Última actualización: 14:19 / Miércoles, 11 Marzo 2020
Bestinver, Abante, Welzia, Magallanes...

Las gestoras españolas empiezan a ver oportunidades de compra tras el crash provocado por el coronavirus

Imagen
bolsa de madrid
  • Abante: "Seremos oportunistas para aprovechar todas las buenas oportunidades de compra que, sin duda, van a ser la fuente de muy buenas rentabilidades a futuro"
  • Bestinver: "El momento en el que ser prudente significaría ser valiente ha llegado. El mercado nos ofrece una oportunidad de comprar determinadas compañías que debemos aprovechar"
  • Bestinver: “En estas últimas horas hemos aprovechado para poner a trabajar nuestra liquidez, comprando compañías tanto en el sector financiero, como en el sector de energía"
  • Welzia sigue recomendando tener liquidez en las carteras, que se pone en valor, si bien, para los perfiles de mayor riesgo también es positiva con la renta variable
  • Magallanes: "El mercado tiende a sobrerreaccionar ante noticias negativas. Las emociones controlan el corto plazo. No hay razones para estar tan negativos pensando en un horizonte temporal de largo plazo"
  • eToro: "Este mercado irracional presenta oportunidades y las estrategias de inversión tipo value pueden ser aplicables para identificar los mejores a mantener en largo plazo”

Momentos intensos y volátiles: así definen los gestores y asesores en España la situación que estamos viviendo en los mercados ante la crisis del coronavirus. Mercados que están descontando una fuerte desaceleración económica e incluso una potencial recesión. Pero, en estas circunstancias de caídas, también pueden aparecer oportunidades, dicen los expertos.

“Por el lado bursátil, en las últimas semanas hemos vivido episodios de bastante volatilidad. Los mercados, como hemos dicho muchas veces, son un mecanismo perfecto de ajustar los precios y ahora mismo lo que está poniendo encima de la mesa el mercado es que el virus va a causar un parón importante de la actividad económica. Además, esto se está convirtiendo en un problema global, con lo cual, no solo va a afectar a China, que es lo que parecía que era el foco hace unas semanas, sino que se va a trasmitir a otros países del mundo y va a acabar afectando a Europa y a Estados Unidos. En general, lo que tenemos ahora mismo sobre la mesa es una posible recesión mundial”, advierte Marta Campello, socia y gestora de Abante.

Sin embargo, hace hincapié en las posibles oportunidades que pueden aparecer en este entorno: “No sabemos cuál va a ser el impacto económico y hacer predicciones en este sentido nos parece poco prudente. Lo que sí sabemos es que cuando los mercados viven episodios de volatilidad también es, normalmente, cuando nos dejan las mejores oportunidades de inversión”, explica.

En Abante, donde habían empezado el año con un posicionamiento prudente –con baja exposición a los mercados y además con coberturas-, empiezan así a aprovechar las oportunidades: “Estamos muy pendientes de todo lo que vaya sucediendo estos días en los mercados y estamos gestionado las carteras empezando a aprovechar de manera prudente las oportunidades que nos están dejando estas caídas”, dice Campello. “Desde los máximos de hace apenas cuatro semanas, los mercados han recortado del orden del 20%, esto normalmente se produce con una cierta rapidez, ya lo vivimos en otros episodios no muy lejanos, como el último trimestre de 2018”, recuerda. Y añade que, en lo que se refiere a las decisiones de inversión, van a estar “muy pendientes de todo” y serán “oportunistas para aprovechar todas las buenas oportunidades de compra que, sin duda, van a ser la fuente de muy buenas rentabilidades a futuro”, explica.

El significado de la prudencia

Una postura en línea con la de otras entidades, como la gestora Bestinver que, si hace unas semanas habla de prudencia y paciencia, ahora recuerdan que “prudencia es también aprovechar las oportunidades” que se presentan tras las fuertes caídas vividas por los mercados ante la expansión del coronavirus y la guerra de precios del petróleo provocada por Arabia Saudí: En estos momentos, un inversor en valor debe considerar qué es lo que significa ser prudente. La prudencia nos ha llevado a esperar pacientemente. Hemos esperado con un nivel de liquidez elevado, con una cartera equilibrada, y sin aprovechar todavía las oportunidades que el mercado nos presentaba dado que, a nuestro juicio, no había llegado el momento. Hoy la situación ha cambiado. Las valoraciones de algunas compañías están en niveles que no podemos calificar de otra manera que no sea como atractivas y en algunos casos, muy atractivas. La prudencia hoy se manifiesta de otra manera: en saber aprovechar los precios bajos”, destacan en la gestora.

“Tal y como anunciábamos en algunas de nuestras conferencias, llegaría un momento en el que ser prudente sería ser valiente. Ese momento ha llegado. El mercado nos ofrece una oportunidad de comprar determinadas compañías que debemos aprovechar”, añaden. “Sabemos dos cosas: lo primero es que no estamos seguros de que sea el mejor momento para comprar; la segunda es que con datos históricos, debería ser un muy buen momento para añadir determinadas posiciones a la cartera”, explican desde Bestinver.

Así las cosas, la entidad está aprovechando “una crisis que ha pasado de ser sanitaria a una crisis de confianza”, como lo definen desde A&G Banca Privada, para comprar: “En estas últimas horas hemos aprovechado para poner a trabajar nuestra liquidez, comprando compañías tanto en el sector financiero, como en el sector de energía. Entendemos que las valoraciones en ambos sectores son lo suficientemente relevantes como para no dejarlas pasar”.

En su opinión, ahora toca ser pacientes: “Si somos capaces de mirar más allá de los próximos meses, nuestras carteras, con unas valoraciones muy atractivas, en un entorno ordinario deberían generar rentabilidades a largo plazo ampliamente satisfactorias, y por encima de la rentabilidad objetivo de nuestras carteras. Como inversores, hemos sido prudentes, y lo seguimos siendo hoy. Ahora hay que ser pacientes”, añaden.

Otra gestora value, Magallanes, ha emitido un comunicado en el que muestra su optimismo a largo plazo: "El mercado tiende a sobrerreaccionar ante noticias negativas. Las emociones controlan el corto plazo. No hay razones para estar tan negativos pensando en un horizonte temporal de largo plazo", dice su fundador, Iván Martín. "La salud financiera de nuestras carteras es muy robusta, algo que aporta un valor adicional en este entorno de máxima incertidumbre. Aquellas compañías capaces de sobrevivir al actual entorno serán las ganadoras cuando la situación se normalice", añade.

Liquidez, materias primas y renta variable... también value

Para Welzia, la recuperación macro iniciada a finales del año pasado está en vilo por el coronavirus. “Veremos si la respuesta del mundo occidental logra ser contenida y se trata al virus como algo inevitable, o si, por el contrario, continúan las cancelaciones de eventos y viajes y se produce un shock, no solo de oferta, sino de demanda agregada a nivel mundial. En este último escenario, no veríamos una rápida recuperación en “V” en los próximos meses, que podría ser un escenario base una vez se recuperen los niveles de producción en China, sino que podríamos enfrentarnos a un proceso de menor crecimiento durante más tiempo a nivel mundial, lo cual pondría a algunas economías al borde de la recesión”. De momento, recuerdan, la señal enviada por los ministros de finanzas del G7 y de los bancos centrales –con bajadas de tipos ya de la Fed, y de los bancos centrales de Australia y Reino Unido, y recortes también esperados mañana por parte del BCE- es de reafirmación en su voluntad de apoyar la economía de forma coordinada, utilizando para ello todas las armas a su alcance.

En este escenario, la entidad sigue recomendando tener liquidez en las carteras, que se pone en valor, si bien, para los perfiles de mayor riesgo también es positiva con la renta variable: “El pánico se hace presente en el mercado, con caídas en apenas dos semanas de más de un 20%. Las dudas generalizadas por el virus y la caída del petróleo dañan a la renta variable y la volatilidad se incrementa a niveles no vistos en mucho tiempo. Es momento de comenzar a tomar algo de posiciones, para aquellos perfiles con mayor nivel de riesgo”, comenta en su informe mensual.

Con respecto a las materias primas, Welzia es positiva en el oro, que sigue siendo activo refugio (aunque advierte de que podría ceder si los miedos sobre el coronavirus retroceden), y cree que hay un punto de entrada en el petróleo cercano a los 25-30 dólares el barril.

Por su parte, el analista Javier Molina, de eToro, considera que “cada inversor debería revisar su perfil de inversión y actuar de acuerdo con su estrategia. Deberíamos esperar menores ganancias que en los últimos 11 años. Al mismo tiempo, este mercado irracional presenta oportunidades y las estrategias de inversión tipo value pueden ser aplicables para identificar los mejores a mantener en largo plazo”.

menu
menu