Última actualización: 05:30 / Viernes, 24 Enero 2020
La visión de los expertos

Tensiones comerciales, cambio climático y las fintech: estas han sido las claves del Foro de Davos

Imagen
  • La presencia de Donald Trump en la cumbre de Davos ha captado la atención de los inversores, tras las declaraciones del presidente acerca de posibles tensiones comerciales con la Unión Europea
  • De acuerdo con la encuesta anual de PwC a los ejecutivos mundiales, el 53% de los directivos prevé una desaceleración del crecimiento en los próximos 12 meses
  • El BlackRock Investement Institute se mantiene moderadamente sobreponderado en activos de riesgo ante la perspectiva de un crecimiento económico firme y la pausa de las tensiones comerciales

Esta semana, los principales empresarios y líderes mundiales se han reunido con motivo del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), en Suiza. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el director ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi o la activista sueca, Greta Thunberg se dan cita en la ciudad alpina de Davos para discutir el futuro de la economía mundial. Nuevas e importantes temáticas estructurales, como la sostenibilidad, la desglobalización o las limitaciones instrumentales de los bancos de cara a futuras recesiones, han ganado protagonismo en estas jornadas.

Los mercados parecen haber dado la bienvenida a 2020 con optimismo, además la firma de la primera fase del acuerdo entre China y Estados Unidos promete suavizar las tensiones comerciales de cara al próximo año. Así, y de acuerdo con los últimos datos del BlackRock Investment Institute (BII), el crecimiento mundial aumentará durante la primera mitad de 2020. “El inusual giro tardío de los bancos centrales ha llevado a una mejora dramática en las condiciones financieras, una que esperamos de como resultado un repunte en el crecimiento”, asegura BII en su último informe.

Asimismo, los datos del BII apuntan a que las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos se relajarán este año. Si bien no descartan una fuerte competencia estratégica en determinados sectores, como el tecnológico, “las tensiones comerciales se moverán a un lado”, aseguran. En este aspecto, los gestores mantienen otros factores de riesgo que pueden amenazar la expansión económica mundial en el punto de mira: la fragmentación global y la polarización doméstica, la creciente desigualdad y el malestar social, los disturbios sociales o el riesgo creciente de ataques cibernéticos.

La entidad se mantiene moderadamente sobreponderada en activos de riesgo ante la perspectiva de un crecimiento económico firme y la pausa de las tensiones comerciales. Además, aún ven resiliencia en los bonos del Tesoro de los Estados Unidos.

Sin embargo, las perspectivas a largo plazo no son tan optimistas. De acuerdo con la encuesta anual de PwC a los ejecutivos mundiales, el 53% de los directivos prevé una desaceleración del crecimiento en los próximos 12 meses, 25 puntos más que en 2019. El informe, que se presenta cada año por el presidente de la consultora, Bob Moritz, en el marco del Foro Económico Mundial, señala la incertidumbre como la mayor amenaza que ven los empresarios sobre sus negocios, seguido de los cambios regulatorios, la evolución de Internet y los desafíos tecnológicos y los conflictos comerciales.  Asimismo, destacan aquellos temas relacionados con internet, como la ciberseguirdad. Siete de cada 10 ejecutivos auguran que se introducirán reformas para regular los contenidos y para dividir a los gigantes tecnológicos.

Por otro lado, la presencia de Donald Trump en la Cumbre de Davos ha captado la atención de los inversores. Tras las declaraciones del presidente acerca de posibles tensiones comerciales con la Unión Europea, estas dominaron la operativa del euro, que cierra en negativo frente al dólar. Asimismo, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, advirtió a Italia y Gran Bretaña de que enfrentarían aranceles comerciales si terminan imponiendo impuestos digitales. Además, subrayó que la próxima propuesta de presupuestos de la administración incluirá un recorte de impuestos de la clase media. Sin embargo, es poco probable que la Cámara mayoritariamente demócrata apoye esta iniciativa en un año electoral, según los analistas de Monex Europe.

La lucha contra el cambio climático

Uno de los temas principales del Foro Económico Mundial de este año ha sido, sin lugar a dudas, la sostenibilidad. La intervención de la activista Greta Thunberg durante la 50ª Reunión Anual en Davos no ha quedado exenta de polémica. “Greta Thunberg no sólo está ayudando a salvar el planeta, está remodelando, a nivel global, la industria de inversión”, asegura Nigel Green, director ejecutivo y fundador de deVere Group.

Durante su discurso, la joven advirtió que, con los niveles actuales de emisiones, el presupuesto desaparecerá en menos de ocho años, de acuerdo con los datos del informe “2018 Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC)”.

“El mensaje de Greta es consistente y está basado en la ciencia y los datos empíricos, y es un mensaje que se adhiere a los millennials y la generación Z”, afirma Green. En estas generaciones el compromiso de la lucha contra el cambio climático es mayor y, según Green, “son más conscientes de la urgencia con la que debe abordarse”. De ahí la importancia de que su discurso llegue a los círculos empresariales y políticos más importantes, donde están aquellos con el poder para actuar ya.

“Por ello, Greta Thunberg, no sólo está ayudando a salvar el planeta. Está remodelando la industria global de inversión porque las instituciones financieras, compañías y agencias necesitarán un cambio en sus prioridades para adaptarse a las de los más jóvenes”, subraya Green. De acuerdo con los datos del Grupo deVere, el 77% de los millennials alude a factores medioambientales, sociales o de buen gobierno (ESG) como su prioridad principal en cuanto a oportunidades de inversión.

El impulso a las fintech

El CEO del Grupo deVere también hace referencia a la importancia de las fintech. “Mientras celebra su 50 aniversario, el Foro Económico Mundial 2020 tiene la oportunidad de defender y mejorar la transformación de estos negocios, apodados como la ‘Cuarta revolución industrial’”, asegura Nigel Green. De acuerdo con el CEO, el Foro de Davos necesita comprometerse este año con la industria fintech.

La forma de vivir, hacer negocios e interactuar los unos con los otros está cambiando constantemente gracias a las nuevas tecnologías. “Podemos ver claramente cómo están teniendo lugar cambios en la industria de servicios financieros, un sector del que el comercio depende en gran medida”, asegura el CEO de deVere. Estos cambios están impulsados, en gran medida, por la industria fintech: banca móvil, aplicaciones de inversión, préstamos entre usuarios, criptomonedas, robo-advisers y crowfunding.

Nigel Green destaca tres puntos básicos para que el WEF apoye el desarrollo de las fintech: beneficia a la sociedad, permite a otras compañías mayor agilidad, diversificación y reducción de gastos y, por último, su evolución se terminará produciendo de una forma u otra.

Necesitan comprometerse con las fintech usando su tiempo, energía y recursos para la investigación y el desarrollo”, asegura Green. En primer lugar, beneficia a la sociedad porque acelera la inclusión global financiera y provee acceso a servicios financieros a personas que vivan en áreas remotas, por ejemplo. Asimismo, las fintech ayudan a otras compañías a mejorar sus servicios y su trato al cliente. Por último, la revolución de estas compañías tendrá lugar de una forma u otra, debido a la alta demanda de servicios financieros online de los clientes. “Davos 2020 es el foro ideal para unir a los líderes políticos y empresariales para impulsar el potencial positivo de la revolución fintech”, concluye Green.

menu
menu