Última actualización: 06:56 / Lunes, 11 Mayo 2020
Broker post-MIFID II digitalizado

La sociedad de valores Ninety Nine lanza una aplicación para invertir en bolsa

Imagen
  • Ninety Nine se erige como broker post-MIFID II totalmente digitalizado y ofrece una plataforma que permite operar a través de una aplicación con un diseño intuitivo que se adapta a la evolución de los usuarios
  • La app funcionará sin las comisiones tradicionales como son las de ejecución, de liquidación, de custodia o por eventos corporativos: solo repercutirá una tarifa mínima de plataforma que oscila entre un 0,010% y un 0,042% al mes
  • Ofrece una selección de las acciones americanas más populares procedentes de 80 compañías; más tarde ampliará el universo
  • Desde Ninety Nine ya están trabajando para lanzar más adelante su producto en otros cinco mercados europeos: Alemania, Austria, Francia, Países Bajos y Portugal

Ninety Nine ha anunciado el lanzamiento de su aplicación para invertir en bolsa, que está ya disponible para su descarga desde las app-stores en las versiones iOS y Android. El acceso de las decenas de miles de personas inscritas en lista de espera se producirá de manera escalonada. La firma, que se ha constituido como sociedad de valores, autorizada por la CNMV desde el pasado 24 de enero, se erige así como broker post-MIFID II totalmente digitalizado, y como plataforma de inversión para el segmento retail con atractivas comisiones. De hecho, ha sacado adelante el producto en remoto, en plena crisis del COVID-19, y en un momento en el que las bolsas acaparan un creciente interés tras las últimas caídas.

Desde el momento de su creación, Ninety Nine nace con una clara vocación internacional. En esta línea, y tras la reciente obtención de los correspondientes pasaportes por parte de la CNMV, ya está trabajando para lanzar más adelante su producto en otros cinco mercados europeos: Alemania, Austria, Francia, Países Bajos y Portugal.

Inspirado en Robin Hood, y en la idea de dar acceso a la inversión bursátil a todo tipo de ahorradores, su objetivo es eliminar las barreras de inversión. Esta plataforma no cobra comisiones y permite operar a través de una aplicación con un diseño intuitivo que se adapta a la evolución de los usuarios.

“Estamos muy contentos de poder poner al servicio del 99% de la población una app que nace con la vocación de eliminar las barreras que hasta ahora impedían a muchas personas sacar partido a sus ahorros. Las comisiones por invertir 1.000 o 2.000 euros a través de las entidades financieras tradicionales podían llegar a suponer hasta el 60% de la inversión para un cliente retail. Esto nos parece totalmente desproporcionado. Queremos que todo el mundo, y especialmente el segmento retail, tenga la oportunidad de hacer algo más con su dinero que dejarlo en una cuenta bancaria perdiendo valor”, explicaba Javier Sanz, director general y cofundador de Ninety Nine, en una presentación a prensa.

Concebida con la misión de democratizar el mercado financiero y de hacerlo accesible al 99% de la población, Ninety Nine ha reducido sus comisiones y ha apostado por un producto de valor añadido, basado en un diseño limpio y con una interfaz muy intuitiva, que permite a todo el mundo aprender invirtiendo. Además, no exige un importe mínimo para empezar a invertir.

En esta primera fase, Ninety Nine ofrece a sus clientes una selección de las acciones americanas más populares, que estarán exentas de costes durante el mes de mayo, como promoción de lanzamiento. Posteriormente, la app de Ninety Nine continuará funcionando sin las comisiones tradicionales de inversión como son las de ejecución, de liquidación, de custodia o comisiones por eventos corporativos, como por ejemplo de dividendos. Únicamente repercutirá una tarifa mínima de plataforma que oscila entre un 0,010% y un 0,042% al mes por el uso de ésta tecnología propia, desarrollada íntegramente en España.

Así, para cuentas con efectivo inferior a 10.000 euros, cobra un 0,042%, para cuentas con un patrimonio entre 10.000 y 100.000 euros, cobra un 0,025% y un 0,010% para cuentas superiores a 100.000 euros. Lo que se traduce en que, por ejemplo, para alguien que tuviese 50 euros, el coste sería de dos céntimos al mes.

Gracias a la flexibilidad de las tarifas, la aplicación logra la proporcionalidad necesaria para que todos los inversores, incluyendo los patrimonios más modestos, tengan acceso a los mercados financieros. “Para un perfil usuario que tiene menos de 50.000 euros somos el bróker más barato de Europa”, asegura Sanz.

“En lugar de cobrar comisiones por cada servicio financiero que ofrecemos a nuestros clientes, como hace la mayoría de brokers, hemos optado por repercutir un solo fee de servicio de plataforma (acceso a mercados, liquidación por terceras entidades, costes de tecnología, etc.), y a un precio reducido y transparente. De esta manera, intentamos hacer funcionar el negocio con un margen mínimo y, al mismo tiempo, mantenernos fiel al compromiso de ofrecer las comisiones más bajas de Europa. Nuestra visión es llegar a varios millones de clientes que invierten unos pocos cientos o miles de euros por cuenta en vez de llegar a unos pocos de cientos de clientes que invierten millones de euros por cada cuenta, como es tradición en la industria. No venimos a romper el mercado sino a abrirlo”, señala Adolfo Ximénez de Embún, director de Operaciones de Ninety Nine.

Próximos desarrollos

Uno de los principales objetivos de la app es el de crecer al mismo ritmo que sus clientes. Por ello, cuando Ninety Nine reciba un feedback de la primera oleada de usuarios, pasará a una segunda fase en la que se ofrecerá un servicio premium. En esta fase, los clientes podrán acceder a más del 80% de las acciones disponibles en Estados Unidos e introducirán nuevas funcionalidades. Actualmente, los usuarios pueden invertir en 80 compañías americanas.

Otro de los valores diferenciales de Ninety Nine es que está inscrita en la Hacienda estadounidense (IRS) como Qualified Intermediary, con el fin de reducir la retención en origen sobre dividendos y otros rendimientos. En este sentido, además de las facilidades que Ninety Nine ofrece al cliente en cuanto al cumplimiento con sus obligaciones fiscales, trata de evitarle la doble imposición.

Educación financiera

Asimismo, siguiendo su compromiso de democratizar la inversión, Ninety Nine ha creado un apartado en su web en el que se explicarán conceptos muy básicos sobre finanzas, un contenido que, según han asegurado desde la entidad, evolucionará a la vez que sus usuarios y que desde la entidad irán enriqueciendo con otros formatos y actividades formativas. En esta primera fase, la dimensión pedagógica se concreta en un apartado web en el que se explican conceptos muy básicos, y que Ninety Nine irá enriqueciendo con otros formatos y actividades formativas.

menu
menu