Última actualización: 14:45 / Martes, 3 Mayo 2016
Análisis de Schroders

Cinco cuestiones importantes para invertir en alternativos líquidos

Imagen
Cinco cuestiones importantes para invertir en alternativos líquidos
  • A diferencia de las estrategias de inversiones de alternativos tradicionales, las estrategias de alternativos líquidos se estructuran dentro de un marco de fondos mutuos regulado
  • Tradicionalmente los alternativos líquidos han sido vistos como una clase de activos independientes, sin embargo, los inversores se están dando cuenta del atractivo de la combinación con una asignación tradicional
  • Los inversores pueden esperar todos los beneficios asociados a los fondos mutuos, tales como una mayor transparencia, niveles mínimos de inversión, límites de apalancamiento y de concentración de la cartera
  • Schroders gestiona una amplia variedad de estrategias en distintas clases de activos, lo que permite a los inversores crear carteras cada vez más matizadas y específicas a través de la gama GAIA

Aunque no existe una definición universal para las estrategias de alternativos líquidos, estas carecen típicamente de restricciones, tienen como objetivo generar una rentabilidad total o absoluta y puede tener la capacidad de tomar posiciones largas y cortas. Estas estrategias también pueden dar a los inversores acceso a las clases de activos alternativos tradicionales con liquidez diaria, semanal o bi-mensual.

¿Cuáles son sus ventajas?

A diferencia de las estrategias de inversiones de alternativos tradicionales, las estrategias de alternativos líquidos se estructuran dentro de un marco de fondos mutuos regulado. Esto significa que los inversores pueden esperar todos los beneficios asociados a los fondos mutuos, tales como una mayor transparencia, niveles mínimos de inversión, límites de apalancamiento y de concentración de la cartera. Por otra parte, en comparación con los vehículos alternativos tradicionales, los alternativos líquidos poseen un mayor grado de gobernabilidad, que determina cómo deben ser estructurados y administrados los fondos, así como la forma en que deben protegerse los activos subyacentes.

Este tipo de estrategias pueden mejorar las rentabilidades ajustadas por riesgo en un portafolio equilibrado, ya que ofrece a los inversores una genuina diversificación, reduce la volatilidad y la correlación, al tiempo que ofrece protección a la baja cuando los mercados caen.

¿Cómo funcionan?

Por definición, las inversiones en alternativos implican la búsqueda de diversas fuentes de alfa con estrategias que han demostrado una disminución de la correlación con los mercados financieros de forma amplia. Para ello, las estrategias alternativos líquidos pueden emplear ciertas técnicas de inversión que se diferencian de los fondos tradicionales, como por ejemplo:

- Inversiones long/short: Esta es una técnica de inversión que se puede utilizar para generar rendimientos adicionales, así como para proporcionar flexibilidad y protección a la baja en un portfolio. Una estrategia que toma posiciones largas y cortas ofrece potencial para que los inversores aprovechen tanto las caídas como las subidas de los mercados, gestionando al mismo tiempo la volatilidad del mercado de manera más eficaz que las estrategias long-only tradicionales.

- Apalancamiento: Esta es una técnica de inversión que busca aumentar la exposición y mejorar la rentabilidad mediante el uso de capital prestado. En el caso de las alternativas líquidas, esto se consigue mediante el uso de instrumentos derivados. El apalancamiento se puede aplicar tanto en el lado largo como en el corto y, cuando se gestiona de forma prudente, puede ser una técnica eficaz para acrecentar el potencial retorno de una cartera.

- Derivados: Los derivados son contratos entre dos o más partes, cuyo valor se deriva del activo subyacente del contrato, tales como acciones, bonos y materias primas, entre otros. Los gestores suelen utilizar derivados para cubrir los riesgos típicos de la cartera, como el de tipo de interés, la inflación o los riesgos de divisas.

Por ejemplo, el portfolio manager puede utilizar swaps, donde el pago de una tasa variable se cambia por una tasa fija o viceversa, para mitigar el impacto del aumento o la disminución de los tipos de interés.

Del mismo modo, si un fund manager quiere protección contra una posible caída en el precio de una acción, pueden comprar un put option. Esto proporciona al tenedor el derecho, pero no la obligación, de vender el activo subyacente a un precio acordado en un plazo de tiempo determinado.

Adicionalmente, se pueden usar derivados para adoptar decisiones de inversión activa, por ejemplo, usando un derivado en la posición corta para expresar una opinión negativa sobre una empresa.

Características de los alternativos líquidos

El siguiente gráfico muestra cómo al invertir parte del portafolio en alternativos liquidos,  los inversores pueden aumentar la rentabilidad de la cartera y reducir la volatilidad en comparación con una cartera balanceada tradicional.


El gráfico muestra cómo la introducción de un 30%, 20% o 10% de asignación a alternativas líquidas en una cartera balanceada tradicional 60/40 puede, en cada caso, ayudar a aumentar la rentabilidad y a reducir la volatilidad.


¿Cómo usar los alternativos líquidos?

Tradicionalmente los alternativos líquidos han sido vistos como una clase de activos independientes, sin embargo, los inversores se están dando cuenta del atractivo de la combinación con una asignación tradicional. El siguiente gráfico muestra cómo puede ser considerados en un portfolio con combinaciones tanto enrenta variable como en renta fija.

La forma en la que los inversores optan por utilizar alternativos líquidos dependerá, sin embargo, en sus objetivos particulares de inversión, ya que este tipo de activos pueden desempeñar varios roles dentro de una cartera. Por ejemplo, pueden proporcionar acceso a diversas fuentes de alfa, reducir la volatilidad o el riesgo direccional del mercado. Además, son capaces de ofrecer protección cuando el mercado cae y suponen un enfoque simple, pero flexible, para mejorar la diversificación.

El objetivo último debe ser el de construir una cartera bien diversificada y suficientemente sólida como para soportar distintas condiciones de mercado. Una parte de este proceso debe incluir siempre una detallada evaluación de los diferentes riesgos y las características de rentabilidad de las alternativas líquidas para determinar la forma en que mejor pueden encajar dentro de una cartera.


La experiencia de Schroders

Schroders gestiona una amplia variedad de estrategias en distintas clases de activos, lo que permite a los inversores crear carteras cada vez más matizadas y específicas.

“Ofrecemos una plataforma global de hedge funds, gestionados externamente a través de nuestra gama GAIA. Schroder GAIA es una forma regulada, líquida y transparente para que los inversores tengan acceso a las estrategias de hedge funds dentro de un marco UCIT”, explican desde la firma.

Schroders también ha ampliado esta plataforma en el ámbito no UCIT, a través de Schroder GAIA II. Dentro de la industria de los hedge funds, la firma reconoce que hay una variedad de estrategias de inversión atractivas, pero estima que hay algunas que no encajan de forma natural dentro de un marco UCIT. Esa es la razón del lanzamiento de Schroder GAIA II.

Ambas plataformas combinan los puntos fuertes de Schroders, como el liderazgo de gestores con experiencia y buen track record, y un grupo cuidadosamente seleccionado de gestores de hedge funds.

 

menu