Última actualización: 20:42 / Domingo, 15 Junio 2014
Joan Grau, D.Solana y J.Mateos

¿Qué gestores han logrado retornos superiores al 100% en bolsa española en los últimos cinco años?

Imagen
¿Qué gestores han logrado retornos superiores al 100% en bolsa española en los últimos cinco años?
  • Joan Grau, de EDM, es más cauto ahora con el mercado que hace dos años
  • EDM acaba de lanzar en Luxemburgo una estructura master-feeder de su fondo de bolsa española
  • María Dolores Solana aprovecha el potencial de las smallcaps españolas: invierte en 30 nombres en mercados bajistas y en 50 en alcistas
  • Barclays: "la renta variable española presenta un excelente potencial a medio y largo plazo”

Los cinco mejores gestores de renta variable española a lo largo del último lustro han logrado ofrecer a sus inversores una rentabilidad total de al menos el 100% de su inversión, es decir, les han permitido doblarla. Según una lista elaborada por Citywire, con datos a finales de marzo de 2014, lideran la lista el equipo de renta variable de Mutuactivos, con Ricardo Cañete al frente, e Iván Martín, de Santander AM. La tercera posición la ocupa Joan Grau Roig, gestor de EDM Gestión, seguido de María Dolores Solana, de Santander AM, y José Joaquín Mateos, de Barclays.

Joan Grau Roig, EDM Gestión

Tras el equipo de renta variable de Mutuactivos y el trabajo de Iván Martín, gestor en Santander AM, Joan Grau, presidente de EDM Gestión, es el gestor que más partido ha logrado sacar a la bolsa española en el último lustro, con un retorno acumulado del 102,5% a finales de marzo de 2014, según los datos de Citywire, y gracias a su trabajo al frente de los fondos EDM Inversión, dedicado en su totalidad a las acciones españolas, y Radar Inversión, que invierte la mayoría de su cartera –en torno a un 90%- en bolsa española pero dedica un 10% de sus inversiones a oportunidades en bolsa europea.

Los dos fondos están domiciliados en España pero, ante la demanda de los clientes institucionales a través de Luxemburgo, en abril de 2014, hace apenas un mes, EDM decidió registrar en Luxemburgo un fondo feeder, llamado Spanish Equities, que invierte la totalidad de su cartera en EDM inversión, su fondo máster. Grau explica a Funds Society que, a raíz de los diversos premios recibidos en los últimos años por parte de organismos como Allfunds y Expansión o Morningstar, y a raíz del apetito por las acciones españolas, se ha disparado la demanda institucional para entrar en el fondo de acciones españolas y, ante las dificultades de acceso para inversores internacionales, en la gestora decidieron lanzar esa estructura master-feeder en el Ducado. Apenas unas semanas tras su lanzamiento ya es traspasable al contar con más de 500 inversores y unos 11 millones de euros.

El producto luxemburgués, creado para atender a esa demanda internacional creciente, cuenta con inversores sobre todo europeos pero también latinoamericanos (captados principalmente a través de la oficina comercial que EDM tiene en México), con los que Grau espera ver crecer de forma importante su patrimonio. “Los inversores latinoamericanos tienen muy concentradas sus inversiones en EE.UU. y Latam y necesitan diversificación”, explica.

Al preguntarle actualmente sobre su visión del mercado bursátil en España, Grau se muestra cauto y habla de un “encefalograma plano”, puesto que se mueve en dos direcciones opuestas: por un lado, existe mucho apetito por parte de los inversores, que acuden a la bolsa por falta de otras alternativas de rentabilidad que antes encontraban en los bonos o los depósitos; por otro, hay un posible estancamiento hasta que se materialice la recuperación económica. “Los procesos de cambio de ciclo económico siempre son adelantados por la bolsa, y eso es lo que ha ocurrido. Pero el crecimiento económico ha de trasladarse a las empresas y eso lleva más tiempo. Si la bolsa sigue subiendo y los beneficios empesariales no terminan de llegar, el mercado frenará e incluso podría afrontar correcciones”, dice. En su opinión, ahora se está frenando pero hay altas posibilidades de correcciones, no dramáticas, pero para acompasar las cotizaciones al ritmo de crecimiento de las compañías. A esto se une la posibilidad de deterioros en los resultados ante la exposición de ciertas compañías a las divisas latinoamericanas, que afrontan un periodo turbulento.

En este contexto, las oportunidades son menores que hace dos años, cuando se generaron distorsiones en buenas compañías penalizadas por la marca España. Una vez corregidas tras la fuerte caída de la prima de riesgo, muchas cotizaciones se han situado “en niveles exigentes”. Aunque no cree que la bolsa esté cara, Grau dice que muchos nombres ya no están baratos y prefiere esperar y ver correcciones para entrar o compañías cuyos resultados empiecen a adecuarse a la recuperación (puesto que, con más crecimiento, el PER cae y las compañías se abaratan).

María Dolores Solana, Santander AM

María Dolores Solana, gestora de Santander AM y al frente del fondo Santander Small Caps Espana, FI, ha logrado retornos del 100,72% a cinco años. El fondo está domiciliado úniamente en España e invierte al menos el 75% de su cartera en renta variable, con más del 90% de esas posiciones en acciones españolas. El resto, en renta fija de emisores domiciliados en países europeos. La filosofía del fondo es invertir  en empresas españolas de pequeña y mediana capitalización, filosofía que se ha mantenido constante durante los 10 años de track record del fondo. “Invertimos en compañías con un sólido modelo de negocio, líderes en sus sectores, management de demostrada credibilidad, valoraciones atractivas y potencial de crecimiento a medio plazo”, explican desde la gestora.

El fondo busca disminuir el riesgo específico con una cartera bien diversificada. El numero de valores oscila entre 30 en mercados bajistas y 50 en mercados alcistas. El fondo tiene una rotación baja, “solemos mantener una exposición bursátil constante del 95% ya que apostamos por compañías y por sus modelos de negocios, no por acertar en la dirección del mercado. No hacemos estrategias de derivados, ni cortos”. Entre sus posiciones figuran Amadeus, Vidrala o BME.

“El tracking error es elevado (7,85) y la beta baja (0,7), siendo dicha beta más baja en las caídas (0,5) que en las subidas (0,8). Nuestro objetivo es ser eficientes para el inversor teniendo en cuenta  el binomio rentabilidad riesgo”, explican desde Santander AM.

José Joaquín Mateos, Barclays Wealth Managers España

José Joaquín Mateos, gestor de Barclays Wealth Managers España - la gestora de instituciones de inversión colectiva de Barclays en España- y al frente del Barclays Bolsa España Seleccion, FI -domiciliado en España y sin versión luxemburguesa-, ha conseguido un retorno del 100% en cinco años. El fondo invierte al menos el 75% de sus activos en renta variable (el 90% acciones españolas). La cartera se basa en la selección de valores de pequeña y mediana capitalización con pocas probabilidades de ser incluidos en el Ibex-35, que están infravaloradas y que cuentan con un gran potencial de crecimiento.

El gestor realiza una selección activa de compañías basado en criterios como valoración, fortaleza de balance, dividendo, crecimiento, generación de flujos de caja, reestructuraciones o exposición internacional, haciendo hincapié en uno u otro factor en función de la visión que se tenga del entorno de mercado. El gestor busca aportar valor con la selección de valores, los pesos en los distintos sectores y en momentos puntuales con el nivel de exposición.

“Aun teniendo en cuenta que la situación económica se mantendrá complicada en el corto plazo, creemos que comienza a ser interesante invertir en bolsa española. Se ha producido una reducción importante del riesgo asociado a España”, dicen desde la entidad, que está provocando una vuelta de los inversores a la bolsa. “En la medida que este proceso de normalización del riesgo continúe y que los resultados empresariales mejoren, consideramos que la renta variable española presenta un excelente potencial a medio y largo plazo”, y recuerdan la internacionalización de muchas compañías. Actualmente el fondo tiene sus mayores posiciones en los sectores de industriales y materiales (26%), financiero (19%), consumo cíclico (13%), y telecomunicaciones (11%).

menu
menu