Última actualización: 11:44 / Jueves, 18 Marzo 2021
Estrategia de baja volatilidad

AllianceBernstein aprovecha los retornos de la renta variable global ofreciendo protección frente a las caídas

Imagen
AllianceBernstein aprovecha los retornos de la renta variable global ofreciendo protección frente a las caídas
  • El AB Low Volatility Equity Portfolio busca capturar solo el 70% de las caídas frente al 90% de las subidas

  • Con el foco en el riesgo absoluto frente al índice de referencia, la cartera invierte en empresas con modelos de negocio rentables y sostenibles
  • “La calidad tiende a rendir por encima, la estabilidad genera protección y, prestando atención a las valoraciones, se pueden evitar los espacios caros del mercado”
  • El enfoque disciplinado ‘bottom-up’ de AllianceBernstein combina la investigación de los fundamentales con herramientas cuantitativas propias

AllianceBernstein lanzó en diciembre del 2012 el AB Low Volatility Equity Portfolio con el principal objetivo de generar crecimiento de capital a largo plazo al tiempo que ofrece protección frente a las caídas, ya que busca capturar solo el 70% de ellas frente al 90% de las subidas.

En un informe, la gestora destaca que la estrategia busca generar retornos de renta variable con una menor rentabilidad mientras ofrece un patrón más suave de rendimiento a través de los ciclos del mercado.

Gestionada con el foco en el riesgo absoluto frente al índice de referencia, la cartera invierte principalmente en empresas que considera que tienen modelos de negocio rentables y sostenibles, una volatilidad menor y menores riesgos a la baja en el futuro.

Calidad, estabilidad y precio

La filosofía de inversión de AllianceBernstein se centra en empresas de calidad y estables a un precio adecuado. “Enfatizando esos atributos, buscamos crear un patrón de rendimiento deseable para nuestros clientes: la calidad tiende a rendir por encima, la estabilidad genera protección y, prestando atención a las valoraciones, se pueden evitar los espacios saturados y caros del mercado”, afirma.

Asimismo, su enfoque disciplinado ‘bottom-up’ combina la investigación de los fundamentales con herramientas cuantitativas propias. Las preguntas del análisis fundamental están diseñadas para lograr una percepción más profunda del comportamiento de los candidatos más fuertes y desarrollar, así, posiciones de alta convicción.

¿Son sostenibles los beneficios de las empresas? ¿Ha cambiado algo que podría llevar a una mayor imprevisibilidad? ¿Estoy pagando un precio razonable por el cashflow? “Desarrollar la convicción en firmas que cumplen estos criterios nos permite articular una cartera con un menor riesgo que el mercado en conjunto y un mayor potencial de retornos que los índices de volatilidad mínima”, señala la gestora.

Con todo, el proceso de inversión parte de un universo compuesto por más de 3.000 acciones de los mercados desarrollados globales con al menos 2.000 millones de dólares en capitalización y una liquidez adecuada. Después, tiene lugar el análisis cuantitativo que reduce esa cifra hasta unos 500 activos, seguida del fundamental que la baja a 200.

Por último, un equipo de gestores y analistas equilibran los retornos y riesgos a largo plazo al tiempo que reducen el impacto de las exposiciones no intencionadas para articular una cartera de entre 70 y 90 posiciones.

Los riesgos: derivados y renta variable

Entre los riesgos que afronta esta estrategia, la gestora señala que la cartera puede incluir derivados financieros que pueden ser utilizados para lograr, aumentar o reducir la exposición a activos subyacentes, y su uso puede resultar en mayores fluctuaciones del valor neto.

Asimismo, el valor de las inversiones en renta variable puede fluctuar como respuesta a las actividades y resultados de las empresas individuales o por las condiciones económicas y del mercado. Estas inversiones pueden caer a corto o largo plazo.

Otro de los riesgos que destaca AllianceBernstein es el relacionado con los derivados OTC. Las transacciones en esos mercados suelen tener una menor regulación y supervisión gubernamental que las que se producen en intercambios organizados. “Esto estará sujeto al riesgo de que su contraparte directa no cumpla sus obligaciones y de que la cartera registre pérdidas”, afirma.

También existen riesgos en los mercados emergentes, en las empresas de menor capitalización y en la rotación de la cartera.

Con todo, la gestora considera que esta estrategia es especialmente adecuada para inversores con mayor tolerancia al riesgo que buscan aprovechar los beneficios de las inversiones en renta variable de medio a largo plazo.

“Para inversores centrados en el largo plazo y la obtención de resultados, creemos que un enfoque reflexionado y centrado en los fundamentales puede capturar las oportunidades de la renta variable mientras evita el riesgo en condiciones cambiantes del mercado”, afirma Kent Hargis, co-CIO de Strategic Core Equities en AllianceBernstein.

menu