Última actualización: 14:03 / Martes, 14 Diciembre 2021
Mesa redonda con Eurizon y el buy side

China: oportunidades en un nuevo contexto político y económico

  • China está cambiando su modelo de crecimiento desenfrenado por otro de “calidad” que tiene por objetivo aumentar la clase media del país y fomentar la “autosuficiencia tecnológica y las políticas ESG”
  • La nueva política económica china proyecta un panorama incierto para la inversión en renta variable, pero con una buena selección temática y por empresas los gestores ven oportunidades
  • La renta fija ofrece un mejor rendimiento debido a su aislamiento a los inversores internacionales, aunque el riesgo del high yield "no está bien pagado" en opinión de algunos expertos
  • El Gobierno chino no debería permitir una caída total de Evergrande, ya que el 80% del ahorro de los consumidores se sitúa en activos inmobiliarios y una crisis del sector afectaría gravemente al consumo

El viraje hacia un nuevo contexto político-económico en China proyecta un panorama incierto para la rentabilidad de las inversiones en el corto plazo, pero más allá de las dudas el gigante asiático jugará sin duda un papel central en la economía global en un futuro próximo. Es la conclusión general, aunque con matices, a la que llegaron los representantes de Eurizon, Caja Ingenieros, Unicaja, Arquia, Singular Bank, Tressis y Sabadell Uquijo en el debate organizado por la gestora y Funds Society -de la mano de Susana Criado- el pasado martes en el Hotel Intercontinental de Madrid bajo el título ‘China. Oportunidades entre la crisis energética y las exigencias medioambientales’.

A lo largo del encuentro los expertos invitados abordaron la evolución de las oportunidades de inversión en renta fija y variable en el marco de la nueva política de ‘Prosperidad Común’ impulsada por el Partido Comunista Chino (PCCh), la situación internacional de crisis energética y de suministros, y el contexto de creciente compromiso con las exigencias medioambientales para la lucha contra el cambio climático.

Bruno Patain, responsable de Eurizon Capital para España y Portugal y anfitrión del evento, inauguró el debate situando en contexto el giro de timón emprendido por el gigante asiático con una nueva política económica que, más allá de hacer descender la rentabilidad para los inversores en el corto plazo, animó a no subestimar, considerando que puede sentar las bases de un desarrollo futuro prometedor.

Así, según Patain, China estaría cambiando su modelo de crecimiento desenfrenado por otro de “calidad” que tiene por objetivo aumentar la clase media del país y fomentar la “autosuficiencia tecnológica y las políticas ESG”. Las políticas emprendidas hasta la fecha por el país oriental, que lo han llevado de ser un país subdesarrollado a convertirse en la segunda economía mundial (responsable del 20% del PIB mundial) en pocas décadas, son el mejor aval para otorgar un voto de confianza futuro al gobierno de Xi Jinping, en opinión del experto, que animó a “no juzgar al país con una perspectiva occidental”.

Así, independientemente de la rentabilidad en el contexto de la coyuntura actual, China representa "un nuevo sol económico-financiero en nuestro universo”, que en apenas unas décadas podría hacer sombra a Estados Unidos, algo que conviene tener en cuenta en una visión a futuro.

Una opinión similar a la de Didac Pérez, director de inversión en Caja Ingenieros, que defendió las medidas emprendidas por China “en aras de preservar el crecimiento económico a largo plazo”, aduciendo que las decisiones del Gobierno chino se ajustan a una “campaña regulatoria normal”, de corte similar a las emprendidas por el gigante asiático en 2004 con las compañías mineras, o contra el fraude y los videojuegos en 2014 y 2018 respectivamente. El experto recomendó no perder de vista los ciclos económicos que ha atravesado el país en el pasado, con periodos de entre uno y cuatro años de regulación y entre cinco y siete de “boom” económico.

¿Renta fija mejor que variable?

Las opiniones sobre las opciones de rentabilidad del mercado chino en el corto plazo son dispares entre los expertos que estuvieron presentes en el evento, aunque la mayoría de ellos coinciden en apostar por la renta fija frente a la variable, a la que pocos están expuestos de manera directa, aunque sí con vehículos de inversión. Sabadell Uquijo, por ejemplo, se ha deshecho de todos sus activos directos en el país, según explicó el responsable de la Unidad de Gestión de Carteras de Fondos de la entidad, Benito del Rincón, que alberga muchas reservas sobre la viabilidad de invertir en China, cuyas previsiones de crecimiento para el año 2022 han descendido hasta el 4%, según Bank of America.

También precavidos con respecto a la renta variable se mostraron Miguel de Paz, director de Inversiones de Unicaja, Mar Barrero, directora de Análisis en Arquia y Silvia García-Castaño, directora de inversiones de Tressis, que señaló como principales riesgos la posible quiebra del gigante inmobiliario Evergrande y la consiguiente caída del consumo, así como la excesiva dependencia de la economía del país de las materias primas.

No obstante, la renta variable sí que podría ser competitiva siempre y cuando vaya acompañada de una selección adecuada de temáticas y empresas. Este es el enfoque de Caja Ingenieros. Para el director de Inversiones de la firma, que mantiene un vehículo de inversión en renta variable, existen oportunidades de inversión si se seleccionan adecuadamente los nichos de mercado y se priorizan aquellas empresas más “transversales” en su transmisión de valor hacia los accionistas.

Segmentar la inversión por temáticas puede ser otra de las formas de obtener beneficios de la renta variable en esta etapa de cambio, en opinión de Mar Barrero. Para Bruno Patain, la solución pasa por centrar la inversión en los sectores de la tecnología y las renovables, que serán los grandes ganadores de este proceso de reconfiguración que atraviesa el país.

los protagonistas del evento

Energías renovables y emisiones verdes

Precisamente las energías renovables, en forma de emisiones verdes, son uno de los activos fundamentales a tener en cuenta en el terreno de la renta fija china, según apuntó Victoria Torre, responsable de Oferta Digital de Productos de Inversion en Singular Bank. Y es que, a diferencia de la renta fija de otros países emergentes, la china es mucho menos vulnerable al mercado internacional por su aislamiento, debido al “minúsculo” peso del inversor internacional en el mercado de renta fija china, que según Patain es, como mucho, del 3,6%%.

Aunque en general las opiniones de los invitados fueron favorables con respecto a la renta fija china, no deja de haber ciertas reticencias. Para la directora general de Inversiones y Productos en Tressis, Silvia García-Castaño, el escenario es “negativo” para la compra principalmente debido a la alargada sombra que proyecta la caída de Evergrande y el sector inmobiliario. La entrada en renta fija de la entidad podría retrasarse a “alrededor de marzo”, momento en el que se revelarán las intenciones del Gobierno con respecto al gigante.

La crisis de Evergrande

Por eso mismo el riesgo del high yield chino, que también procede hasta en un 70% de empresas inmobiliarias, “no está bien pagado” en opinión de Benito del Rincón, algo en lo que coincidió Patain, que también recomendó esperar hasta que el Gobierno chino enseñe las cartas con respecto a Evergrande. La intervención se da prácticamente por sentada, ya que “el 80% del ahorro de la población china se encuentra en el sector inmobiliario”, recordó Miguel de Paz.

Por eso mismo no cabe duda de que el Gobierno chino no permitirá una caída total si pretende basar su estrategia económica en una “prosperidad común” basada en el consumo, pero lo que sí que es una incógnita es la magnitud del rescate. Algunos, como Patain, opinan que las autoridades se limitarán a suavizar el aterrizaje solo lo estrictamente necesario para evitar la quiebra de una empresa que supone nada menos que el 2% del PIB nacional, evitando un efecto contagio en un sector que vale por el 25% de la economía china.

Apuesta por la sostenibilidad

En cuanto a la energía y las materias primas, de las que la economía china es ultradependiente, el país se verá inevitablemente ralentizado debido a su encarecimiento y el consiguiente incremento en los costes de producción, especialmente durante el invierno, aunque el impacto será diferente dependiendo del sector, según opinaron los expertos. La presión global en pro de la sostenibilidad será otra espina clavada en el sector productivo chino, pero a su vez la apuesta, en apariencia sincera, del país por la sostenibilidad, brindará interesantes oportunidades de inversión.

Pueden ver el vídeo en este link.

menu