Última actualización: 07:57 / Martes, 22 Junio 2021
AXA WF Framlington Digital Economy

Jeremy Gleeson: “La adopción de sistemas de pago basados en teléfonos móviles está siendo más rápida en China que en Estados Unidos”

Imagen
  • Si bien la estrategia AXA WF Framlington Digital Economy mantiene una alta exposición en empresas con sede en Estados Unidos, se trata de empresas con actividad global en la que una gran parte de sus ingresos procede de otras regiones del mundo
  • En concreto, hasta un 18% de la exposición de los ingresos de la estrategia tiene su origen en los mercados emergentes
  • Mientras que, en términos de exposición directa, la estrategia de AXA IM mantiene una ponderación del 5% en mercados emergentes, estando esta exposición vinculada principalmente a China

Cuando se habla de la economía digital, a menudo se suele pensar en las grandes empresas estadounidenses que han cambiado el paradigma tecnológico, los medios de comunicación, la publicidad y los medios de pago. Las principales empresas en el ámbito de la digitalización, como pueden ser Apple, Alphabet, Visa y Facebook siguieron mostrando unos resultados alentadores durante el primer trimestre de 2021 que sirven de base para unas perspectivas favorables en la economía digital.

Si bien la estrategia AXA WF Framlington Digital Economy mantiene una alta exposición en empresas con sede en Estados Unidos, se trata de empresas con actividad global en la que una gran parte de sus ingresos procede de otras regiones del mundo. En concreto, hasta un 18% de la exposición de los ingresos de la estrategia tiene su origen en los mercados emergentes. Mientras que, en términos de exposición directa, la estrategia de AXA IM mantiene una ponderación del 5% en mercados emergentes, estando esta exposición vinculada principalmente a China.

Las empresas estadounidenses han tenido mucho éxito en la comercialización de gran parte de la oportunidad global, pero a veces se han limitado en su manera de operar en China. Un obstáculo que ha permitido que algunos actores locales se hayan convertido en líderes indiscutibles en el gigante asiático. Sin embargo, estos líderes locales han mostrado relativamente poco éxito a la hora de expandir su actividad en el exterior, o si han conseguido un cierto nivel de internacionalización, su presencia es mucho menor que sus operaciones en el mercado doméstico.

La banca digital y los pagos electrónicos como megatendencia

Las tecnologías móviles, la computación en la nube, las redes sociales, el big data y la inteligencia artificial son megatendencias claramente disruptivas en el ámbito de la economía digital en los mercados emergentes. Sin embargo, sobre todas ellas, Jeremy Gleeson, principal gestor de la estrategia, destaca la transición digital de los medios de pagos y de los servicios bancarios. En los mercados emergentes existe un gran número de consumidores y empresas que no pueden tener acceso a los servicios bancarios y medios de pagos tradicionales. Sin embargo, los pagos electrónicos y la banca digital están disponibles para todos aquellos que dispongan de un dispositivo móvil y existe la oportunidad de explotar posibilidades que no estaban disponibles en el pasado.

El ritmo de adopción de la economía digital de los mercados emergentes es más rápido, ya que se evitan los errores cometidos en los países desarrollados, países que por lo general han tenido una adopción más temprana. La adopción de sistemas de pago basados en teléfonos móviles está siendo más rápida en China que en Estados Unidos, y las diferencias culturales, demográficas y de hábitos aprendidos han contribuido a ello. Un ejemplo, las propinas son una parte importante de la economía de servicios en Estados Unidos, por lo que ha favorecido el pago en efectivo. Por el contrario, en China la adopción de billeteras digitales ha sido más rápida.

El efecto de la pandemia

Antes de la llegada de la pandemia, las cifras de penetración del comercio electrónico sobre el total de las ventas minoristas en los mercados emergentes ya eran reseñables. Según datos proporcionados por Euromonitor, en el año 2018 el porcentaje de penetración del comercio electrónico en Corea del Sur y China ya era del 24%, superando con creces las tasas de penetración de otras economías desarrolladas, por ejemplo, Reino Unido y Estados Unidos, con unas tasas del 17% y 14% respectivamente. En ese momento, se proyectó que la tasa de penetración de Corea del Sur y China para 2023 sería del 35% y 34%, de nuevo superando las tasas de penetración proyectadas para Reino Unido y Estados Unidos, con un 21% y 22%.

Si bien muchos aspectos de la economía digital se expandieron durante el brote de COVID-19, en AXA IM son conscientes de que se plantearán interrogantes acerca de la futura probabilidad de crecimiento a medida que el mundo vuelva a un cierto nivel de normalidad. En ese sentido, los mercados emergentes no representan una excepción.

El equipo gestor de la estrategia es consciente de que la tasa de crecimiento anualizada podría plantear dificultades a corto plazo y lo ha tenido en cuenta en la cartera.  Sin embargo, creen que muchas de sus inversiones se realizan en empresas que seguirán prosperando en los próximos años a pesar de los obstáculos a corto plazo, por lo que intentan utilizar cualquier debilidad de las cotizaciones como una oportunidad para reforzar sus posiciones.

La evolución digital no sucede de la noche a la mañana y en ese sentido el desarrollo continuo de la infraestructura de comunicaciones será clave. Si bien la estrategia AXA WF Framlington Digital Economy no invierte en ese segmento, reconoce que se necesita una infraestructura de banda ancha para que la economía digital progrese a nivel global, y en especial en los mercados emergentes. La regulación y los permisos gubernamentales serán otro factor que podría dictar el ritmo del progreso.

Aunque durante el año pasado algunas decisiones tuvieron que tomarse de forma precipitada para garantizar que las empresas permanecieran operativas durante una situación inesperada, también hay muchas oportunidades que se desarrollarán a medida que las empresas traten de poner en marcha los sistemas y la tecnología para permitir la continuidad del negocio en el caso de que se vuelva a producir un acontecimiento similar.

Según Gleeson, la cartera sigue bien posicionada para beneficiarse de las tendencias asociadas a la temática de la economía digital, como pagos digitales, ciberseguridad y marketing digital.

 

Puede obtener más información sobre la visión de la economía digital de AXA IM, a través de este link.

 

Si desea más información, por favor consulte a los representantes de AXA Investment Managers en el mercado US Offshore:

Rafael Tovar, Director, US Wholesale & Offshore Distribution

Samantha Muratori, Sales Associate, US Wholesale & Offshore Distribution 

 

 

Para obtener más información sobre las capacidades de activos múltiples de AXA IM, visite www.axa-im.com

menu