Última actualización: 10:49 / Martes, 6 Julio 2021
Según la encuesta de Natixis IM

Inversores latinoamericanos, los más afectados por los efectos sanitarios y financieros del COVID-19

Imagen
  • De todos los inversores encuestados, los de América Latina fueron los más afectados por la pandemia: 70% de los encuestados en Argentina, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay informaron que experimentaron efectos financieros y/o de salud por la pandemia
  • Uno de los recordatorios más duros de la pandemia es el 51% de inversores en México y 44% en Colombia y Perú que dijeron que la experiencia les enseñó la importancia de tener un plan patrimonial

Después de 15+ meses de confinamientos, cierres, repuntes y aumentos repentinos de casos, los inversores individuales de todo el mundo tienen altas expectativas ante lo que traerán los mercados luego del COVID-19 y, como anticipan retornos de 13% por encima de la inflación en sus inversiones para 2021 (e incluso mejores resultados a largo plazo) muchos probablemente no puedan soportar la exposición al riesgo que deberán asumir para cumplir con estas expectativas.

Los resultados de la Encuesta Global de Inversionistas Individuales de Natixis 2021, muestran cómo la pandemia mundial afectó las finanzas, la salud y las emociones de los inversionistas. A pesar de las tensiones registradas durante los últimos 18 meses, tienen motivos para ser optimistas empezando por los rendimientos de dos dígitos que reportaron durante la pandemia.

Pero el COVID-19 ha puesto a prueba su determinación con lecciones financieras clave y el mundo post pandemia presentando nuevas preocupaciones financieras, incluidos posibles aumentos fiscales, costos de servicios médicos y gestión de deudas.

“Al salir de la pandemia y hacia la recuperación, los inversores ven grandes oportunidades para incrementar sus activos y observamos un optimismo que se extiende más allá de la reapertura de las economías de todo el mundo en 2021, anticipando así resultados aún mejores en los próximos años”, afirmó Mauricio Giordano, director general, Natixis IM México.

A medida que las economías inician la reapertura, la pandemia está conformando las opiniones e impulsando el comportamiento de los inversores en todo el mundo de cuatro maneras, posicionándolos para la nueva normalidad:

  1. Los inversionistas no fueron inmunes al COVID-19: De todos los inversores, los de América Latina sintieron el mayor impacto del COVID. Aquellos en Asia pudieron haber reportado tasas de infección más bajas, pero todavía reportan haber experimentado un golpe financiero. Si bien los efectos fueron menos pronunciados en Europa y América del Norte, los inversionistas de estas regiones informan de importantes desafíos para su seguridad financiera.
  2. La brecha de expectativas de rendimientos se ha ampliado: A pesar de los desafíos de la pandemia, los inversionistas reportan rendimientos de inversión promedio de 12.5% por encima de la inflación en 2020. Ahora con la realidad de la efectividad de las vacunas y economías sin mascarilla, los inversionistas esperan disfrutar una larga etapa de rendimientos que superan el doble de lo que los profesionales financieros consideran como realistas.
  3. Las expectativas están desconectadas de los temores financieros: los inversionistas creen que se sienten cómodos asumiendo riesgos, pero cuando llega el momento, su deseo persistente de seguridad y su preocupación por la volatilidad podrían poner a prueba su temple al enfrentar cualquier turbulencia del mercado.
  4. Los inversionistas encuentran lecciones financieras clave en la pandemia: los inversionistas han aprendido lecciones fundamentales sobre gastos y ahorro, pero no está claro si las conservarán en el largo plazo.

Los invesores no fueron inmunes a la crisis del COVID-19

De todos los inversores encuestados, los de América Latina fueron los más afectados por la pandemia: 70% de los encuestados en Argentina, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay informaron que experimentaron efectos financieros y/o de salud por la pandemia.

En el aspecto financiero, es posible que los inversores de la región se hayan desempeñado bien en los mercados con reportes de rendimientos promedio de 14.2% por encima de la inflación; pero los mercados no reflejan la economía en general: un tercio de los inversores de la región afirma que experimentó un serio revés en su seguridad financiera como resultado del COVID-19.

  • Más de un tercio (35%) de los participantes en la región dijo que había perdido ingresos debido a la pandemia. [Colombia/Perú (38%), Argentina / Uruguay (37%) y México (30%)].
  • Casi uno de cada cinco (17%) dijo también que perdió su empleo o negocio durante al menos parte del año.
  • El número de personas que dijeron haber recurrido a un retiro de su plan de jubilación fue más de dos veces y medio mayor que el resto del mundo (20% vs. 7%). [Chile (42%) Colombia (22%)]
  • 30% dijo haber experimentado un serio revés financiero en su seguridad financiera [Colombia / Perú (36%), Chile (30%), México (29%)]
  • Asimismo, los inversionistas en América Latina tuvieron más del doble de probabilidades de reportar que un miembro de su hogar contrajo COVID (23% vs 9%).
  •  

En el ámbito de la salud, el número de personas que dijeron haber contraído COVID-19 fue el doble que el del resto del mundo (13% frente a 6%). Con un 19%, los inversores en Colombia y Perú informaron la tasa más alta de contagio de entre todos los países encuestados, mientras que un 13% en México dijo que también enfermó de COVID-19. Los inversores latinoamericanos también tuvieron más del doble de probabilidades de informar que un miembro de su familia contrajo COVID (23% frente a 9%).

En general, la pandemia ha tenido un impacto emocional en los individuos en América Latina. Los inversionistas aquí fueron más propensos a reportar estrés a causa de su seguridad financiera (60% a nivel regional, 65% en Chile). La mitad (49%) dijo que sentía temor, en vez de confianza en su seguridad financiera. Incluso más (52%) dijo sentirse vulnerable. Pero a pesar de todo lo que han experimentado, siete de cada 10 dice sentirse afortunado después de superar la pandemia.

Lecciones aprendidas de la pandemia

·  Parecería que debido a los temores financieros compartidos por los inversores a la encuesta de Natixis, la pandemia global podría haberlos ayudado a reconocer un curso de acción para estar mejor preparado para la próxima crisis, ya sea global, regional o simplemente personal.

· Al preguntarles qué han aprendido de la pandemia, la mayoría apunta a abordar problemas clave de finanzas personales. Más de cuatro de cada diez inversores individuales globales (43%) dicen que aprendieron la importancia de mantener el control de sus gastos, mientras que tres de cada 10 dice que aprendió la importancia de contar con ahorros para una emergencia.

· Mantener un control de gastos fue una lección especialmente importante en Argentina / Uruguay (62%), Chile (58%), Colombia / Perú (64%) y México (58%).

· Uno de los recordatorios más duros de la pandemia es el 51% de inversores en México y 44% en Colombia y Perú que dijeron que la experiencia les enseñó la importancia de tener un plan patrimonial.

Lecciones financieras

Además de la administración de gastos, tres de cada 10 dice que también aprendió la importancia de tener ahorros para emergencias. Este punto de planificación, que va de la mano con el temor de enfrentar un gasto grande e inesperado, lo sintieron más directamente los inversores en Colombia / Perú (53%) y México (50%), países donde la cantidad de personas que reportan pérdidas de ingresos familiares durante la pandemia fueron significativamente más altos que el promedio.

Mauricio Giordano agrega: “Navegar en esta nueva etapa post pandémica será difícil para los inversores y muchos necesitarán asesoría profesional. Después de un año de noticias negativas sobre el COVID-19 y de filtración de información errónea sobre todo tema, desde vacunas hasta los resultados de las elecciones, nos lleva a preguntarnos: ¿En qué consejo pueden confiar?"

En general, la mayor cantidad de interrogados dice que al tomar decisiones de inversión confían en sí mismos (92%) más allá de la familia, los amigos y las instituciones financieras. Pero casi el mismo número (90%) dice que confía en su asesor profesional financiero para apoyo en el proceso de toma de decisiones. La importancia de esta relación no se puede subestimar ya que solo 74% de los inversionistas dice confiar en su familia y 61% confía en sus amigos para tomar decisiones financieras.

En retrospectiva, los inversores se sienten contentos de haber pasado las lecciones de la pandemia, viéndolas como una prueba de estrés tanto para sus finanzas personales, como para la economía global. La mayoría manifiesta que, aunque la contracción financiera no los afectó tanto como a otros el año pasado, sí hay lecciones claras que aprender a partir de la pandemia.

“El desafío para muchos inversionistas individuales será el no permitir que los cambios en sus emociones se apoderen de ellos. Esto significará examinar detenidamente sus expectativas de rendimiento de manera realista y empatarlas con su tolerancia al riesgo, superando sus miedos y, en última instancia, aprendiendo de las lecciones cruciales que les han dejado estos tiempos complicados”, concluye Giordano.

El informe completo “The Normal” puede consultarse en el siguiente link:

Metodología

La encuesta de inversores individuales de Natixis IM 2021, fue realizada por CoreData Research en febrero y marzo de 2021. La encuesta incluye a 8550 inversionistas individuales en 24 países y regiones como Asia, Europa, Latinoamérica y América del Norte. En México Natixis encuestó a 300 inversores con un mínimo de 100.000 dólares en activos para inversión. Los grupos de edades se desglosan como sigue: Generación Y: 36% (25-40 años), Gen X: 31% (41–56 años), Baby Boomers 28% (57-75 años) y 13 de la Generación silenciosa 6% (76+ años).

 

 

menu