Última actualización: 06:55 / Viernes, 19 de Julio de 2019
Según PIMCO

Trump, aranceles y comercio: tres puntos clave para los inversores

Trump, aranceles y comercio: tres puntos clave para los inversores
Foto: Pxhere CC0
  • Los cambios a la política comercial de Trump pueden llevarse a cabo (más o menos) sin el Congreso
  • El déficit comercial ha crecido a 57.000 millones de dólares
  • La investigación sobre el uso de la propiedad intelectual estadounidense en China definirá mucho de la política
Por Funds Society

De acuerdo con Libby Cantrill y Tiffany Wilding, directivas en PIMCO, la administración de Trump ha convertido a la política comercial en un foco principal en este año electoral, un tema que no solo resuena con la base política del presidente Trump y que ha animado al presidente durante gran parte de su vida pública, sino que puede llevarse a cabo (más o menos) sin el Congreso. El presidente Trump ha criticado abiertamente la política comercial de EE.UU., así como su creciente déficit comercial, haciendo un llamamiento a los legisladores para promover un comercio más justo y "recíproco", término que utilizó a menudo en la campaña y ahora en el cargo. Según Cantrill y Wilding, la reciente ampliación del déficit comercial a 57.000 millones de dólares, probablemente aumente la sensación de urgencia para la administración.

"Si bien los aranceles recientes de la administración Trump sobre aluminio y acero han captado la mayor atención, creemos que las acciones comerciales con el potencial de impacto económico y de mercado más significativo aún no se han desarrollado -particularmente la investigación sobre el uso de la propiedad intelectual estadounidense en China-", mencionan.

¿Qué ha sucedido hasta ahora?

En enero, la administración anunció aranceles multianuales sobre paneles solares y lavadoras bajo la Sección 201 de la Ley de Comercio de 1974, un área de derecho comercial que permite al presidente imponer aranceles sobre ciertos productos con el fin de "salvaguardar" las industrias nacionales.

A finales de febrero, el presidente Trump anunció su intención de seguir adelante con aranceles indefinidos sobre aluminio y acero (del 10% y 25%, respectivamente, con ciertas exenciones notables, incluidos Canadá y México) en virtud del artículo 232 de la Trade Expansion Act de 1962, un área de derecho comercial de uso poco frecuente que otorga al presidente una amplia libertad para imponer aranceles para proteger la "seguridad nacional".

Tres puntos clave para los inversores

1) Si bien es probable que los efectos directos de los nuevos aranceles en la economía de EE.UU. sean pequeños, los aranceles crean ganadores y perdedores, y si aumentan las represalias, podrían tener implicaciones más amplias para el crecimiento de EE.UU. y las relaciones comerciales clave. "La magnitud del impacto de los aranceles variará según la industria y la región, pero de manera más general, las industrias consumidoras de metales que se ven afectadas negativamente por los mayores precios de los insumos constituyen una porción más grande de la economía de EE.UU. que las industrias protegidas. Por ejemplo, los productores de acero de EE.UU. en Ohio, Indiana y Pensilvania probablemente se beneficiarán de las tarifas, pero en detrimento de otras industrias que son consumidores primarios de acero, incluida la perforación de petróleo y gas y la fabricación de automóviles, maquinaria y electrodomésticos", mencionan Cantrill y Wilding. Los datos de la Oficina de Análisis Económico sugieren que la industria siderúrgica de EE.UU. representa alrededor del 0,8% del PIB, mientras que las industrias que utilizan el acero como insumo principal para su producción representan alrededor del 3% del PIB en términos de valor agregado. Además, "la posibilidad de que los socios comerciales de EE.UU. tomen represalias contra las tarifas con sus propias acciones es un riesgo adicional", añaden.

2) A pesar de la aparente sorpresa de muchos participantes del mercado en las acciones recientes, en realidad fueron bien telegrafiados. El proceso de la Sección 232 comenzó en abril de 2017, cuando el Departamento de Comercio inició por sí mismo su investigación sobre el acero y el aluminio; y en mayo, las compañías de paneles solares y lavadoras solicitaron al Departamento de Comercio que examinara las supuestas prácticas desleales de los socios comerciales.

3) Los desarrollos comerciales que pueden tener el impacto más significativo, particularmente el resultado de la investigación de la Sección 301 en China, aún están por venir. La Sección 301 de la Ley de Comercio de 1974 es otra área de la ley de comercio raramente utilizada en la historia reciente que proporciona al presidente una amplia libertad para imponer aranceles y otras medidas para tomar represalias contra las prácticas comerciales desleales. "Creemos que el enfoque singular en China (a diferencia de otras acciones recientes, que han tenido una base más amplia) y el amplio alcance de la investigación sobre el robo de propiedad intelectual y la transferencia tecnológica forzada podrían magnificar su impacto. Si bien la administración tiene hasta agosto de 2018 para tomar una determinación, esperamos una decisión mucho antes. Dependiendo de los hallazgos de la investigación, podríamos ver al presidente Trump imponiendo aranceles generalizados, potencialmente incluso en productos electrónicos de consumo (como teléfonos) y reduciendo la inversión china en los Estados Unidos. De hecho, informes recientes de los medios indican que la administración está considerando aranceles en el rango de 30.000 a 60.000 millones de dólares en una amplia variedad de productos chinos. Mientras que el caso base de PIMCO es que China tendría una respuesta relativamente medida a estas acciones, vemos un riesgo de que las tensiones comerciales escalen dependiendo del tamaño y alcance de las tarifas y restricciones", concluyen.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario