Última actualización: 04:06 / Jueves, 27 Agosto 2020
Según S&P Global Ratings

Mercado Único de Capitales de la UE: la salida para el crecimiento económico, la financiación de las pymes y el proyecto comunitario

Imagen
  • La Unión de los Mercados de Capitales es una iniciativa de la UE cuyo objetivo es profundizar e integrar en mayor medida los mercados de capitales de los Estados miembros de la UE
  • Las gestoras de activos y las compañías de la infraestructura del mercado se verán beneficiadas, en detrimento de los bancos europeos
  • Según la firma, un elemento que puede impulsar este proceso es el mayor peso y relevancia de las finanzas sostenibles

En su último informe, S&P Global Ratings defiende que la creación del Mercado Único de Capitales en la Unión Europea será capaz de estimular el crecimiento económico, la canalización eficiente de financiación hacia las pequeñas y medianas empresas, y el ahorro hacia productos de pensiones e inversión sostenible. Un reto que todavía la UE tiene que terminar de concretar y que impulsará la economía de la zona euro.

"Es probable que el entorno de tipos de bajos se mantengan por un tiempo prolongado, lo que puede acabar generando una dependencia en los activos de deuda de la economía de la UE. Es cierto que unos tipos bajos pueden proteger la financiación de algunas compañías y gobiernos, pero no ayudará a equilibrar la economía europea ni a fomentar la financiación para las pymes. Además, los bajos rendimientos de los activos denominados en euros podrían desviar parte de los ahorros de los europeos de activos financieros a activos inmobiliarios, lo que no contribuye a movilizar capital en Europa. Por eso consideramos que los bajos tipos aumentan los argumentos en favor del Mercado Único de Capitales en la Unión Europea”, explica Sylvain Broyer, economista jefe para EMEA de S&P Global Ratings EMEA.

La Unión de los Mercados de Capitales es una iniciativa de la UE cuyo objetivo es profundizar e integrar en mayor medida los mercados de capitales de los Estados miembros de la UE. La iniciativa tiene por objeto proporcionar nuevas fuentes de financiación a las empresas, especialmente a las pequeñas y medianas empresas; reducir el coste de la obtención de capital; ofrecer nuevas opciones a los ahorradores en toda la UE; facilitar la inversión transfronteriza y atraer más inversión extranjera hacia la UE; apoyar proyectos a largo plazo; y conseguir que el sistema financiero de la UE sea más estable, resistente y competitivo.

En consecuencia, esta iniciativa dejará, en opinión de S&P Global Ratings, ganadores y perdedores. Las gestoras de activos y las compañías de la infraestructura del mercado se verán beneficiadas, en detrimento de los bancos europeos. El motivo es sencillo: aumentarán los flujos de capital hacia el mercado desde el balance de los bancos hacia las firmas de gestión de activo y la infraestructura financiera (bolsas, cámaras de compensación y depositarios de valores). 

Bernd Ackermann, analista de crédito de S&P Global Ratings, se muestra optimista y destaca que la Unión de los Mercados de Capitales también ofrecerá oportunidades a los bancos para “generar ingresos adicionales tomando parte del mercado de capitales y gestionando su capital y el riego del crédito de forma más eficaz”. En su opinión, esto aliviaría el desafío que tienen los bancos con la implementación de Basilea III, además de fomentar la libre competencia entre los bancos de inversión fuera de la Unión Europea. 

Posibles catalizadores

Según la firma, un elemento que puede impulsar este proceso es el mayor peso y relevancia de las finanzas sostenibles. En opinión de David Henry Doyle, jefe de asuntos gubernamentales y políticas públicas para EMEA de S&P Global, podría incluso llegar a desbloquear la situación. “Un marco de la UE para educar a los potenciales inversores sobre inversiones sostenibles podría ayudar a vincular los altos ahorros europeos con el creciente apetito por la inversión bajo los criterios ESG, pero también desbloquear el capital extranjero. El fortalecimiento de las pymes europeas, que parecen tener un menor impacto ambiental pero que al estar integradas en las comunidades locales tienen más capacidad de movilizar capital, podría venir dado del mayor interés por la inversión sostenible”, explica. 

Con o sin criterios ESG, desde S&P Global Ratings consideran que la creación de una bolsa europea centralizada ayudaría a financiar a las pymes y a movilizar capital, tanto de inversores institucionales como minoristas. 

Por último señalan que también se podría beneficiar la mayor demanda e interés de los inversores por los ETFs, de los que valoran positivamente su transparencia y bajo coste. “La Unión de los Mercados de Capitales puede apoyar la adopción de productos más transparente de renta variable y de bajo coste creando un cierre coordinado de renta variable europea. Además, el aumento de la transparencia de los productos, como es el caso de los ETFs, puede atraer a inversores pasivos y activos, mejorando la liquidez y la eficiencia en toda Europa”, sostienen. 

"Si no se avanza hacia la finalización de la Unión de los Mercados de Capitales, será cada vez más difícil para la UE romper el círculo vicioso de alta deuda y bajo crecimiento en el que ha caído, empujando a los ahorradores a buscar rendimientos invirtiendo fuera del mercado europeo”, advierte Broyer como principal conclusión. 

Estas reflexiones corresponden al informe The EU Capital Markets Union: Turning The Tide, que forma parte de una iniciativa de S&P Global para analizar y valorar cuestiones de actualidad. En él se recogen las opiniones de S&P Global Ratings, S&P Global Market Intelligence, S&P Global Index y S&P Global Government Affairs & Public Policy.

menu