Última actualización: 10:27 / Martes, 20 Julio 2021
Encuesta de MFS IM

El 45% de los inversores millennials españoles reconoce que necesita más asesoramiento financiero

Imagen
  • El COVID-19, la fragilidad de la economía mundial y la inestabilidad política constituyen los principales motivos de inquietud de los inversores
  • Las conclusiones ponen de manifiesto las divergencias existentes entre los 'millennials' y los asesores financieros en lo que se refiere a la percepción de sus objetivos de inversión
  • Más de la mitad de los 'millennials' españoles que ha recibido una herencia tiene pensado trasladar la gestión del dinero a otro asesor

El asesoramiento financiero también es un servicio que cada vez más inversores jóvenes reclaman. Según muestra la encuesta Advising Millennials in a Digital Age, realizada por MFS Investment Management, el 45% de los inversores millennials españoles ha manifestado una mayor necesidad de asesoramiento financiero, en los últimos 12 meses. Ente las conclusiones que arroja la encuesta destaca que una de sus principales preocupaciones es lograr suficientes ahorros para su jubilación.

La encuesta, que analiza las actitudes, las percepciones y los comportamientos de este grupo social que representa el 23% de la población española (11 millones de personas), concluyó que el 37% se siente abrumado ante las diferentes opciones de inversión de las que disponen, mientras que el 67% querría contar con más conocimientos de inversión de los que tiene en la actualidad.

Es más, al ser preguntados sobre cuáles son sus principales preocupaciones para los próximos tres años, el 55% muestra inquietud sobre ahorrar para una emergencia o un acontecimiento imprevisto, y el 47% está preocupado por la generación de ingresos para cubrir el coste de vida actual. De cara al futuro, el 48% subraya su preocupación por ahorrar para la educación de sus hijos y el 44% por ahorrar dinero suficiente para la jubilación.

Cuando se les consulta específicamente por el ahorro para su jubilación, el 69% de los millennials se muestra disciplinados con el ahorro, es más, el 64% tenía una buena idea de los ingresos que precisa para la jubilación. Sin embargo, el 66% revelaba una mayor inquietud que nunca por jubilarse en su debido momento y el 54% temía no estar haciendo lo suficiente para maximizar sus ahorros para la jubilación.

Asimismo, esta generación (que comprende desde el 1981 al 1996) reconoce que el COVID-19 ha incrementado sus "miedos financieros", tal y como indica el 68% de los encuestados. También les preocupa la fragilidad de la economía mundial (un 61%) y la inestabilidad política en todo el planeta (un 56%). Estos miedos afectan a sus decisiones, ya que tres cuartas partes de los encuestados reconoce haber retrasado un hito vital debido a su situación financiera. El estudio también revela que poco más de la mitad de los millennials (el 53%) se considera al menos algo tolerante al riesgo.

"Los inversores millennials no lo han tenido fácil. Han sufrido tanto la crisis financiera de 2008 como la crisis de deuda de la zona euro, que para muchos se tradujo en dificultades para encontrar empleo. Y ahora estando en sus años más productivos tienen que hacer frente a otro contratiempo, las consecuencias de la pandemia. Dada toda la incertidumbre económica actual, no sorprende que tengan tantas preocupaciones. Ahora bien, resulta alentador que haya un porcentaje tan elevado de millennials que esté pensando en su futuro y quiera tomar las riendas de sus ahorros", señala Carlos Aparicio, director general para España y Portugal de MFS Investment Management.

Millennials y asesores financieros

Las conclusiones de este estudio también ponen de manifiesto las divergencias existentes entre los millennials y los asesores financieros en lo que se refiere a la percepción de sus objetivos de inversión. Por ejemplo, el 64% de los asesores españoles cree que el crecimiento del patrimonio o el aumento del valor de la cartera en la medida de lo posible es el objetivo clave de los inversores millennials españoles, mientras que solo el 28% de los inversores lo considera importante. Esto volvió a quedar patente cuando el 43% de los inversores afirmó que la generación de ingresos a partir de los ahorros y las inversiones era un objetivo importante y solo el 17% de los asesores lo percibió como relevante.

Según indican las conclusiones del informe, esta discordancia podría guardar relación con el hecho de que el 68% de los asesores tiene un poco o nulo éxito a la hora de atraer inversores millennials, y un 8% de ellos asegura que no tienen interacción alguna con este grupo. La lógica que subyace en esto, tal y como revela el estudio, es la percepción de gran parte de los asesores (59%) de que los millennials no atesoran suficiente patrimonio para ser vistos como potenciales clientes. El 44% de los asesores percibe además que los millennials no ven valor en su asesoramiento.

"Puede que los millennials no sean los inversores con más volumen de patrimonio; sin embargo, estamos a punto de presenciar una rotación masiva en la distribución de la riqueza de los baby boomers hacia la Generación X y los millennials. Los asesores que sacarán partido de la situación son aquellos dispuestos a interactuar con los millennials y reforzar su experiencia con el cliente para adaptarse a sus necesidades. Esto abre una ventana de oportunidades para que gestoras de activos como MFS ayuden a los asesores financieros en la tarea de acercarse a los inversores millennials. Este grupo centra en sus metas, son conscientes de los riesgos y tienen en mente su jubilación. Las conclusiones de la encuesta reflejan que los asesores tienen la oportunidad de entender mejor el potencial de los clientes más jóvenes y lo que estos clientes necesitan a cambio. Los asesores serán una pieza clave para ayudar a esta generación a conseguir sus metas a largo plazo al depositar sus ahorros en los mercados", añade Aparicio.

Patrimonio familiar

De acuerdo con la encuesta, el 64% de los inversores millennials españoles han recibido una herencia o esperan obtener una. El 52% apuntó que trasladaría el dinero a otra firma de asesoramiento, lo gastaría inmediatamente o no está seguro de qué hará con él. La encuesta también pone de relieve que los baby boomers se sienten incómodos a la hora de hablar de dinero con sus hijos y preferirían discutir sus deseos poco antes de morir.

"Más de la mitad de los inversores millennials prevé recibir una herencia y la mayoría de ellos espera trasladar el dinero a otra firma. Ahora bien, la mitad no se ha reunido con el asesor de sus padres y la otra mitad que ha entablado conversaciones con su asesor sobre el patrimonio familiar considera que han resultado muy valiosas. El estudio muestra que una mayoría abrumadora de estos inversores millennials (el 95%) que ha recibido asesoramiento profesional lo ha valorado muy positivamente. Hay una oportunidad para que los asesores financieros den el paso y consigan nuevos clientes para toda la vida", concluye
Aparicio.

menu