestre, PIMCO se negó a pagarle ni siquiera una cantidad proporcional.

"Movidos por el ansia de poder, la codicia y el deseo de mejorar su propia situación financiera, a expensas de los inversores y de un comportamiento decenta, los altos cargos de PIMCO conspiraron para obligar al fundador de la firma, Bill Gross, a abandonar la compañía, sin la compensación debida”, reza la demanda presentada en California y citada por Bloomberg.

 

menu