Última actualización: 04:15 / Jueves, 21 Mayo 2020
Según Bain & Company

¿Cómo deben gestionar el COVID-19 los consejeros delegados de las empresas?

Imagen
  • En una situación de crisis como la actual, se recomienda nombrar un equipo dentro de la empresa totalmente dedicado a la gestión del COVID-19
  • Una herramienta útil será identificar y definir todos los escenarios financieros posibles a los que la empresa se puede enfrentar
  • Los consejeros delegados deberán estar al frente de las principales decisiones que se tomen

El COVID-19 ha paralizado la actividad económica de las principales economías mundiales. Ahora, una vez que la pandemia parece estar bajo control, toca planear cómo volver a la normalidad. A escala local, los empresarios se enfrentan a un gran reto: gestionar el COVID-19 en sus negocios. Desde Bain & Company han publicado una serie de recomendaciones orientadas a los consejeros delegados de las compañías. 

“El brote del coronavirus es diferente a cualquier crisis anterior. Los enfoques tradicionales de respuesta a la crisis no serán suficientes. Los consejeros delegados necesitan actuar ahora y no esperar. A medida que el nuevo brote de coronavirus ha volcado las empresas de todo el mundo a una velocidad alarmante, una cosa ha quedado clara para los ejecutivos que se enfrentan a la crisis: no hacer nada no es una opción. COVID-19 es diferente a cualquier crisis previa y adoptar los enfoques tradicionales de respuesta a las crisis no es suficiente”, señalan desde Bain & Company.

La firma considera que hay varias acciones que los consejeros delegados pueden tomar en este momento para ayudar a mitigar los efectos del brote y ser más fuertes en el otro lado. “A medida que continúan las consecuencias económicas, los líderes empresariales querrán primero modelar su exposición a las consecuencias del coronavirus y probar en la calle sus pérdidas y liquidez”, añaden. 

En este sentido, la firma ha publicado una serie de estrategias y decisiones que los consejeros delegados pueden tomar para ayudar a mitigar los efectos de esta crisis:

  1. Alinear al equipo senior con una llamada de atención. Consiste en alinear a todo el equipo directivo para que sean conscientes de la gravedad de la situación y de los peores escenarios financieros que pueden encontrarse. Además, es necesario establecer la seguridad como principal prioridad y evitar la inacción
  2. Designar un equipo senior. La firma aconseja establecer un equipo multidisciplinar y priorizar los flujos de trabajo, teniendo en cuenta que hay que ser ágil a la hora de hacer cambios. También, romper los ciclos habituales de informes, y señala que será más efectivo informar a los consejeros delegados diariamente de los aspectos más relevantes

Delinear escenarios macro y traducirlos a planes de contingencia. Desde Bain & Company consideran que es necesario esbozar escenarios macro COVID-19 específicos, por geografías principales. Así como “traducir esos escenarios en escenarios tangibles de disminución de ingresos y de interrupción operativa”.

menu
menu