Última actualización: 05:16 / Jueves, 18 Noviembre 2021
Según un estudio de eToro

La inflación se cuela entre las principales preocupaciones de los inversores minoristas españoles

Imagen
  • La encuesta revela que el 36% de los inversores españoles está preocupado por la inflación y un 37%, por la economía global y la española
  • El 66% de los encuestados ha modificado sus carteras para adaptarse a los riesgos y la incertidumbre
  • Los inversores muestran mayor confianza en la economía global que en la doméstica
  • El 56% confía en que sus inversiones prosperen en los próximos 12 meses

El auge de la inflación y sus potenciales consecuencias constituye ya una de las principales preocupaciones para los inversores minoristas españoles, según un estudio llevado a cabo por la plataforma global de inversión en multiactivos eToro. Así, el 37% de los encuestados señala la situación de la economía global y española entre los mayores riesgos para los próximos tres meses; la inflación ocupa el segundo lugar (36%) y los conflictos internacionales constituyen la tercera preocupación más importante para los inversores minoristas (un 32%).

La presión que estos riesgos suponen, junto con la incertidumbre sobre cuál será el comportamiento de los principales índices en los próximos 12 meses, ha dado lugar a cambios en las carteras, tal y como lo reconoce un 66% de los entrevistados. En este sentido, el 47% admite estar optando por diversificar, mientras que uno de cada tres ha reducido su exposición a renta variable y un porcentaje idéntico está concentrando su inversión en acciones de calidad. Además, un 33% ha elevado su asignación de efectivo.

La segunda edición de este estudio trimestral, denominado 'El pulso del inversor minorista', fue realizado por eToro encuestando a un total de 6.000 personas en 12 países para evaluar cuál es la visión de los mercados por parte de los pequeños inversores.

Los españoles confían en su criterio inversor

La situación económica genera incertidumbre entre los inversores y el 65% de ellos desconfía de la economía doméstica, un punto porcentual más que en el trimestre anterior. Las dudas sobre la situación financiera global también van en aumento, creciendo cuatro puntos respecto al sondeo previo, situándose en el 60%. Pese a este incremento de la incertidumbre respecto al panorama internacional, el 49% aún piensa que la economía global mejorará en los próximos doce meses. El porcentaje se reduce notablemente a la hora de valorar las perspectivas de España, ya que solo el 33% espera que avance durante el próximo año.

En lo que sí confían los inversores minoristas es en su propio criterio, ya que un 56% opina que sus inversiones prosperarán a lo largo del próximo año (cuatro puntos más que en el último trimestre), una cifra que es aún mayor entre las personas con edades comprendidas entre los 35 y los 44 años (60%). De este modo, casi la mitad prevén mantener su volumen de inversión durante los próximos 12 meses.

Apuesta por los valores nacionales

La tecnología (42%) se mantiene como el sector que da más seguridad para invertir en los próximos tres meses, seguido de la salud (32%), las telecomunicaciones (26%) y la energía (23%), que cierra el grupo de sectores donde los minoristas consideran que pueden surgir las mejores oportunidades de inversión. Por procedencia de las inversiones, el 48% de los españoles prefiere apostar por valores locales. Las acciones de empresas extranjeras y los bonos nacionales son los siguientes instrumentos que generan más interés, seguidos del efectivo y los criptoactivos. En cuanto a estos últimos, bitcoin (48%); ether (23%) y dogecoin (15%) son identificados por los pequeños inversores como los más interesantes para el próximo trimestre.

“El estallido de la pandemia desencadenó un estado general de incertidumbre de profundas consecuencias. Por un lado, aunque el coronavirus empieza a verse desde el retrovisor en la mayoría de las economías desarrolladas, sus efectos económicos persisten y la brecha abierta en el mercado laboral y en la actividad aún no se ha cerrado. Al mismo tiempo, surgen nuevos frentes: el fuerte repunte tras el gasto embalsado durante meses y los efectos de la transición energética mundial hacia un modelo más sostenible ha generado una nueva oleada de incertidumbres de carácter económico. Sin embargo, percibimos en nuestros usuarios una visión cada vez de más largo plazo, que combina el interés por valores locales con el potencial de los activos internacionales”, señala Tali Salomon, directora regional de eToro para Iberia y Latinoamérica.

Por otro lado, al ser preguntados por una perspectiva a 12 meses, el porcentaje de preferencia se reduce en todos los instrumentos de inversión, salvo en criptoactivos, commodities y divisas, lo que evidencia el interés existente en estas clases de activos. 

Principales fuentes de información

Los medios de comunicación son la fuente de información de referencia para el 33% de los inversores, si bien en el caso de las personas de más de 55 años, este porcentaje se eleva al 48%. En términos generales, el 43% reconoce prestar atención a las recomendaciones personales y el 45% busca consejo en sitios de información de terceros.

Los inversores admiten que aún no tienen el conocimiento financiero suficiente, pero son lo suficientemente responsables como para buscar información que dé forma y respalde sus decisiones. De hecho, un 60% indica que se apoya en estas fuentes de información como inspiración para encontrar nuevas ideas.

Tali Salomon comentó: “El cambio de actitud del inversor retail ante las finanzas es total. Los pequeños inversores están demostrando que son capaces de adaptarse a las circunstancias cambiantes de los mercados. Al contrario que en otras grandes crisis anteriores, hemos visto un inversor mucho más formado y con más criterio a la hora de tomar decisiones de inversión, en lugar de dejarse llevar por el pánico o por la agitación de los mercados. Los inversores retail están asumiendo más protagonismo en los mercados y, en consecuencia, más exposición y más responsabilidad. Por eso, tenemos la misión de seguir acompañándoles y facilitándoles el acceso a todas las fuentes de información que puedan ayudarles a tomar decisiones de inversión sólidas, con el mejor ajuste posible entre riesgo y rentabilidad”.

menu