Última actualización: 06:21 / Lunes, 14 Febrero 2022
Análisis de NN IP

Valores respaldados por activos: ¿una alternativa de diversificación para 2022?

Imagen
  • La inflación elevada y persistente crea un contexto difícil para los activos de renta fija convencionales
  • Los bonos de titulización tienen tipos flotantes en lugar de fijos, lo que puede proporcionar protección en un entorno de tipos de interés más altos
  • Los emisores de valores respaldados por activos están reflejando cada vez más las consideraciones ASG, lo que está ayudando a mejorar su perfil al respecto

El aumento de los tipos de interés y la persistencia de la inflación están creando un escenario difícil para los mercados de renta fija a principios de 2022. Según NN Investment Partners (NN IP), los mercados de valores respaldados por activos pueden arrastrar una dudosa reputación heredada de la crisis financiera mundial, pero ofrecen importantes oportunidades para los inversores que buscan opciones alternativas de diversificación y rendimiento para el año que comienza.

Bart Bakx, director del equipo de ABS e hipotecas de NN Investment Partners, explica que  "los valores respaldados por activos pueden abordarse desde muchos ángulos diferentes y pueden proporcionar una diversificación considerable para una cartera de renta fija convencional. Los bonos de tipo variable no sólo son útiles en un entorno de tipos al alza, sino que los valores respaldados por activos financian una serie de actividades, desde el arrendamiento de equipos hasta las instalaciones logísticas. Los inversores pueden recurrir cada vez más a esta clase de activos a medida que los tipos de interés suben".

Un mercado en crecimiento

El sector de los ABS se vio muy afectado durante la crisis financiera mundial y la emisión se ralentizó. Sin embargo, se ha reactivado en Europa y Estados Unidos, y en 2021 se registró una emisión récord en los mercados primarios europeos de aproximadamente 115.000 millones de euros. Los inversores han revisado progresivamente su opinión sobre esta clase de activos, ya que en los últimos años se han experimentado pérdidas crediticias limitadas en los mercados europeos. En general, los ABS han ofrecido una prima sobre otros valores de renta fija con una calificación similar. Más recientemente, el impulso en el sector se ha acelerado, guiado por cuatro consideraciones clave: los tipos flotantes frente a los fijos, el potencial de diversificación, el espectro de riesgo y la creciente adopción de credenciales ASG.

Tipos flotantes

Los valores respaldados por activos tienen cupones de tipo flotante. En épocas de subida de los tipos de interés y de inflación, los instrumentos de tipo fijo pueden ofrecer rendimientos negativos, mientras que los instrumentos de tipo flotante pueden ofrecer cierta protección a la cartera, ya que los cupones se reajustan al alza en función de los cambios de política de los bancos centrales. Esto puede impulsar a menudo los flujos hacia esta clase de activos durante un ciclo de endurecimiento monetario.

Diversificación

Los valores respaldados por activos se utilizan para financiar sectores muy diferentes, a menudo allí donde los bancos han dejado de conceder préstamos. En los últimos 12 meses hemos visto cómo se titulizan nuevos tipos de garantías subyacentes, por ejemplo arrendamientos de equipos, peajes de autopistas, instalaciones logísticas y marketplace lending, todo lo cual se suma a los beneficios de la diversificación, pero también proporciona pruebas de que los valores ABS financian la economía real, desde los consumidores hasta las pymes.

El sector también puede aportar exposición al riesgo de los consumidores a través, por ejemplo, de los reembolsos hipotecarios. Esto contrasta con otros valores de renta fija, que tienden a ofrecer únicamente exposición a gobiernos o empresas. Aunque habrá momentos buenos y malos para invertir en riesgo de consumo, puede proporcionar una verdadera diversificación.

Espectro de riesgo

Como los valores respaldados por activos financian un conjunto de activos que funcionan como garantías mediante la emisión de diferentes tramos (notas con diferentes perfiles de riesgo/beneficio respaldadas por el mismo conjunto de garantías), dentro de una misma emisión los inversores pueden elegir entre una gama de valores con diferentes calificaciones. Esto significa que pueden elegir el tipo de riesgo que quieren asumir. Los emisores pueden crear bonos con calificación AAA sobre un fondo común de garantías específico con rendimientos más bajos, junto con bonos de menor calificación que asumen posibles pérdidas. Estos suelen tener rendimientos similares a los de la renta variable, con características de alto rendimiento.

Potencial ASG

Los valores respaldados por activos son diversos. La mayoría de los emisores reconocen que las consideraciones ASG están en la mente de la gente y están poniendo a disposición más datos para su evaluación. También hay emisiones "verdes" que siguen desarrollándose a medida que los emisores aprovechan este tema para sus puntos fuertes: aprovechando los aspectos medioambientales para las hipotecas o, por ejemplo, los aspectos sociales para los préstamos al consumo. En general, los emisores se sienten cómodos respondiendo a estas preguntas y la diversidad de opciones para elegir dentro del sector permite a los inversores ser selectivos.

Con cupones de tipo variable, los bonos de titulización pueden ser una herramienta importante para que los inversores gestionen los riesgos de inflación y de tipos de interés dentro de una cartera. El crecimiento del mercado está aportando además un espectro más amplio de oportunidades para los inversores. Esto permite una mayor diversificación y una gama de opciones de riesgo. Los emisores de valores respaldados por activos reconocen cada vez más la importancia de las consideraciones ASG en la toma de decisiones de los inversores.

"Todas estas características contribuyen a los beneficios de la diversificación, lo que ha dado lugar a una baja correlación histórica con otros valores de renta fija y, como se ha señalado anteriormente, el mercado sigue evolucionando en ese sentido mediante la incorporación de nuevos tipos de garantías”, concluye Bakx.

“La combinación de los beneficios de la diversificación –añade-, junto con el saludable repunte de los diferenciales frente a la renta fija tradicional y la naturaleza de los tipos flotantes, debería añadir valor en la construcción de carteras en los actuales escenarios económicos. Además, el hecho de que los emisores tengan cada vez más en cuenta los factores ASG abre una nueva base de inversores para esta clase de activos. En el actual entorno inflacionario, esta clase de activos debería estar en la mente de los inversores".

menu