Última actualización: 02:55 / Miércoles, 9 Enero 2013
Entrevista a Stuart O´Gorman

El crecimiento orgánico y las barreras de entrada son clave para invertir con éxito en tecnología, según Henderson

Imagen
El crecimiento orgánico y las barreras de entrada son clave para invertir con éxito en tecnología, según Henderson

Stuart O´Gorman, director de Renta Variable Tecnológica para Henderson Global Investors, es un apasionado de la tecnología, un sector que conoce al dedillo y en el que invierte desde hace más de 16 años, tal y como explicó en una entrevista con Funds Society.  Para O´Gorman, el sector tecnológico, uno de los más dinámicos y de mayor recorrido en el mundo, será en el futuro una industria “barata, rápida y mejor” que tal y como la conocemos actualmente, en el que además habrá un mayor gasto por persona, lo que la hará aún más interesante.

El entusiasmo que muestra O´Gorman hablando de las empresas tecnológicas lo vuelca también a diario en la gestión del Henderson Horizon Global Technology Fund y del Global Technology Fund. Ambos fondos son cogestionados también por Ian Warmerdam.  Los dos se sumaron a Henderson en 2001 y desde entonces lideran un  equipo basado en Edimburgo, un grupo de 6 personas que han moldeado a su antojo.  Han querido que todo el mundo “cubra un mayor abanico de aspectos, que cuenten con una visión más amplia en vez de quedarse en su nicho. Todo puede funcionar, pero para nosotros esto funciona así”.

O´Gorman presume de tener un track record de éxito en sus últimos años de gestión, así como de tener poca volatilidad y unos grandes números.

El gestor de Henderson recuerda también para Funds Society sus comienzos en la firma, cuando heredó un grupo que en las tres primeras semanas de su gestión perdió un 21%. Desde el primer momento se embarcó en la tarea de reestructurar el equipo y construir un negocio más sólido con un benchmark en el que pudieran controlar el riesgo y manejar el negocio.

En este sentido, O´Gorman presume de tener un track record de éxito en sus últimos años de gestión, así como de tener poca volatilidad y unos grandes números. “La tecnología es más difícil de entender que otros sectores. Hay cosas, ideas que mueren todos los días y otras que cambian muy rápidamente como Apple o Samsung”.

Henderson Horizon Global Technology Fund

Los dos fondos de Henderson son fondos de tecnología globales, por lo que su universo de inversión se centra en el sector tecnológico. En este sentido, O´Gorman puntualiza que la industria “existen aproximadamente unas 1.000 acciones con una capitalización de mercado superior a los 500 dólares, de las que seguimos de cerca aproximadamente 250 de ellas”. Sin embargo, el gestor quiso dejar claro que pese a ello mantienen la flexibilidad para invertir en los mercados adyacentes tales como la industria de las telecomunicaciones, el sector de los medios de comunicación y la energía alternativa “cuando vemos oportunidades, aunque rara vez representan más del 10% del fondo”. Asimismo, matizó que fuera de las acciones que siguen muy de cerca tampoco pierden de vista otras opciones.  “Podemos e invertimos también sobre una base oportunista en compañías con capitalización de mercado inferiores a los 500 dólares”

3.500 millones de dólares bajo gestión, aunque esperan llegar hasta los 5.000 millones

Asimismo, O´Gorman agregó que su filosofía de inversión se basa en el potencial de crecimiento orgánico y en las barreras para entrar, unas barreras “que pueden ser tecnológicas, de escala, de marca y de distribución”. Desde el fondo miden dichas barreras por su fuerza y sostenibilidad y estudian lo que hace la gestión de la empresa para preservar y fortalecer dichas barreras.

Método de inversión

En cuanto al Henderson Horizon Global Technology Fund, O´Gorman explicó que actualmente cuentan con 3.500 millones de dólares bajo gestión y que estiman llegar hasta los 5.000 millones de dólares, una cifra con la que estarían cómodos ya que contarían con “la flexibilidad de manejar su cartera en el largo plazo”.

Respecto al método -“la red”- que emplean a la hora de escoger una empresa para incluirla en su cartera, el gestor explica que tienen en cuenta dos aspectos, el potencial crecimiento orgánico que tiene la empresa y el crecimiento dentro de la industria y después las barreras de entrada, un punto mucho más importante a tener en cuenta en tecnología antes que en cualquier otra industria. La selección la hacen combinando estos aspectos, adjudican múltiplos de mercado a las proyecciones de ingresos, flujos de caja, etc.. y así categorizan los valores por precio objetivo.

“La red” actúa como filtro utilizando un set de parámetros que determina el equipo que son deseables, para detectar las compañías en las que toman posición, normalmente del orden de 80 empresas. Asimismo, explica que una vez alcanzado el precio objetivo de venta o si se llega antes de tiempo es cuando el equipo revisa la conveniencia de continuar apostando por el valor o si por el contrario se opta por la venta. 

En cuanto a las grandes empresas del sector, los grandes protagonistas en los que habría que fijar todas las miradas, O´Gorman no duda en contestar que en el contexto del mundo tecnológico actual hay dos grandes ganadores: Apple y Samsung, por lo que el problema lo tienen las demás empresas que se encuentran compitiendo con los dos gigantes, que además cuentan con una clave fundamental y es que “tienen poder para negociar con los distribuidores y rebajar precios”. 

Por último, el gestor de Henderson se refirió a la gran capacidad que tienen las empresas tecnológicas de generar dividendo. “Es el sector que más crece en dividendos en el mundo y además va a continuar siendo fuerte. Esperemos que en alguna etapa acaben gastándose su efectivo”, subrayó.

 

menu
menu