Última actualización: 09:11 / Jueves, 6 Abril 2017
Advisor Fund Forum

MFS: Rutan urge a los asesores a luchar contra la "plaga del cortoplacismo" y defiende la gestión activa

Imagen
MFS: Rutan urge a los asesores a luchar contra la "plaga del cortoplacismo" y defiende la gestión activa
  • Los pobres resultados de la gestión activa se han debido a la baja dispersión, la falta de exposición al mercado estadounidense, los bajos tipos de interés y el ciclo alcista de bolsa
  • Pero esos inferiores resultados obtenidos recientemente por la gestión activa se han debido a factores cíclicos y/o irregulares
  • Para evitar que siga sucediendo es necesario empezar por combatir el cortoplacismo, alinear los incentivos y evitar comportamientos de “rebaño”
  • Urge a los asesores a redefinir su método de evaluación y a combatir la “plaga del cortoplacismo”

Brad Rutan -director y especialista de producto en MFS Investment Management- analizó con los asistentes al Advisor Fund Forum de MFS, organizado por la gestora hace unas semanas, las causas por las que en los últimos tres años los gestores pasivos lo han hecho mejor que los activos, para, a continuación, compartir su estrategia para vadear las dificultades de este entorno.

Tras la bienvenida de José Corena, managing director para la región de las Américas, al evento que se celebró en el hotel 3 West Club, Rutan explicó que los pobres resultados de la gestión activa en estos últimos años se han debido a la suma de varios factores, entre los que se encuentra la baja dispersión, la falta de exposición al mercado estadounidense, los bajos tipos de interés y el hecho de que hayamos vivido un ciclo alcista de bolsa, que dificulta enormemente a los gestores activos batir al índice.

Además, Rutan arguye que un ciclo completo de mercado es mucho más amplio que el periodo de tres años que los inversores están tomando en consideración en sus análisis y decisiones de contratar con gestoras o despedirlas, cuando es en los ciclos completos de mercado donde la gestión activa supera a la pasiva. De hecho, compartió datos de un estudio realizado por la firma que muestra que alrededor del 70% de los inversores considera que un ciclo completo supera los cinco años, para cerrarse en un periodo de entre siete a 10 años.

Según expuso Rutan, la forma de “navegar” estas aguas incluye tres consideraciones: minimizar la falta de alineamiento, para lo que es necesario combatir el cortoplacismo y alinear la compensación de los gestores con los plazos de los objetivos de los inversores.

La segunda consideración nos llevaría a evaluar las capacidades de los gestores, lo que implica conocer bien los procesos y filosofía del fondo, no sobrevalorar los comportamientos pasados, pero conocerlos y analizar por qué se dieron, saber si pueden repetirse y tener la vista puesta en un ciclo entero de mercado.

Por último, el experto recomienda escapar de la paradoja de la medida y mantener la disciplina de “actualizar el marco temporal”,  pues en un periodo de 10 años hay 70 u 80 ciclos de 5 años y hay que mirar su conjunto, y retar las comparaciones con los índices de referencia.

Para concluir, Rutan volvió a defender que los inferiores resultados obtenidos recientemente por la gestión activa se han debido a factores cíclicos y/o irregulares, y urgió a los asesores a redefinir su método de evaluación y a combatir la “plaga del cortoplacismo”.

menu