Última actualización: 16:43 / Jueves, 19 Mayo 2022
Acuerdo con Voya Financial

Allianz GI reorganiza su negocio en EE.UU. tras la sanción impuesta por la SEC a su subsidiaria estadounidense

Imagen
  • La subsidiaria estadounidense de Allianz se declara culpable de fraude, queda descalificada para asesorar fondos en EE.UU. y tendrá que pagar unos 6.000 millones de dólares
  • Llega a un acuerdo con Voya Financial para transferir algunos equipos de inversión y una parte importante de los activos de su negocio en EE.UU. (AGI US)
  • A cambio, y como parte del acuerdo, Allianz GI tomará una participación del 24% en el capital de Voya Financial
  • "Allianz espera que la SEC emita exenciones que garantizarán que la resolución de AGI U.S. con el Departamento de Justicia no afecte las actividades comerciales de PIMCO y Allianz Life”, señalaron desde la gestora.

En un comunicado publicado ayer 17 de mayo, Allianz SE ha anunciado que su subsidiaria Allianz Global Investors U.S. LLC (AGI U.S.) ha cerrado un acuerdo con el departamento de Justicia de los EE.UU. (DOJ) y la SEC en relación con los fondos Structured Alpha. Según explica en su documento, de conformidad con la resolución del departamento de Justicia, AGI U.S. se declarará culpable de un cargo de fraude criminal de valores. En consecuencia, tendrá que pagar unos 6.000 millones de dólares y quedará descalificada para asesorar fondos en EE.UU..

En su comunicado la gestora señala que "la declaración de culpabilidad conllevará la descalificación de AGI U.S. para asesorar a fondos mutuos registrados en EE.UU. y cierto tipo de fondos de pensiones después de la expiración de un período de alivio temporal". 

"Allianz espera que la SEC emita exenciones que garantizarán que la resolución de AGI U.S. con el Departamento de Justicia no afecte las actividades comerciales de PIMCO y Allianz Life”, señalaron desde la gestora. En relación con los acuerdos, la gestora apunta que AGI U.S. pagará la confiscación de 174,3 millones de dólares al Departamento de Justicia y 675 millones de dólares como sanción a la SEC que pueden utilizarse en parte como compensación para los inversores. "Otras obligaciones monetarias abordadas por el DOJ y la SEC han sido o serán satisfechas por los aproximadamente 5.0000 millones de dólares en compensación pagada a los inversionistas de Structured Alpha. Cualquier monto a pagar y los 5.000 millones de dólares compensación ya se han reflejado en las provisiones establecidas para 2021 y el primer trimestre de 2022", explican desde la gestora.

Además, la firma insiste en que aceptan la responsabilidad corporativa por las "infracciones aisladas, pero graves" de tres de sus antiguos empleados del ya disuelto Grupo de Productos Estructurados de Estados Unidos. "En particular, ha sido importante para Allianz y AllianzGI llegar a acuerdos justos con los clientes que fueron engañados y mentidos por estos individuos, y apoyar a las autoridades estadounidenses en su búsqueda de justicia", afirman. 

Actualmente, el Grupo Allianz es una de las aseguradoras y administradoras de activos con aproximadamente 126 millones de clientes privados y corporativos en más de 70 países. Allianz gestiona alrededor de 767.000 millones de euros en nombre de sus clientes de seguros. Además, sus gestores de activos PIMCO y Allianz Global Investors gestionan cerca de 1,9 billones de euros de activos de terceros.

Operación con Voya Financial

Tras esta actuación, la pregunta es inevitable: ¿qué ocurrirá con su negocio en Estados Unidos? Pues, paralelamente, la firma ha suscrito un memorándum de entendimiento con Voya Financial, para establecer un acuerdo de asociación estratégica por el que Allianz GI podría transferir algunos equipos de inversión y una parte importante de los activos de su negocio en EE. UU. (AGI US) a Voya Investment Management (Voya IM) a cambio de una participación de hasta un 24% en el capital de la gestora estadounidense. Según matizan, la documentación definitiva se presentará en las próximas semanas, y la realización final de la operación está sujeta a la comprobación de todos los detalles pertinentes. 

Esto supone que por ahora, los equipos Income & Growth, renta variable fundamental y crédito privado, están en el ámbito de la transferencia a Voya.

Según matiza la gestora para Funds Society, esta decisión no afectará a los inversores, ya que se apostará por la continuidad y no habrá cambios ni en las estrategias ni en los equipos de inversión. De hecho, tras la aprobación de los reguladores, el propio acuerdo prevé la transferencia de equipos de inversión, así como de profesionales de servicio al cliente y de ventas, junto con activos bajo gestión de AGI US a Voya IM. Entre los equipos de inversión que se traspasan se incluye la gestión de activos como la renta variable fundamental, las estrategias de income & growth y de colocaciones privadas, que representan en total unos 120.000 millones de dólares de patrimonio.

Además, la gestora comentó que "el acuerdo no incluye ninguna parte del Grupo de Productos Estructurados, que ha quedado disuelta", matizan. Sin duda, esto supondría, según los importes contemplados en el acuerdo, que el patrimonio de Voya IM podría incrementarse hasta los 370.000 millones de dólares, además de reforzar sus capacidades de gestión, que actualmente incluyen renta fija y activos alternativos.

La gestora indica que un segundo pilar de esta asociación estratégica será el establecimiento de un acuerdo de distribución global de largo plazo por el que Allianz GI distribuirá las estrategias de inversión de Voya IM fuera de Estados Unidos, con lo que podrá ampliar su oferta con una gama más amplia. Como contrapartida a la transferencia de activos, Allianz GI recibirá una participación de hasta un 24% en el capital de Voya IM.

“Abrimos un nuevo capítulo en el desarrollo de Allianz GI en Estados Unidos con un socio local que complementa nuestras fortalezas y nos permite afianzar nuestra huella en el mercado estadounidense. La participación de Allianz GI en Voya IM es una muestra de nuestro compromiso con el éxito a largo plazo de una entidad más grande y fortalecida”, ha declarado Tobias C. Pross, CEO de Allianz GI.  

Por ahora, ambas entidades trabajan para completar los detalles del acuerdo y esperan que la ejecución del mismo podría realizarse en las próximas semanas. Cuando las autoridades se pronuncien, Allianz GI tendrá más claridad sobre cómo queda su negocio en Estados Unidos, que no afectará al resto de sus mercados. Según señalan desde la gestora, su intención es seguir aumentando su  negocio en Latinoamérica, ya que se basa principalmente en vehículos UCITS. Si el gestor de la cartera se encuentra en los Estados Unidos, se pretende, en virtud del memorando de entendimiento con Voya IM, que la misma persona siga gestionando el fondo, como empleados de Voya. Sin embargo, el fondo seguirá siendo un vehículo de AllianzGI registrado en Europa.

La acusación de la SEC contra Allianz Global Investors U.S. LLC y tres senior portfolio managers

Este martes la SEC publicó un comunicado de prensa anunciando la acusación formal contra la gestora y tres de sus antiguos senior portfolio managers de crear un esquema fraudulento masivo que ocultó los inmensos riesgos a la baja de una estrategia compleja de comercio de opciones que llamaron Structured Alfa. Según el comunicado oficial de la SEC, “AGI US comercializó y vendió la estrategia a aproximadamente 114 inversionistas institucionales, incluidos fondos de pensiones para maestros, clérigos, conductores de autobuses, ingenieros y otras personas. Después de que el colapso del mercado por el COVID-19 de marzo de 2020 expusiera el esquema fraudulento, la estrategia perdió miles de millones de dólares como resultado de la mala conducta de AGI US y los administradores de cartera”.

Según Gary Gensler, presidenta de la SEC, "Allianz Global Investors admitió haber defraudado a los inversores durante varios años, ocultando pérdidas y riesgos a la baja de una estrategia compleja y no implementando controles de riesgo clave". El regulador sostiene que este caso demuestra una vez más que incluso los inversores institucionales más sofisticados, como los fondos de pensiones, pueden convertirse en víctimas. "Desafortunadamente, hemos visto una serie de casos recientes en los que los derivados y productos complejos han perjudicado a los inversores en todos los sectores del mercado. La Comisión está lista para usar todas las herramientas apropiadas para proteger a los inversores, incluida la defensa de las prohibiciones contra ciertas actividades por parte de las partes culpables. Me gustaría agradecer y felicitar a nuestro personal por su excelente trabajo forense que descubrió este fraude y responsabilizó a los malhechores", añadió Gensler.

La demanda de la SEC, presentada en el tribunal de distrito federal de Manhattan, alegaba que el administrador principal de la cartera de Structured Alpha, Gregoire P. Tournant, orquestó el fraude de varios años para engañar a los inversores que invirtieron aproximadamente 11.000 millones de dólares en  Structured Alpha y pagó a los demandados más de 550 millones de dólares en honorarios. Además, sostenía que, con la ayuda del administrador de cartera colíder, Trevor L.Taylor, y el administrador de cartera, Stephen G. Bond-Nelson, Tournant manipuló numerosos informes financieros y otra información proporcionada a los inversores para ocultar la magnitud del verdadero riesgo de Structured Alpha y el rendimiento real de los fondos.

Según la investigación de la SEC, “los demandados redujeron las pérdidas en un escenario de caída del mercado en un informe de riesgo enviado a los inversionistas de 42,1505489755747% negativo a 4,1505489755747% negativo, simplemente bajando el dígito 2. En otro ejemplo, los demandados "suavizaron" los datos de rendimiento enviados a los inversionistas al reducir las pérdidas en un día de 18,2607085709004% negativo a 9,2607085709004% negativo, esta vez cortando el número 18 a la mitad”.

“Cuando la volatilidad del mercado relacionada con el COVID-19 de 2020 reveló que AGI US y los demandados habían engañado a los inversionistas sobre el nivel de riesgo del fondo, el fondo sufrió pérdidas catastróficas y los inversionistas perdieron miles de millones; los acusados ​​todo el tiempo se beneficiaron de su engaño. La demanda alega además que Tournant, Taylor y Bond-Nelson luego hicieron múltiples esfuerzos, en última instancia infructuosos, para ocultar su mala conducta a la SEC, incluidos falsos testimonios y reuniones en sitios de construcción vacantes para discutir el envío de sus activos al extranjero”, añade el comunicado.

menu