Última actualización: 03:57 / Miércoles, 26 Enero 2022
Nuevo informe de CFA Institute

El capitalismo de stakeholders podría ser clave para la Unión de Mercados de Capitales de la UE

Imagen
  • El modelo alemán de Gobierno Corporativo consagra la cogestión de los empleados en la legislación y prevé el establecimiento de comités de empresa
  • Según el último informe de CFA Institute, en la UE, existe la esperanza de que este modelo pueda respaldar el desarrollo de su Unión de Mercados de Capitales
  • Esta investigación surge porque han identificado “un particular cambio en la narrativa global” sobre el concepto de gobierno corporativo

¿Puede la UE resolver la ecuación del capitalismo de stakeholders y ofrecer una solución al modelo de Gobierno Corporativo Sostenible? Según el último informe de CFA Institute, este modelo de "partes interesadas" aplicado en Alemania facilita algunas claves que respaldarían el proyecto de la Unión de Mercados de Capitales de la UE.

La evolución del concepto de gobierno corporativo que afecta a las empresas globales desde la década de 1970, ha significado un punto de inflexión en muchas zonas del mundo donde la idea de combinar el tradicional modelo de gobierno corporativo de primacía de los accionistas junto a conceptos tomados de la gobernanza de los stakeholders (partes interesadas) se está volviendo más aceptable. Por eso desde la organización destacan que, en la UE, en particular, existe la esperanza de que este modelo pueda respaldar el desarrollo de su Unión de Mercados de Capitales.

CFA GRAF 1

Bajo el título Stakeholder Capitalism in Action, CFA Institute destaca en su informe que el modelo alemán de Gobierno Corporativo consagra la cogestión de los empleados en la legislación y prevé el establecimiento de comités de empresa, que desempeñan un importante papel de mediación entre empleadores y empleados. En particular, el nuevo informe presenta una serie de casos de estudio en donde se pidió a los entrevistados que explicaran cómo opera la cogestión en la práctica dentro de sus empresas, y que describieran la influencia que esta forma de representación de los stakeholders ejerce dentro del proceso de toma de decisiones de la compañía. 

Justamente sobre la relevancia de este enfoque para las compañías, Larry Fink, CEO de BlackRock, reflexionaba en su última carta a CEOs: “Un tipo de capitalismo que no tiene que ver con la política, ni tampoco sigue una agenda social o ideológica. No es un capitalismo woke. Es capitalismo, impulsado por relaciones mutuamente beneficiosas para ti y para los empleados, clientes, proveedores y comunidades de los que tu compañía depende para prosperar. Ahí es donde reside el poder del capitalismo”. 

Según señala Josina Kamerling, responsable de Asuntos Regulatorios para EMEA de CFA Institute, esta investigación surge porque han identificado “un particular cambio en la narrativa global” sobre el concepto de gobierno corporativo. “El proyecto de Unión de Mercados de Capitales de la UE tiene como objetivo último reconciliar el capitalismo de los accionistas y el capitalismo de los stakeholders, pero todavía existen interrogantes sobre cómo podría funcionar exactamente en la práctica. En este sentido, Alemania tiene uno de los desarrollos más avanzados del capitalismo de stakeholders, por lo que entender cómo funcionan sus empresas quizás podría aportar más luz al debate en la UE, ya que la Unión busca promover la integración de sus mercados de capital. Esperamos que este nuevo informe y los casos de estudio que contiene ofrezcan elementos de reflexión para los responsables de la formulación de políticas y los reguladores para afrontar la próxima fase de evolución del gobierno corporativo”, señala Kamerling. 

cfa graf 2

Por su parte, José Luis de Mora, CFA, presidente de CFA Society Spain, ha añadido: “En Alemania los comités de empresa desempeñan un importante papel de interconexión y mediación tanto a nivel de empleado individual como de empresa. Los Comités tienen como objetivo mejorar la resolución de conflictos y alinear el interés a largo plazo de todas las partes en torno a la resiliencia de la empresa. Este modelo ha disfrutado de una amplia aceptación en ese país y muchos lo consideran un factor de apoyo en la sólida economía alemana. La cuestión es si este modelo de las partes interesadas podría considerarse una opción de gobierno corporativo que, de exportarse, arrojaría resultados igualmente exitosos en otros países de la UE. Este es un momento interesante para participar en este debate sobre el mejor modelo de buen gobierno, particularmente cuando la UE se enfrenta a desafíos regulatorios multilaterales”.

menu