Última actualización: 07:28 / Miércoles, 12 Diciembre 2018
Visión de NN IP

La integración de criterios ESG debe evitar la exclusión y centrarse en la inclusión

Imagen
La integración de criterios ESG debe evitar la exclusión y centrarse en la inclusión
  • Los gestores de fondos deben vincular las cuestiones materiales a largo plazo a la creación de valor

  • Puede confundirse la integración de criterios ESG con los enfoques negativos tradicionales que se centran en excluir a determinadas compañías o sectores industriales
  • En todo caso, la integración ESG tiene que ver con la inclusión más que con la exclusión
  • Los inversores deberían tratar de enlazar la información de sostenibilidad disponible, aunque no sea “perfecta”, con la financiera

¿Qué beneficios puede aportar la integración de ESG en el proceso de inversión? Para NN Investment Partners (NN IP), es evidente que los criterios medioambientales, sociales y de gobernanza influyen en las cotizaciones de las acciones, en la rentabilidad de la deuda corporativa y soberana y en los diferenciales de la deuda. La ESG es relevante porque está relacionada con la competitividad de las empresas y, como tal, tiene un impacto a largo plazo en el desempeño de las carteras de inversión.

En última instancia, el objetivo de una estrategia de inversión responsable es contribuir a un sistema financiero global más sostenible en beneficio de todos los actores. Para integrar los criterios ESG con éxito, los gestores de fondos deben vincular las cuestiones materiales a largo plazo a la creación de valor en las empresas en las que invierten. La pregunta principal es cómo de sostenible es la creación de valor de una compañía. La integración ESG supone más que únicamente asegurarse de que esos factores están integrados en el proceso de inversión.

“Nuestro objetivo es lograr más y mejores resultados sostenibles incorporando de forma apropiada datos ESG relevantes en todos los niveles del proceso de inversión”, señala Valentijn van Nieuwenhuijzen, jefe de inversiones en NN IP. “El resultado es lo que consideramos un enfoque más completo a las inversiones, uno que aporta conocimientos más profundos al tiempo que presenta una oportunidad para mejorar el equilibrio riesgo-beneficio”, añade.

Los Principios para la Inversión Responsable de las Naciones Unidas y el CFA Institute identifican cuatro pasos fundamentales para integrar ESG tanto en acciones como en créditos: analizar la información financiera y de ESG, identificar los factores materiales financieros y de ESG, evaluar el impacto potencial de ellos en el desempeño económico, sectorial, empresarial y de un país, y tomar decisiones de inversión que tengan en cuenta todos los factores materiales.

La integración de criterios ESG es, por ende, el grado en el que un gestor de activos incluya estas cuatro actividades en las decisiones de inversión para todos los tipos de activos. En esta integración está incorporada la aceptación de que los factores ESG representan un eje fundamental tanto en el valor empresarial como en el riesgo. Es innegable que la integración ESG es un concepto amplio y hay numerosas ideas erróneas sobre él y su efecto en los precios del mercado.

Para NN IP, muchos pueden confundir la integración de estos criterios con los enfoques negativos tradicionales que se centran en excluir a determinadas compañías o sectores industriales. En realidad, se trata de invertir con sentido común, por lo que, en todo caso, la integración ESG tiene que ver con la inclusión más que con la exclusión.

La visión de los inversores debe progresar

La integración de criterios ESG no debería quedarse en el nivel de los analistas, sino que también debería formar parte del proceso de construcción de una cartera. Dada la importancia de esta información –especialmente como una extensión natural de los análisis de inversión financiera-, debe estar arraigada en todas las fases del proceso de inversión para capturar todo su potencial.

La gestora considera que, al integrar factores ESG de forma explícita y sistemática en el proceso de inversión, se puede lograr la plena comprensión de la viabilidad del modelo de negocio de una empresa. Combinar un análisis financiero “tradicional” con uno de ESG puede ofrecer conocimientos poderosos para identificar a las compañías bien valoradas y mejor administradas. Esta perspectiva holística de la incorporación de los criterios ESG limita los riesgos y, al mismo tiempo, mejora los aspectos positivos.

El análisis no debe estar limitado por un enfoque demasiado concentrado en la falta de datos ESG consistentes y de elevada calidad. Los inversores más previsores deberían tratar de enlazar la información de sostenibilidad disponible con la financiera para desarrollar mejores ideas. En vez de esperar a que los datos ESG sean “perfectos”, NN IP prefiere centrarse en los factores “adecuados”, que aporten una mejor comprensión de la creación de valor.

La gestora ve la asimetría informativa de ESG como una oportunidad en lo que respecta a los datos que rastrean y en cómo la incluyen en sus decisiones de inversión. De esta forma, utilizan la abundancia de datos alternativos de ESG y las técnicas modernas de recopilación de información para sumar a sus inversiones y que la integración de estos criterios no sea una barrera sino un facilitador en el camino hacia un futuro sostenible y rendimientos atractivos.

menu
menu