Última actualización: 10:24 / Jueves, 29 Agosto 2019
Janus Henderson Investors

Los datos de la actividad en China: todavía no descorchen el champán

Imagen
Los datos de la actividad en China: todavía no descorchen el champán
  • Las tendencias en los cambios del PIB nominal reflejan el desarrollo en los precios, así como en la producción, pero un crudo ajuste puede ser realizado al deflactar las cifras con el índice de precios al consumidor
  • En términos de crecimiento trimestral, la tasa oficial de crecimiento de la serie del PIB real también cayó en el último trimestre, hasta un 1,4% desde un 1,5% en el cuarto trimestre
  • La expansión nominal del GDP está cerca de su mínimo y se recuperará ligeramente durante el resto de 2019. Sin embargo, no se prevé una aceleración al estilo de 2016, según las tendencias monetarias actuales

La economía China permaneció tenue a principios de 2019. Los datos oficiales del PIB real son, según apunta Simon Ward, asesor económico de Janus Henderson Investors, increíblemente homogéneos. Las tendencias en los cambios del PIB nominal reflejan el desarrollo en los precios, así como en la producción, pero un crudo ajuste puede ser realizado al deflactar las cifras con el índice de precios al consumidor. 

El primer gráfico muestra los cambios que se han producido en las tres series anteriores, ajustadas por estacionalidad. Las tres series - PIB real, PIB nominal y PIB nominal deflactado por el IPC – se desaceleraron aún más en el primer trimestre. 

Las caídas no son un artefacto para utilizar en los cambios de los dos trimestres. En términos de crecimiento trimestral, la tasa oficial de crecimiento de la serie del PIB real también cayó en el último trimestre, hasta un 1,4% desde un 1,5% en el cuarto trimestre.  

La desaceleración aún mayor en el PIB nominal es consistente con las débiles tendencias monetarias de mediados de 2018: el crecimiento de la verdadera masa monetaria M1 a seis meses alcanzó un mínimo en agosto del año pasado, según puede verse en la segunda gráfica. 

La subsecuente estabilización y la modesta reciente recuperación en el crecimiento del dinero en su sentido más estrecho sugiere que la expansión nominal del GDP está cerca de su mínimo y se recuperará ligeramente durante el resto de 2019. Sin embargo, no se prevé una aceleración al estilo de 2016, según las tendencias monetarias actuales.

¿Qué explican los datos súper fuertes de la producción industrial del mes de marzo, que muestran un aumento en el crecimiento interanual al 8,5% desde el 5,3% desde el mes de enero a febrero? ¿Implica acaso un repunte económico en el último trimestre que se incorporará a unos significativamente mejores resultados del PIB del segundo trimestre?
La fortaleza de la producción industrial no se reflejó en otras series mensuales. El crecimiento de las ventas minoristas, ajustado por la inflación, disminuyó ligeramente en comparación con los datos de enero y febrero, como muestra el tercer gráfico. 

El crecimiento de la inversión en activos fijos -una serie de valores- mejoró, pero se mantiene dentro del rango. Como era de esperar, la reciente debilidad en los beneficios ha provocado una desaceleración en la inversión privada, compensando un repunte en el gasto del gobierno, como se puede observar en el cuarto gráfico.  

El aumento en el crecimiento de la producción industrial se puede atribuir parcialmente a las fechas de vacaciones de año nuevo en 2018 y 2019, que resultaron en una mayor carga inicial de la producción en el primer trimestre del año pasado y una carga posterior en este año. Esto deprimió artificialmente el crecimiento interanual en los meses de enero y febrero, con un impulso compensatorio en marzo.

Además, el recorte sobre el IVA en el mes de abril ha creado un incentivo para que las empresas adelanten sus compras de insumos para beneficiarse de la exención a la tasa anterior. Las empresas proveedoras aumentaron la producción para adaptarse a esta demanda temporal. Esto también explica en parte unos incrementos mayores de lo esperado en el PMI de la producción oficial y el en PMI de la producción elaborado por Markit/Caixin en el mes pasado.

Ambas explicaciones sugieren una normalización del crecimiento de la producción en el mes de abril alrededor de la media del primer trimestre del 6,5%.


*PIB real ajustado estacionalmente por la fuente, ajuste propio en el PIB Nominal.


Información importante

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas/equipos de Janus Henderson Investors. Cualquier instrumento, fondo, sector e índice citados en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o solicitud para comprar o vender alguno de ellos.

Las rentabilidades pasadas no son promesa o garantía de rentabilidades futuras. Todas las cifras de rentabilidad incluyen tanto los aumentos de las rentas como las plusvalías y las pérdidas, pero no refleja las comisiones actuales ni otros gastos del fondo.
La información contenida en el presente artículo no constituye una recomendación de inversión.
Con fines promocionales.

 

menu