Última actualización: 03:40 / Lunes, 7 Marzo 2022
Entrevista con el gestor

Matthew Rusell (M&G): “Un entorno inflacionista puede ser a menudo bastante favorable para las valoraciones del crédito”

Imagen
  • “Los inversores buscan estrategias de renta fija defensivas, diseñadas específicamente para resistir un entorno de mayor inflación y de subida de los tipos de interés”, señala el gestor
  • En su opinión, “los rendimientos del mercado de bonos corporativos están impulsados por una combinación de factores macroeconómicos, de activos, sectoriales y bursátiles”
  • “Creemos que estamos en una fase de transición en la que los inversores están reaccionando a una nueva realidad de mayor inflación y tipos más altos”
  • Sobre cuáles son las mejores oportunidades de inversión, el gestor señala que “un área clave que encontramos en un entorno de subida de tipos es la de los ABS de alta calidad”

“Ante la perspectiva de un aumento de la inflación y de las subidas de los tipos de interés de los bancos centrales, los clientes pueden preguntarse si es el momento adecuado para mantener los bonos”, reconoce Matthew Rusell, gestor del M&G (Lux) Short Dated Corporate Bond Fund, una estrategia de crédito investment grade de corta duración. En esta entrevista hemos querido abordar con Rusell las principales inquietudes de los inversores respecto a la renta fija y cuáles son las mejores oportunidades para sus carteras ante el contexto actual. 

P. Los activos de renta fija se enfrentan actualmente a uno de sus entornos más complejos: inflación y tipos de interés. ¿Ha cambiado su papel en las carteras de los inversores?

R. La inflación suele ser negativa para los bonos, ya que se erosiona el valor real de sus pagos fijos, mientras que la subida de los tipos de interés también puede afectar negativamente al valor de los activos de renta fija convencionales. Sin embargo, creemos que hay una serie de estrategias que pueden utilizarse para ayudar a mitigar el impacto negativo del aumento de la inflación o de los tipos de interés. En primer lugar, el riesgo de tipo de interés o la duración (la sensibilidad a las variaciones de los tipos de interés) debe gestionarse cuidadosamente. Los activos de renta fija de mayor duración son más susceptibles a la subida de los tipos de interés, por lo que una estrategia centrada en bonos de menor duración puede ofrecer una mayor resistencia en un entorno de subida de tipos.

En segundo lugar, un entorno inflacionista puede ser a menudo bastante favorable para las valoraciones del crédito, ya que la inflación suele producirse durante los períodos de expansión económica, cuando las empresas estarían normalmente bien situadas para aumentar sus beneficios y reducir sus niveles de deuda. Por lo tanto, mantener una exposición al crédito de alta calidad, limitando al mismo tiempo el riesgo de los tipos de interés, puede ser una estrategia sensata para quienes estén preocupados por el aumento de la inflación. 

Por último, destacamos la importancia de mantener un enfoque flexible y activo, ya que esto permite al gestor ajustar el posicionamiento en respuesta a un contexto económico cambiante y centrarse en las áreas del mercado que parecen mejor situadas para resistir un entorno más inflacionista.

P. ¿Qué buscan los inversores en renta fija en estos momentos?

R. Los inversores están actualmente preocupados por el impacto negativo del aumento de la inflación y, por lo tanto, buscan estrategias de renta fija defensivas, diseñadas específicamente para resistir un entorno de mayor inflación y de subida de los tipos de interés. Un ejemplo de ello es nuestro fondo M&G (Lux) Short Dated Corporate Bond Fund.

P. ¿Qué papel puede desempeñar un fondo como el M&G (Lux) Short Dated Corporate Bond Fund en las carteras de los inversores?

R. El M&G (Lux) Short Dated Corporate Bond Fund ofrece a los inversores una propuesta clara y defensiva que busca mitigar el impacto negativo de la subida de los tipos de interés. El fondo tiene un enfoque muy activo que puede aprovechar la experiencia del equipo interno de investigación de crédito de M&G, ya que tratamos de identificar las oportunidades más atractivas en los mercados de crédito mundiales. En un entorno de mercado más volátil, con una creciente dispersión entre las valoraciones de los créditos individuales, creemos que el actual contexto puede proporcionar una rica fuente de oportunidades para los gestores activos. La estrategia de inversión del fondo se basa en el principio de que los rendimientos del mercado de bonos corporativos están impulsados por una combinación de factores macroeconómicos, de activos, sectoriales y bursátiles. Dado que hay diferentes factores que dominan los rendimientos en las distintas fases del ciclo económico, el gestor del fondo aplica un enfoque de inversión dinámico. Cambia la combinación de duración y exposición al crédito en la cartera para dar el peso adecuado a los factores que impulsan la rentabilidad en cada fase del ciclo económico.

P. Vemos que el fondo se centra en el crédito de grado de inversión con corta duración con. ¿Por qué cree que es un activo adecuado para el entorno actual?

R. El fondo tiene un perfil de duración de entre 0 y 3 años, a la vez que proporciona exposición al crédito con grado de inversión (bonos de alta calidad emitidos por empresas) de cualquier parte del mundo. Esto está diseñado para reducir la volatilidad y mitigar el impacto negativo del aumento de los rendimientos de los bonos, que son comunes en un entorno inflacionario.

P. Desde finales de año, los mercados de crédito han registrado un aumento de la volatilidad y una perspectiva de subidas de tipos de los bancos centrales; ¿han influido estos factores en el rendimiento del crédito investment grade? 

R. Creemos que estamos en una fase de transición en la que los inversores están reaccionando a una nueva realidad de mayor inflación y tipos más altos. Esto está creando volatilidad y probablemente continuará haciéndolo a medida que los inversores asimilen la nueva información sobre la inflación futura y la trayectoria de las subidas de los tipos de interés. 

Sin embargo, no creemos que estemos en un punto de inflexión del ciclo. La economía es robusta, el mercado laboral está caliente y los salarios están aumentando rápidamente. Los bancos centrales subirán los tipos en respuesta a estos factores, pero esto no debería hacer descarrilar la economía en breve. La política monetaria funciona con retraso. La subida de tipos no tendrá un impacto inmediato en la economía real, ya que la política monetaria suele tardar unos 18 meses en afectar al mundo real. Además, los bancos centrales siguen siendo enormemente acomodaticios en relación con el entorno en el que vivimos actualmente: los tipos reales son profundamente negativos, lo que sugiere que hay mucho margen para que la Reserva Federal suba los tipos antes de ralentizar realmente la economía. En consecuencia, los impagos de los bonos corporativos deberían seguir siendo bajos, lo que favorece las inversiones en crédito.

P. Una de las estrategias del fondo es "jugar la carta de la corta duración"; ¿por qué la duración es clave en el entorno actual? 

R. Creemos que un perfil de duración más corto es fundamental para reducir la volatilidad y mitigar el impacto negativo del aumento de los rendimientos de los bonos, que son comunes en un entorno inflacionario.

P. Qué cambios significativos han realizado en la cartera y cómo están preparando el fondo para las primeras posibles subidas de tipos de interés en el primer semestre del año?

R. Hemos orientado el fondo hacia un posicionamiento defensivo. La duración, aunque siempre es estructuralmente baja en estos fondos, está justo por debajo de la neutral. Estamos posicionados defensivamente en crédito, manteniendo la pólvora seca para añadir más riesgo si los mercados nos ofrecen una oportunidad atractiva.  No creemos que la reciente debilidad del crédito sea suficiente para motivarnos a añadir riesgo de forma significativa todavía. Un área de oportunidad clave que encontramos en un entorno de subida de tipos es la de los ABS de alta calidad, que pueden ofrecer a los inversores una compensación adicional por un determinado nivel de riesgo crediticio por encima de la de los bonos corporativos. Además, a menudo son de naturaleza flotante, lo que da a los inversores la oportunidad de recibir cupones que aumentan en línea con la subida de los tipos de interés.  Es importante investigar en este sentido para entender bien en qué se está invirtiendo: Tengo la suerte de contar con el apoyo de un importante equipo de investigación crediticia centrado específicamente en los ABS, lo que me ayuda a aprovechar estas oportunidades.

menu