Última actualización: 11:59 / Viernes, 30 Julio 2021
Análisis previo a la reunión

Julio, agosto o septiembre: ¿cuándo lanzará Powell su aviso sobre el tapering?

Imagen
  • Banca March, La Française AM, Aberdeen Standard Investments, PIMCO, Generali Insurance AM y Muzinich & Co comparten sus perspectivas sobre la reunión de hoy y mañana de la Fed
  • En sus análisis, las gestoras coinciden en que la reunión de Jackson Hole o de septiembre puede ser algo más “reveladora” sobre las intenciones y los plazos que maneja la Fed para el tappering
  • El mercado sigue con atención esta reunión con el foco puesto en la inflación y el posible debate abierto en el seno del FOMC sobre la retirada de estímulos

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) comienza este martes su reunión de política monetaria de dos días, en la que se espera que deje sin cambios las tasas de interés y divulgue sus perspectivas a corto plazo. El mercado sigue con atención esta reunión con el foco puesto en la inflación y el posible debate abierto en el seno del FOMC sobre la retirada de estímulos.

“El mercado espera que se intensifique el debate entre halcones y palomas en torno a la fecha de inicio de la retirada del programa de compra de activos, actualmente cifrada en 120.000 millones de dólares mensuales. Nuestra visión es que, como muy tarde, la señal pueda darse en la reunión de septiembre aunque la puesta en práctica de la retirada de estímulos no comenzará hasta inicios del año próximo”, apuntan los analistas de Banca March. 

En general, los análisis que hacen las gestoras señalan que habrá pocas novedades en esta reunión, en cambio señalan que la reunión de Jackson Hole puede ser algo más “reveladora” sobre las intenciones y los plazos de la Fed. Por ejemplo, François Rimeu, estratega senior de La Française AM, espera que la Fed mantenga un enfoque prudente y un tono optimista. 

“Creemos que el presidente Powell indicará que las discusiones sobre el tapering continuarán durante el verano. No esperamos que se desvelen grandes detalles sobre el proceso de tapering. La Fed podría anunciar un cambio en la conferencia de Jackson Hole o en septiembre antes de un anuncio formal en diciembre. Esperamos que Powell reafirme que las subidas de precios son principalmente transitorias, pero podría enfatizar que el Comité podría actuar si la inflación superior a la esperada persistiera durante un periodo prolongado”, explica Rimeu.

Por su parte, Gilles Möec, economista jefe de AXA IM, señala que aunque no esperan tampoco avances acerca del anuncio del tappering, sí estarán atentos a los debates sobre su calendario y su duración.

Estas expectativas contrastan con las del mercado que, en opinión de Luke Bartholomew, economista monetario senior de Aberdeen Standard Investments, está entusiasmado ante la perspectiva de obtener algún tipo de señal en esta reunión. “Es más probable que Powell intente ganar tiempo y esa señal no se produzca. Se ha hablado mucho de los signos de discordia sobre la política en el FOMC. Pero el núcleo de miembros que son los verdaderos agentes de poder de la Fed continúan alineados en líneas generales con la trayectoria de los tipos de interés. Además, la inevitable propagación de la variante delta es ciertamente una cuestión a tener en cuenta por la Fed, lo que aumenta los riesgos a la baja. El mes pasado, la Fed sorprendió a muchos con previsiones que implicaban una subida más temprana de los tipos de interés. No van a querer echar aceite a ese fuego ahora. Así que lo que probablemente veamos son palabras tranquilizadoras sobre el seguimiento de la variante delta por parte de la Fed y la reafirmación de su creencia de que la inflación es transitoria. Jackson Hole el próximo mes es la cita más temprana en la que veremos algún movimiento significativo en la política”, señala Bartholomew.

Pese a este contraste, no quiere decir que la reunión de hoy y mañana de la Fed vaya a estar vacía de contenido. Según explica Tiffany Wilding, economista de EE.UU. en PIMCO, hay tres cuestiones que están sobre la mesa de la institución monetaria. “En primer lugar, los representantes de la Fed presentarán un menú de opciones sobre cómo reducir los programas de compra. Esto incluirá abordar si el comité reducirá los MBS primero o más rápido que los bonos del Tesoro. En segundo lugar, el FOMC discutirá los resultados económicos consistentes con un progreso sustancial y, en tercer lugar, el FOMC tendrá que decidir cuándo y cómo proporcionar el aviso anticipado que Powell ha prometido”, indica Wilding. 

En este sentido, la experta de PIMCO espera una notificación anticipada en septiembre para un anuncio en diciembre, pero no descarta un escenario en el que el FOMC proporcione una notificación anticipada en esta reunión de julio, señalando que es probable un anuncio de reducción en septiembre. Esta ambigüedad se debe a que siete miembros del FOMC proyectan actualmente subidas de tipos a partir de 2022, y probablemente preferirían reducirlos antes y más rápido de lo que el consenso espera actualmente. 

“No creemos que Powell sea uno de ellos, pero no podemos descartar un compromiso con estos miembros. En conclusión, todas estas cuestiones, además de los detalles de cómo el FOMC reducirá los programas de compra, se discutirán en la reunión de julio y esperaríamos obtener más detalles de esas discusiones de Powell durante la conferencia de prensa, y las actas de la reunión que se publicarán en agosto. En general, nuestro escenario base sigue siendo el anuncio en diciembre de la reducción de las compras de bonos del Tesoro y de bonos hipotecarios, y la finalización de los programas en agosto de 2022”, añade Wilding. 

Respecto al segundo gran tema que abordará la Fed, la inflación, Thomas Hempell, jefe de análisis macro y de mercado de Generali Insurance AM, Martin Wolburg, economista senior y Paolo Zanghieri economista senior de Generali Insurance AM, considera que la institución monetaria se volverá más agresiva. 

“La reapertura de la economía está proporcionando el impulso ampliamente esperado a la economía estadounidense. Tras un aumento del 6,4% anual en el primer trimestre, las estimaciones actuales apuntan a una expansión incluso del 10% en primavera. El crecimiento alcanzará su punto álgido durante el verano y se moderará por el desvanecimiento del estímulo fiscal. Seguimos proyectando un crecimiento del 7,5% para 2021 por encima del consenso, gracias también a un consumo saludable y al fortalecimiento de las inversiones. El marcado contraste entre el crecimiento del empleo, inferior a las expectativas, y las ofertas de empleo, que han alcanzado un nivel récord, apuntan a la presencia de cuellos de botella en la oferta de trabajo, como las restricciones residuales relacionadas con el COVID-19, los problemas de conciliación familiar provocadas por el cierre de las escuelas y los desincentivos de las prestaciones por desempleo. Estos factores deberían desaparecer en los próximos meses, lo que llevaría a un crecimiento más rápido del empleo”, explican estos tres expertos de Generali Insurance AM.

Desde Muzinich & Co, Erick Muller, responsable de Producto y Estrategia de Inversión de Muzinich de la firma, añade: “Creemos que las próximas publicaciones sobre la inflación serán probablemente decisivas para evaluar el efecto de transmisión a los contribuyentes básicos de la inflación, como los componentes no cíclicos, la vivienda, la atención sanitaria y la posible evolución de los salarios en un mercado de trabajo en mejora. Por lo tanto, no esperamos cambios rápidos en el discurso del FOMC sobre la orientación de los tipos de interés en la reunión de julio”.

menu