Última actualización: 04:00 / Viernes, 17 Enero 2020
Según Newton, parte de BNY Mellon IM

Tres claves para los activos en 2020: riesgo geopolítico, políticas fiscales y crecimiento global

Imagen
  • La firma considera que, en general, en 2020 los niveles de riesgo geopolítico serán igual de altos que en 2019
  • Sobre una mayor política fiscal apunta que, dependiendo de dónde se gaste el dinero, los estímulos podrían impulsar ciertos sectores y beneficiarán a algunas empresas, pero no a todas
  • La gestora cree que el auge del populismo y del proteccionismo a nivel mundial podría generar nuevas oportunidades de inversión en áreas como defensa y seguridad

El año ya ha arrancado y desde Newton, parte de BNY Mellon IM, consideran que los riesgos aún seguirán pesando, pero que se han atenuado. El horizonte parece despejarse y desde la gestora apuntan que habrá interesantes oportunidades de inversión tanto en renta fija como en renta variable. 

El primero en compartir su visión para 2020 es Paul Brain, gestor del BNY Mellon Global Dynamic Bond Fund, quien considera que la política resultará clave para este año. “En nuestra opinión, la influencia del populismo y el debate en torno al conflicto comercial entre Estados Unidos y China mantendrán su relevancia. En general, creemos que en 2020 los niveles de riesgo geopolítico serán igual de altos que en 2019”.

Brain sostiene que, mientras algunos mercados con margen para reducir los tipos de interés, como EE.UU., aún disponen de cierta flexibilidad, otros como Europa y Japón deberán recurrir a algún tipo de estímulo fiscal si persiste la debilidad económica. “Dependiendo de dónde se gaste el dinero, los estímulos fiscales podrían impulsar ciertos sectores y beneficiarán a algunas empresas, pero no a todas. Esperamos que esta combinación de medidas fiscales y monetarias generen nuevas oportunidades, lo que podría crear divergencias entre divisas. Esto, a su vez, podría abrir nuevas oportunidades a los inversores en bonos globales que puedan aprovechar los movimientos de divisas generalizados”.

Respecto a la renta variable, Emma Mogford, gestora de renta variable británica en Newton Investment Management, parte de BNY Mellon Investment Management, advierte que el auge del populismo y del proteccionismo a nivel mundial podría generar nuevas oportunidades de inversión en áreas como defensa y seguridad y fomentar la demanda de infraestructuras y componentes portuarios y fronterizos, como escáneres para aeropuertos.

“En general, los cambios en las dinámicas poblacionales alteran el equilibrio de poder en el mundo y podrían poner el énfasis, una vez más, en la seguridad y la defensa. Este cambio se produce en un momento en que el gasto en defensa viene registrando un mínimo de ciclo relativo. Aunque el gasto europeo en este ámbito ha sido relativamente bajo, hay indicios de que algunos países tienen intención de aumentar su gasto en defensa. Anticipamos un aumento ligado al deseo de los países de reforzar sus fronteras y crear empleo”, argumenta Mogford.

Por último, Paul Flood, gestor del BNY Mellon Global Multi-Asset Income Fund, defiende que los activos alternativos conservarán su atractivo durante 2020. “En lo que se refiere a oportunidades clave de inversión, tenemos grandes expectativas para el sector de los royalties o regalías musicales. Lo enfocamos como una apuesta clara por la música en streaming, que parece proporcionar ingresos estables con independencia del ciclo económico. También anticipamos un mayor crecimiento de la industria de la música en streaming. De cara al futuro, esperamos que la música en streaming, las energías renovables y otros activos reales generen rentabilidades atractivas y estables en un entorno en el que creemos que las acciones experimentarán volatilidad y los rendimientos de los bonos se mantendrán en niveles bajos a largo plazo”, afirma.

menu
menu