Última actualización: 11:11 / Miércoles, 9 Junio 2021
Registró 4,2% en abril

Los analistas dudan de que la Fed pueda controlar la aceleración de la inflación en EE.UU.

Imagen
  • En caso de que el dato de abril se convierta en una tendencia, se podría registrar una mayor volatilidad en los mercados financieros debido a los incentivos que se le presentarían a la Fed para empezar a retirar estímulos económicos de forma más anticipada, reflexiona un estudio de Puente
  • Los inversores ya han visto aumentos generalizados de precios en materias primas como el cobre y la madera, mientras que el pronóstico de inflación del mercado de bonos durante la próxima década ha aumentado sustancialmente, dice el informe de Seeking Alpha
  • Este aumento impulsará las expectativas de un endurecimiento de la política monetaria de la Fed antes de lo previsto, el aumento de los rendimientos de los bonos a largo plazo y la aceleración de la rotación de los inversores, dijo Ben Laidler, estratega de mercados globales de eToro
  • En cuanto al dólar, estas cifras de inflación son “una amenaza”, dijo Kevin Lester, director ejecutivo de Validus

La inflación de EE.UU. fue 4,2% en abril, por encima del 3,6% esperado por el consenso de los analistas y del 2,6% registrado en el mes anterior. A su vez, el dato de inflación núcleo (excluyendo alimentos y combustibles) cerró en 3%, por encima del 2,3% esperado por el consenso de analistas. Esta última medida es la usada por la Fed para sus decisiones de política monetaria, en la que fijaron un objetivo de inflación núcleo promedio del 2%.

Los detalles muestran que los precios de los automóviles usados ​​fueron la gran sorpresa, subieron un 10% intermensual, mientras que los precios de los vehículos nuevos subieron un 0,5%; esto demuestra el impacto de las interrupciones en el suministro en el sector relacionadas con los chips semiconductores sobre los que los fabricantes de automóviles han hablado mucho. Al mismo tiempo, los controles de estímulo significan que los compradores tienen efectivo para gastar, por lo que los precios están subiendo, dice un informe de ING.

Por otro lado, las fricciones de reapertura económica son evidentes en tanto que los precios de las actividades recreativas subieron un 0,9%, los productos básicos subieron un 1,1%, los alimentos un 0,4% y la educación y la ropa subieron un 0,3% intermensual.

La energía cayó, pero aparte de eso, los únicos componentes "benignos" fueron el alquiler equivalente de los propietarios (pero que se elevará por encima del segundo semestre de este año como una respuesta rezagada al aumento de los precios de las propiedades) y la atención médica. Sin embargo, es probable que este último repunte a medida que los procedimientos electivos estén más disponibles.

¿Un repunte de la inflación transitorio?

Anteriormente, la Fed ha señalado que la aceleración inflacionaria sería temporal y que la entidad mantendrá la tasa de interés de referencia en torno a 0%, continuando al mismo tiempo con la compra de activos por al menos 120.000 millones de dólares mensuales.

En caso de que el dato de abril se convierta en una tendencia, se podría registrar una mayor volatilidad en los mercados financieros debido a los incentivos que se le presentarían a la Fed para empezar a retirar estímulos económicos de forma más anticipada, reflexiona un estudio de Puente

Seeking Alpha coincide en su análisis que la Fed ha sostenido que el repunte de la inflación será transitorio. Sin embargo, los operadores de los mercados financieros no parecen estar tan seguros. Los inversores ya han visto aumentos generalizados de precios en materias primas como el cobre y la madera, mientras que el pronóstico de inflación del mercado de bonos durante la próxima década ha aumentado sustancialmente, dice el artículo.

Mientras tanto, el uso de la palabra "inflación" por parte de los ejecutivos ha aumentado un 800% en las convocatorias de ganancias del primer trimestre, según el Bank of America, mientras que el informe de empleo de la semana pasada se ve como una señal de que las empresas tendrán que aumentar los salarios para atraer a más desempleados. en la fuerza laboral.

Por otra parte, Ben Laidler, estratega de mercados globales de eToro reflexionó sobre las cifras, apuntando que "fueron significativamente más altas de lo previsto en todos los ámbitos”. Según el experto de la plataforma digital, “esto impulsará las expectativas de un endurecimiento de la política monetaria de la Fed antes de lo previsto, el aumento de los rendimientos de los bonos a largo plazo y la aceleración de la rotación de los inversores, que se alejarán del sector tecnológico de alto rendimiento y se dirigirán hacia los productos cíclicos y de valor”.

Además, es probable que se vea una mayor incertidumbre y volatilidad en los mercados, sobre todo después de las ganancias de dos dígitos de la renta variable ya vistas este año.

Una amenaza para el dólar

En cuanto al dólar, estas cifras de inflación son “una amenaza”, dijo Kevin Lester, director ejecutivo de Validus.

Lo que estamos viendo es una tormenta perfecta de factores del lado de la oferta y la demanda, desde el estímulo monetario y fiscal que impulsa el gasto de los consumidores, hasta los cuellos de botella de la oferta relacionados con la pandemia que están aumentando los costos. Si esto continúa, podría asustar al mercado de bonos, que hasta ahora parece estar tomando un aumento en las expectativas de inflación con calma”, comentó Lester. 

Por otro lado. en el corto plazo, tal aumento en los rendimientos podría respaldar al dólar, que ha sido notablemente sólido este año a pesar de las expectativas del mercado. Sin embargo, a más largo plazo, una inflación más alta representa claramente una amenaza significativa para el dólar, especialmente si la Fed interviene para proteger una economía altamente apalancada evitando que aumenten los rendimientos", concluyó.

 

menu