Última actualización: 14:53 / Martes, 7 Septiembre 2021
Informe de PIMCO

Septiembre puede ser agitado y volátil en cuanto a la deuda de EE.UU.

Imagen
  • La forma más plausible de avanzar es que los demócratas intenten fijar una suspensión del techo de la deuda a un proyecto de ley de financiación de fin de año fiscal el 30 de septiembre, que “debe aprobarse para evitar un cierre del gobierno, y desafiar efectivamente a los republicanos a votar en contra”, dice el análisis de Libby Cantrill, Jerome M. Schneider y Jerry Woytash
  • Un cierre podría crear volatilidad en los mercados financieros y afectar potencialmente a la cálculo del calendario de la Fed para reducir sus compras de activos

Un verano ajetreado en el frente fiscal de EE.UU. que ha visto avances en la legislación presupuestaria e infraestructura pronto podría dar paso a otro enfrentamiento sobre el techo de deuda en la potencia norteamericana, lo que podría indicar volatilidad para los inversores en los próximos meses, dice un informe de PIMCO.

Para la firma, “la forma más plausible de avanzar es que los demócratas intenten fijar una suspensión del techo de la deuda a un proyecto de ley de financiación de fin de año fiscal” el 30 de septiembre, que “debe aprobarse para evitar un cierre del gobierno, y desafiar efectivamente a los republicanos a votar en contra”, dice el análisis de Libby Cantrill, Jerome M. Schneider y Jerry Woytash.

Además, los expertos comentan que dependiendo de cómo se desarrolle, se podría ver que el Congreso cierre el gobierno antes de llegar finalmente a un acuerdo sobre el techo, similar a lo que sucedió en octubre de 2013.

“Como sucedió entonces, un cierre podría crear volatilidad en los mercados financieros y afectar potencialmente a la cálculo del calendario de la Fed para reducir sus compras de activos”, explican.

El Senado aprobó recientemente un proyecto de ley de infraestructura bipartidista de 550.000 millones de dólares y un presupuesto no vinculante de 3,5 billones. Luego, la Cámara de Representantes aprobó el presupuesto y programó la votación sobre el proyecto de ley de infraestructura para fines de septiembre.

La aprobación del presupuesto marca el primer paso en el proceso de reconciliación, que en última instancia debería permitir al Senado eludir las reglas obstruccionistas y considerar un proyecto de ley de "infraestructura blanda" con solo 50 votos, en lugar de los 60 habituales, probablemente a finales de este año después de varios meses ruidosos de negociaciones.

PIMCO no cree que el fracaso sea una opción para los demócratas, especialmente dadas las consecuencias recientes de la retirada de las tropas estadounidenses en Afganistán, y se espera que ambos proyectos de ley finalmente se aprueben para fin de año.

Sin embargo, desde la gestora esperan que ambos paquetes fiscales tengan un impacto positivo en el crecimiento a largo plazo, y anticipan que el efecto sobre el PIB será relativamente mínimo para 2022.

Por otro lado, el mercado ha comenzado a enfocarse en otro próximo punto de inflexión fiscal: el techo de la deuda de EE.UU., que es el límite sobre la cantidad de deuda que el país puede emitir para pagar gastos anteriores y futuros.

Habiendo sido suspendido hasta el 31 de julio de 2021 en agosto de 2019, el techo de la deuda deberá elevarse en octubre o noviembre, cuando el Tesoro probablemente se quede sin sus "medidas extraordinarias" para financiar las actividades del gobierno.

Aunque la sabiduría convencional es que, por supuesto, el Congreso aumentará el techo de la deuda -"no hacerlo sería casi impensable y perjudicaría políticamente a los demócratas", dicen los expertos- la estrategia para hacerlo sigue siendo, en el mejor de los casos, turbia, lo que puede agitar los mercados financieros y podría aumentar la posibilidades de un error de política.

Puede acceder al informe completo a través del siguiente enlace.

menu