Última actualización: 05:28 / Miércoles, 23 Septiembre 2020
Guerra comercial, COVID-19 y rol de la Comisión Europea

Tres ideas clave de la intervención de Jean Claude Juncker en el Global Summit de Principal Global Investors

Imagen
Juncker Principal Investors

Principal Global Investors, gestora perteneciente a Principal Financial Group, celebró recientemente su primer evento totalmente virtual para dar durante tres jornadas perspectivas del mercado en un escenario marcado por la crisis sanitaria. El evento, titulado Global Virtual Summit, tuvo como invitado de honor a Jean Claude Juncker, ex presidente de la Comisión Europea y ex primer ministro de Luxemburgo. Éste expuso durante su intervención su análisis sobre tres temas de candente actualidad: la guerra comercial entre China y EE.UU., el impacto del COVID-19 sobre la economía global y el rol de la Comisión Europea para dar respuesta a los desafíos que plantea la crisis sanitaria en el Viejo Continente.

En cuanto a la guerra comercial, Juncker fue claro en su análisis: la situación de conflicto entre ambas economías no está mejorando, y no prevé que mejore al menos en lo que queda de mandato para Donald Trump. El exmandatario advierte de la gravedad de la situación: “China tiene tiempo de sobra para participar en este conflicto, quien no tiene tiempo es EE.UU.”

De cara al mandato 2020-2024, la percepción del exmandatario es que, si Trump se renueva en el cargo, “tomará una postura más agresiva o al menos se mantendrá el estatus quo”. En cambio, si Joe Biden accediera a la Casa Blanca, “es posible que mejoren las relaciones internacionales”, debido a la percepción de que Biden “está mejor preparado para ejercer la diplomacia global”.

La cuestión, para el experto, es que la guerra comercial sigue siendo un asunto de capital importancia para los dos países implicados, pero también para la Unión Europea. Juncker aclaró que “Europa no tiene ningún interés de ser un árbitro entre China y EE.UU.”, dado que históricamente EE.UU. ha sido su aliado comercial y que en los últimos años se han reforzado también los lazos comerciales con China. “Al final somos todos víctimas de este conflicto entre EE.UU. y China, en un entorno que ya es incierto de por sí en lo internacional y en lo económico”, concluyó el experto.

En lo referente al impacto de la crisis sanitaria, Juncker aprovechó su intervención en el webinar organizado por Principal Global Investors para insistir en la necesidad de una acción coordinada: “La comunidad internacional está descubriendo algo nuevo: todas y cada una de las naciones del mundo que actúen por su cuenta, sin cooperar con los demás, perderán la guerra contra el virus”. Juncker insistió en que, no solo en el ámbito europeo, “los países deben actuar de forma conjunta. Deben informar al resto de qué están haciendo”. “Puede que sea la última oportunidad que tiene el multilateralismo para jugar un papel decisivo en las relaciones internacionales”, declaró.

En cuanto al rol de las instituciones europeas en la lucha contra el coronavirus, Juncker llamó la atención sobre la importancia de la actuación de la Comisión Europea para atajar una crisis que considera asimétrica, dado el impacto desigual que ha tenido sobre los países de la eurozona (los denominados países “frugales” contra los del sur de Europa). Destacó el hecho histórico de que, gracias a los planes de recuperación aprobados, la UE será capaz de endeudarse por primera vez de su creación, algo que naciones como Alemania habían rechazado durante años. No obstante, insistió en que estos fondos deben ser administrados de una manera “virtuosa”, centrándose en detectar los riesgos a los que estarán expuestas las economías europeas en los próximos años para poder invertir de una manera eficiente, de ahí que se haya requerido a los países que soliciten ayudas una propuesta de reformas estructurales.

En síntesis, a ojos de Juncker la respuesta que debe dar la Comisión a la crisis sanitaria es que “necesitamos hacer todo lo que podamos para promover una recuperación que sea moderna. No podemos volver al estatus quo, sino lanzar una nueva ola de modernización en Europa a través de la tecnología”, concluye.

Claves económicas del equipo de Principal Global Investors

Los expertos de la gestora invitados a la primera jornada virtual expusieron a continuación su visión sobre las principales implicaciones para la inversión del entorno descrito por Jean Claude Juncker. Las resumimos a continuación:

  • Anticipan una recuperación sólida en la mayoría de los países en los que invierten, tanto en el mundo desarrollado como en Asia. Los motores de esta recuperación tienen que ver con los estímulos fiscales y monetarios emprendidos, que creen que se han vuelto estructurales.
  • El cambio climático se está abriendo un hueco en la agenda de la inversión, y el multilateralismo juega un rol clave para llevarla a nivel global.  
  • El momento para invertir en Asia emergente es atractivo tanto en renta variable como en renta fija a pesar de la guerra comercial entre EE.UU. y China. 
  • Los países emergentes lo han hecho destacadamente bien, dadas las circunstancias. China será la que se recupere más rápido de la pandemia, mientras que los efectos de esta se extenderán por el resto de Asia. Es demasiado pronto para tirar la toalla con los mercados emergentes.
  • Los gestores de activos a largo plazo deberán construir carteras con un nivel de riesgo implícito más elevado. Al mismo tiempo, deberán gestionar adecuadamente la volatilidad para generar retornos.
  • La tecnología será un motor económico significativo a nivel global, y el consumo de tecnología será un tema transversal en mercados emergentes, liderado por China. 

 

Puede consultar todas las conferencias del Global Virtual Summit a través de este enlace.

menu