Última actualización: 14:28 / Lunes, 22 de Abril de 2019
Compañías disruptivas

Kames Capital advierte: cuidado con la 'Amazonización'

Kames Capital advierte: cuidado con la 'Amazonización'
Derlusca / Pixabay CC0 Public Domain
  • Los comercios físicos, los distribuidores industriales y las marcas de gran consumo sienten la presión de estas compañías disruptivas
  • Estas empresas empiezan a enfrentarse a dilemas estratégicos porque el desarrollo de nuevas tecnologías resulta cada vez más barato y escalable
  • Las empresas disruptivas suelen tener un mayor poder de fijación de precios
Por Funds Society, Madrid

En la era de compañías disruptivas como Amazon o Uber, analizar e identificar en qué empresas invertir, y en cuáles no, resulta más determinante que nunca. Una advertencia que lanzan desde Kames Capital tras el gran año que ha protagonizado este tipo de compañías.

Para Craig Bonthron, cogestor del Kames Global Sustainable Equity Fund, Amazon es el máxima representante de este nuevo entorno, pero existen muchas otras empresas con capacidad para plantarle cara a las grandes marcas. Con sus algoritmos de búsqueda global y sus plataformas en la nube, los disruptores tecnológicos han arrojado luz sobre las cadenas de suministro y se han convertido en una amenaza para muchas empresas consolidadas de sectores más tradicionales.

“Los comercios físicos, los distribuidores industriales, las hasta ahora omnipotentes marcas de gran consumo y hasta las cadenas de televisión: todos empiezan a sentir la presión”, asegura el experto.

En su opinión, “de una situación de amplios márgenes y elevadas rentabilidades, obtenidos gracias a modelos de precios poco transparentes y a una posición dominante, estas empresas empiezan a enfrentarse a dilemas estratégicos porque el desarrollo de nuevas tecnologías resulta cada vez más barato y escalable, y la elevada transparencia de precios de los gigantes del comercio electrónico presiona los precios a la baja y reduce las expectativas futuras”.

El problema que se le presenta ahora a muchos inversores es determinar qué empresas tradicionales están en riesgo de “Amazonización” y cuáles serán capaces de capear la tormenta. En opinión de Bonthron, las más expuestas a esta disrupción son, precisamente, las empresas consolidadas con grandes mercados potenciales y elevadas rentabilidades de capital.

“A la hora de identificar empresas que no se verán afectadas por estos disruptores tecnológicos, nos fijamos en aquellas que presentan una buena integración vertical, control sobre la distribución de la producción y las relaciones con el cliente, transparencia de precios, un estrecho contacto con los clientes y productos de alto valor asociados a una marca fuerte”, explica Bonthron.

Por último destaca que “las empresas que reúnen estas características suelen tener un mayor poder de fijación de precios, mientras que aquellas con modelos de negocio horizontales, políticas de precios poco transparentes y elevadas rentabilidades están en riesgo, sobre todo si se las valora por la estabilidad de sus beneficios, ya que esta prima de estabilidad podría erosionarse rápidamente en cuanto un disruptor entre en el mercado”.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario