Última actualización: 07:48 / Lunes, 23 Mayo 2022
Según Newton (parte de BNY Mellon IM)

Posicionamiento táctico, oro y deuda pública de mercados desarrollados: la actual fisonomía defensiva de una estrategia de real return

Imagen
  • Según la gestora, al finalizar el primer trimestre de 2022, el entorno de inversión parecía complicado, con una dinámica de riesgos binaria
  • En opinión del equipo, han aumentado los riesgos de un error de las autoridades y de que la Reserva Federal estadounidense restrinja la liquidez y suba su tipo de interés de intervención en exceso y demasiado pronto
  • La firma considera que la protección mediante derivados a través de futuros y opciones sencillos sobre índices de renta variable sigue siendo sustancial, a fin de amortiguar la volatilidad

Con la posibilidad de una recesión europea en el horizonte, el equipo Real Return de Newton, parte de BNY Mellon IM, ha hecho un ejercicio de descripción sobre la postura de asignación de activos de su estrategia mientras sus gestores buscan oportunidades en un entorno de mayor incertidumbre. 

Entre sus conclusiones destacan que “la invasión rusa de Ucrania ha acelerado el proceso de reducción en la carta”, elevando su posicionamiento defensivo y a diversificar sus herramientas de cobertura. Así, el equipo ha retomado una posición en oro y ampliado tácticamente su posicionamiento en deuda pública de mercados desarrollados

Según la gestora, al finalizar el primer trimestre de 2022, el entorno de inversión parecía complicado, con una dinámica de riesgos binaria. A los bancos centrales les está costando frenar una inflación ya excesiva, y la invasión rusa de Ucrania no ha hecho más que amplificar las restricciones de oferta en todos los mercados de materias primas, creando nuevas presiones inflacionarias. 

En opinión del equipo, han aumentado los riesgos de un error de las autoridades y de que la Reserva Federal estadounidense restrinja la liquidez y suba su tipo de interés de intervención en exceso y demasiado pronto. Tal medida podría perjudicar de forma significativa a los mercados financieros, desencadenando un efecto dominó sobre la economía real al destruir riqueza.

Según el equipo Real Return, la probabilidad de una recesión (sobre todo en Europa) ha aumentado: “Pocos activos muestran una buena evolución en un entorno de estanflación, y las herramientas para ayudar a preservar el capital se ven limitadas en un régimen de mayor volatilidad, donde el coste de la protección directa se torna prohibitivo. Afortunadamente, otras estrategias defensivas cuidadosamente gestionadas pueden añadir valor.” 

Postura defensiva

La estrategia Real Return cerró su posición en oro en octubre de 2021 debido a la subida de los tipos de interés reales cuando los bancos centrales comenzaron a endurecer sus políticas monetarias, y ante el riesgo que planteaba la apreciación del dólar. Antes de ello, en abril de dicho año, había liquidado completamente sus tenencias de deuda pública, al anticipar que la correlación entre la renta variable y la renta fija se desmoronaría y que los bonos dejarían de ser una cobertura buena y rentable. 

Sin embargo, la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero y la volatilidad de mercado resultante han llevado al equipo de Newton a potenciar los atributos defensivos de la estrategia Real Return. A 16 de marzo de 2022, la exposición al oro era del 7% de la cartera, y el equipo compró en torno a dos años de duración a nivel del fondo mediante una combinación de deuda pública australiana y treasuries estadounidenses concentrados en los tramos de mayor vencimiento de la curva. “Esta última posición es de naturaleza más táctica, reconociendo las características de refugio de la deuda soberana, aunque somos conscientes de las presiones inflacionarias y la política monetaria restrictiva de los bancos centrales”, explican desde Newton. La firma considera que la protección mediante derivados a través de futuros y opciones sencillos sobre índices de renta variable sigue siendo sustancial, a fin de amortiguar la volatilidad.

A comienzos del trimestre, el equipo recortó la exposición a acciones growth de duración elevada al considerar poco probable que florecieran en el contexto de las TIR crecientes de la deuda. Ahora, las tenencias growth, cíclicas y más defensivas están equilibradas en el componente de renta variable de la cartera. 

Además, la posición en efectivo también se elevó transitoriamente en la recta final del trimestre, lo cual permitió al equipo aprovechar rápidamente trastornos de mercado. En palabras de sus miembros: “Nos hallamos ante condiciones de mercado complicadas y seguimos pensando que predominan los riesgos de sorpresas negativas, a la luz del malestar geopolítico y de las repercusiones secundarias del conflicto entre Rusia y Ucrania. Las condiciones en los mercados de crédito y de financiación se han deteriorado, la curva de tipos se ha aplanado, y las presiones inflacionarias están creciendo, sobre todo en Estados Unidos. Todo esto apunta a una mayor probabilidad de estanflación y esboza la posibilidad de una recesión”. 

Ante la actual incertidumbre, el equipo se inclina por Estados Unidos al anticipar una mayor autosuficiencia relativa a nivel energético y alimentario que en el resto del mundo. El sector tecnológico también le inspira más confianza, al igual que el dólar (divisa “refugio”), las renovables (al anticipar una aceleración de la transición verde) y el sector defensa (se espera un aumento del gasto en muchos países y regiones). Dentro de la capa estabilizadora, el equipo tiene previsto suplementar las actuales coberturas directas e indirectas mediante varias estrategias defensivas capaces de generar rentabilidades atractivas cuando los activos de riesgo experimentan turbulencias, además de tener una exposición significativa al dólar.

 

INFORMACIÓN IMPORTANTE

Dirigido exclusivamente a Clientes Profesionales. El presente material es una promoción financiera y no constituye consejo o asesoramiento de inversión. De no indicarse otra cosa, todos los pareceres y opiniones expresados corresponden al gestor de inversiones, y no constituyen consejo o asesoramiento de inversión. Esta información no representa análisis de inversión ni es una recomendación basada en dicho análisis a efectos regulatorios. BNY Mellon es la marca corporativa de The Bank of New York Mellon Corporation y sus filiales. Aprobado y emitido en el Reino Unido por BNYMIM EMEA, BNY Mellon Centre, 160 Queen Victoria Street, Londres EC4V 4LA, registrada en Inglaterra bajo el nº 1118580. Autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA). Este documento ha sido aprobado y emitido en la Europa continental (excepto Suiza) por BNY Mellon Fund Management (Luxembourg) S.A. (BNY MFML), una sociedad anónima (“Société Anonyme”) constituida conforme a las leyes de Luxemburgo, con número de registro B28166 y domicilio social en 2- 4 Rue Eugène Ruppert L-2453 Luxemburgo, regulada por la Commission de Surveillance du Secteur Financier (Comisión de Vigilancia del Sector Financiero, CSSF).

menu