Última actualización: 16:07 / Domingo, 22 Noviembre 2020
Virtual Summit con Funds Society

Adrie Heinsbroek (NN IP): “Además de crear valor financiero, debemos centrarnos en generar un beneficio real para el planeta”

  • “Sí: necesitamos generar valor financiero, pero asegurándonos de que se preserva la prosperidad. Es esta combinación la que marca la diferencia”
  • La inversión de impacto de NN IP busca generar valor más allá de los accionistas, aplicando una perspectiva de múltiples partes interesadas, que incluya beneficios para la ciudadanía y el planeta
  • “Nuestra misión es invertir en empresas que ofrezcan soluciones para los mayores desafíos ambientales y sociales del mundo al tiempo que logramos un rendimiento financiero atractivo”

“Un impacto real en un mundo real con una economía real”. Para Adrie Heinsbroek, director de inversiones responsables de NN Investment Partners, la clave del éxito de la inversión sostenible reside en lograr un vínculo entre la creación de valor financiero y la obtención de un beneficio visible para el planeta y la sociedad. Así lo manifestó en una nueva edición del Virtual Investment Summit organizado por la gestora junto a Funds Society el 18 de noviembre.

“Sí: necesitamos generar valor financiero, pero asegurándonos de que se preserva la prosperidad. Es esta combinación la que marca la diferencia”, señaló durante su intervención en esta conferencia digital moderada por la subdirectora general de Spainsif, Andrea González; y en la que también participó el gestor principal de inversión de impacto, Huub van der Riet.

Con el título “Población, Planeta y Prosperidad: 3 temáticas que guiarán el crecimiento futuro”, el evento permitió a NN IP analizar el papel que tienen los gestores de activos a la hora de asignar su capital a la economía y desarrollar su visión sobre la inversión sostenible, por la que lleva apostando ya más de dos décadas. Por ello, Heinsbroek hizo hincapié en la necesidad de ser transparentes y poner en común sus perspectivas para tomar decisiones bien informadas. “Podemos ser conscientes de las temáticas sostenibles, pero lo importante es ponerlo en práctica en nuestras carteras”, insistió.

En ese sentido, destacó que el modelo de negocio se ubica en el centro del proceso de selección de compañías, lo que implica una “gran responsabilidad”, ya que buscan generar retornos para todas las partes involucradas. Para ello, la clave reside en encontrar aquellos títulos que, además de ser importantes desde una perspectiva ESG, registren una buena repercusión financiera y sean capaces de adaptarse a las disrupciones de un mundo en constante cambio. “Más que evitar hacer daño, se trata de contribuir a lograr soluciones positivas para temas cruciales de hoy en día”, afirmó.

Un beneficio para todas las partes

Para lograrlo, la gestora cuenta con tres tipos de estrategias: las ESG, las sostenibles y las de impacto. Y estas últimas son las que se vinculan más de cerca con las temáticas de sostenibilidad. Su gestor principal, Van der Riet, lo sabe bien: “No se trata solo de evitar la huella de carbono, sino que vamos un paso más allá y buscamos mejorarla. Esa es la diferencia con las inversiones ESG tradicionales”. En ese sentido, la inversión de impacto busca generar valor más allá de los accionistas, aplicando una perspectiva de múltiples partes interesadas, que incluya un beneficio para la ciudadanía y el planeta.

“Nuestra misión es invertir en empresas que ofrezcan soluciones para los mayores desafíos ambientales y sociales del mundo al tiempo que logramos un rendimiento financiero atractivo”, señaló. En ese sentido, criticó la creencia habitual de que el retorno social se produce a expensas del financiero, cuando, a su juicio, deberían reforzarse mutuamente, que es lo que pretende NN IP con la inversión de impacto.

Con ello en mente, el sector en el que se consigue el equilibrio perfecto entre ambos es el de las ciencias de la vida: en él se puede lograr la detección temprana de enfermedades mientras se obtienen elevados retornos financieros, ya que cuenta con numerosas barreras de entrada a las que solo pueden hacer frente entidades con la suficiente capacidad de innovación. En el extremo contrario, se encuentra el sector del carbón: tiene un impacto negativo en el medioambiente debido a sus elevadas emisiones de gases de efecto invernadero y su rendimiento de flujo de caja (CFROI) se ubica por debajo del coste de capital.

“Buscamos compañías innovadoras con soluciones innovadoras, capaces de afrontar los problemas sociales, que se beneficien del crecimiento, cuenten con una ventaja competitiva y, por ende, puedan generar retornos atractivos. En definitiva, nuestras inversiones se caracterizan por ser ‘compuestos de calidad’”, afirmó Van der Riet.

Cuatro estrategias clave

Para ello, NN IP cuenta con cuatro fondos de impacto que toman 12 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas como marco de referencia. El veterano es el NN (L) Global Equity Impact Opportunities, nacido hace cuatro años y bien diversificado a través de los 12 ODS. Los más sobreponderados son una sanidad asequible, la transición energética, la mejora de la productividad y la inclusión financiera, ya que en ellos se encuentran las mayores oportunidades. Desde su lanzamiento en 2016, la estrategia ha obtenido un retorno absoluto del 9%, un 5,5% que el índice MSCI AC World, lo que, según Van der Riet, evidencia que es más que posible generar un impacto positivo al tiempo que se obtienen rendimientos atractivos.

A este fondo se unen otros tres lanzados a finales de 2019, algo más específicos, ya que cada una se centra en 4 de esos 12 ODS: el NN (L) Smart Connectivity, el NN (L) Climate & Environment y el NN (L) Health & Well-being. Esta última, por ejemplo, gira en torno a la inclusión financiera, los estándares de vida decentes, una mente y un cuerpo saludables y una sanidad asequible.

Entre las empresas en cartera se encuentra la keniana Safaricom, que, a través de una aplicación, permite a 35 millones de usuarios realizar transferencias de dinero sin necesidad de cuenta bancaria. En opinión de NN IP, esto permite el acceso de buena parte de la ciudadanía de Kenia a servicios básicos, facilitando el incremento de la clase media y la creación de empleo. De hecho, según datos de Safaricom, contribuye a un 6,5% del PIB del país.

No hay marcha atrás

Ambos representantes de la gestora coincidieron en que la inversión sostenible ya hace tiempo que llegó para quedarse y prueba de ello es su crecimiento exponencial en el mundo financiero en los últimos años. Para Heinsbroek, este tipo de estrategias están más preparadas para resistir ante las disrupciones y obtener rendimientos sólidos a medio y largo plazo.

Consultado por el impacto que puede tener la victoria de Joe Biden en las elecciones estadounidenses, consideró que las empresas “se sentirán más seguras a la hora de tomar decisiones para ser más sostenibles”. Además, apuntó que lo más probable es que Estados Unidos vuelva a sumarse a las directrices climáticas internacionales, como el Acuerdo de París.

 

Puede acceder al link de la grabación aquí. La contraseña es: NNIP_3Ps

menu