Última actualización: 03:51 / Viernes, 27 Mayo 2022
La visión de Thornburg Investment Managment

La estrategia de dividendos frente al monstruo de la inflación

Imagen
Dividendos
  • Una de las estrategias que pueden barajarse tiene relación con la importancia de centrarse en los dividendos como alternativa de conseguir rentabilidades adicionales que ayuden a limar el impacto de la subida constante y generalizada de los precios 
  • Los dividendos reflejan una rentabilidad en función a los ingresos de la compañía, por lo que cuando promedias estos pagos, puede representar un rendimiento importante en el total de las inversiones a lo largo del tiempo
  • Dentro de las carteras, sería interesante centrarse en las compañías que pagan dividendos estructurales, ya que son más interesantes, debido a los objetivos de la cartera y “el crecimiento de los ingresos a lo largo del tiempo

La agitación de los mercados pone el foco de atención en la Reserva Federal, los tipos de interés, y la inflación. Dentro de este esquema, una de las estrategias que pueden barajarse tiene relación con la importancia de centrarse en los dividendos como alternativa de conseguir rentabilidades adicionales que ayuden a limar el impacto de la subida constante y generalizada de los precios. 

En el 2022 Thornburg International Due Diligence celebrado en Santa Fé se abordó esta situación y cómo la firma ve una aproximación a esta estrategia como una de las soluciones en un contexto actual en el que la consecución de retornos se ha vuelto algo más compleja que en estos ejercicios pasados.

Según Ben Kirby, codirector de inversiones de Thornburg Investment Managment, hay muchos aspectos que ver previamente para trazar una estrategia de retornos recurrentes y estables. En su opinión, hay que ver “el VIX promedio en los cinco años anteriores al Covid para extraer unas primeras conclusiones”. Especialmente, porque ahora hay más factores que inducen ruido como la guerra en Ucrania. 

Viendo que el consumidor realmente experimenta presión sobre su capacidad de compra, con las rentabilidades reales de los bonos en negativo, y con la política monetaria cada vez más restrictiva, los activos de riesgo vuelven a estar en el foco por el comportamiento que pueden tener sobre este punto. 

“Entonces, mientras piensas en una solución para buscar rendimientos estables, lo primero que aparece es la renta fija; sin embargo, los bonos y cuando ajustas su rendimiento a la inflación, tal vez parezca menos atractivo”, argumenta Kirby sobre esa posibilidad estratégica en el plano de la inversión en el momento actual.

“Los rendimientos del 4% o el 5% que crecen con la inflación a lo largo del tiempo es una propuesta importante y convincente para los clientes, y es por eso por lo que Income Builder nuevamente ha demostrado tener una cartera consistente con una misión objetiva, que es brindar ingresos atractivos y duraderos para nuestros clientes, hacer crecer la distribución en el tiempo para hacer frente a la inflación y el crecimiento del PIB”, relata Kirby. 

El experto explica que hay diferentes herramientas que se pueden utilizar en su filosofía de inversión centrada en dividendos: “los pilares clave son la capacidad y la voluntad de pago de las empresas”. Entonces, como inversor que busca la retribución al accionista, aconseja centrarse en la durabilidad de ese negocio, su capacidad para generar flujos de caja, y que vaya acorde con la política de dividendos. 

“Los dividendos reflejan una rentabilidad en función a los ingresos de la compañía, por lo que cuando promedias estos pagos, puede representar un rendimiento importante en el total de las inversiones a lo largo del tiempo, lo cual es una idea muy poderosa en un mercado de crecimiento global como el que hemos tenido”, analiza Kirby. 

Dividendos frente a la inflación

Jason Brady, CEO de Thornburg Investment Managment, considera sobre el telón de fondo que la Reserva Federal de Estados Unidos va “por detrás de la curva” y que ahora está tratando “de ponerse al día”, lo cual está generando los movimientos de los mercados actuales por la digestión que está generando sobre los inversores. 

Frente a este paradigma, Brady dice que los inversores tienden a ser “más oportunistas” a la hora de “observar los mercados” y, por lo tanto, tenderán a invertir “en más opciones en los mercados de crédito y abordar empresas de alto flujo de caja en la parte de la renta variable”. A su modo de ver, el mercado está llegando al punto en que, en la medida en que Estados Unidos o el mundo entren en recesión, “la renta fija puede proporcionar cierto equilibrio”. 

En otras palabras, cuando los bonos del Tesoro a 10 años “se mueven en 60, 70, 80, 90 puntos básicos, no hay mucho espacio para que suba el precio y baje la rentabilidad”. Brady considera que viendo “los peores cuatro meses en la historia del mercado de bonos”, hace que aprendas de las lecciones del pasado. 

Por lo tanto, dentro de las carteras, sería interesante centrarse en las compañías “que pagan dividendos estructurales”, ya que son “más interesantes” debido a los objetivos de la cartera y “el crecimiento de los ingresos a lo largo del tiempo”
 

menu