Última actualización: 06:57 / Lunes, 7 Marzo 2022
Según un estudio elaborado por eToro

Las mujeres españolas preparan sus finanzas para el futuro con estrategias de inversión a largo plazo

Imagen
  • Los criptoactivos son la clase de activos preferida por más de cuatro de cada diez inversoras, seguidos de los valores nacionales (33%)
  • Cerca del 60% de las encuestadas comenzó a invertir durante la pandemia
  • La encuesta revela que el 34% de las españolas invierte con un objetivo temporal de entre uno y cinco años

Las mujeres inversoras españolas se caracterizan por su estrategia sistemática y planificada, así como por sus objetivos a largo plazo, según un estudio llevado a cabo por la red social de inversión en multiactivos eToro. El 34% de las encuestadas asegura tener un horizonte temporal para sus inversiones de entre uno y cinco años.

Estas conclusiones proceden de un estudio mundial realizado por eToro a un total de 9.500 mujeres inversoras en 14 países, 1.000 de ellas procedentes de España, para evaluar cuál es la actitud de las mujeres hacia la inversión.

La visión de la inversión de las españolas se alinea con sus objetivos, puesto que el 22% de las españolas invierte para tener seguridad a largo plazo y un 21%, para complementar sus ingresos. Además, destaca la actitud planificada de sus estrategias ya que el 45% de las encuestadas afirma que realiza inversiones con una frecuencia mensual, mientras que un 14% lo hace de forma semanal y el mismo porcentaje, trimestralmente.

La mayoría de las inversoras españolas comenzaron a invertir con la llegada de la pandemia

El auge de la inversión minorista registrado desde hace dos años también se aprecia entre las mujeres. El 59% de las encuestadas afirma que ha comenzado a invertir en los últimos 12 o 24 meses, coincidiendo con la pandemia. En este sentido, han sido las más jóvenes las que mayoritariamente han entrado por primera vez en el mundo de la inversión desde 2020: el 85% de las mujeres de 18 a 24 años invierte desde hace menos de dos años y un 50% ha comenzado su actividad en los pasados 12 meses.

Además, para el 58% de las inversoras españolas, la pandemia ha tenido un efecto en sus hábitos de inversión, que se ha traducido en la percepción de la necesidad de ahorrar (32%), la presión de gestionar su situación financiera (25%) y la reducción de los ingresos disponibles (25%). Asimismo, dos de cada diez afirma que ahora tiene un objetivo financiero a largo plazo para el que desea invertir.

De acuerdo con las entrevistadas, el motivo principal para comenzar a invertir fue el deseo de complementar los ingresos (59%), mientras que tres de cada 10 lo hizo ante la ausencia de rentabilidades generadas por los depósitos bancarios. Y es que cerca de un 80% de las encuestadas consideran la inversión como una parte de la gestión de las finanzas domésticas.

La popularidad de la inversión minorista también se encuentra tras el inicio como inversoras de muchas de estas mujeres: el 29% afirma que dio el paso por el interés generado por amigos o familiares y un 27%, por curiosidad.

A pesar de haber entrado recientemente a los mercados, más de ocho de cada diez mujeres inversoras españolas se sienten seguras de que conseguirán los ingresos deseados en la jubilación si siguen con su enfoque actual de inversión. No obstante, reconocen que necesitan formación y orientación para guiar sus decisiones: el 23% asegura que lo más complicado de invertir es saber qué activos elegir y un 16% indica que lo más complejo es encontrar dónde acudir en busca de información fiable.

“Las mujeres ven en la inversión una herramienta para mejorar sus finanzas y complementar sus ingresos en la actualidad, pero también asegurarse una rentabilidad futura, como muestra su perspectiva a largo plazo. El interés de las españolas por la inversión ha registrado un fuerte crecimiento y aunque tienen unos conocimientos sólidos para guiar sus estrategias, nuestra misión es seguir apoyándolas en la disponibilidad de información y de herramientas que orienten y faciliten sus decisiones”, señala Tali Salomon, directora regional de eToro para Iberia y Latinoamérica.

Preferencias de inversión: criptoactivos y valores nacionales

Los criptoactivos son el producto preferido por las mujeres inversoras españolas y el 43% invierte en ellos. En segunda posición se sitúan los valores nacionales, elegidos por el 33% de las encuestadas, seguidos de las inversiones alternativas (18%), bonos nacionales (17%), valores extranjeros (16%), efectivo (16%) y materias primas (12%).

Estas preferencias por criptoactivos y empresas nacionales continuarán en los próximos meses, según aseguran la mayoría de las encuestadas. No obstante, se observa un incremento del interés por los bonos nacionales, que pasan a tercera posición, elegidos por el 19% de las mujeres para invertir en los próximos meses, y por las materias primas (17%). 

Por sectores, el tecnológico y el de energías verdes y renovables son vistos como los que tienen mayores oportunidades de compra para invertir en los próximos tres meses, seleccionados por el 36% y el 32% de las preguntadas, respectivamente. En el extremo opuesto, el sector industrial, el de materiales y el de bienes de consumo son considerados los menos atractivos.

“Al elegir un producto en el que invertir es fundamental conocer en profundidad los riesgos y opciones que presenta, pero la inversión también debe responder a un propósito relacionado con el inversor. Las inversoras deben elegir activos y productos que les interesen y resulten atractivos. Eso sí, sin olvidar nunca que la diversificación y la visión a largo plazo son clave para reducir los riesgos asociados a la inversión.”, añade Salomon.

menu