Última actualización: 07:45 / Jueves, 11 Febrero 2021
Preguntas y respuestas de Amundi Pioneer AM

El positivo por COVID-19 de Donald Trump agita las elecciones estadounidenses y los mercados

Imagen
El positivo por COVID-19 de Donald Trump agita las elecciones estadounidenses y los mercados
  • Según las encuestas, el COVID-19 está entre los 5 temas más importantes de la campaña electoral, pero el contagio de Trump probablemente lo empuje al primer lugar
  • Dos encuestas realizadas tras el primer debate revelan un movimiento hacia Biden: la de YouGov lo pone un 8% por delante (un 1% más que en la anterior) y la de la CNBC un 13% (un 4% más)
  • A los mercados no les gusta la incertidumbre, por lo que es probable que la situación de salud de Trump provoque cierta volatilidad en los próximos 14 días, y tal vez más allá
  • Si los mercados se adentran en un período profundo de volatilidad o en un momento bajista, las probabilidades de un estímulo fiscal aumentarán drásticamente

La madrugada del pasado viernes, 2 de octubre, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció en un tuit que él y la primera dama habían dado positivo por COVID-19. En este artículo, Paresh Upadhyaya, director de la estrategia de divisas de EE.UU. de Amundi Pioneer Asset Management, da las claves sobre los interrogantes que giran en torno a las posibles repercusiones de esta noticia en las elecciones presidenciales y los mercados.

¿Qué significa esto a corto plazo?

- Un tema central es cómo de severamente se haya visto afectado por el virus. Los expertos médicos dicen que el período de 10 a 14 días después de una prueba positiva de COVID-19 es el más crítico. En 10, deberíamos saber si está incapacitado. Un caso leve tendría menos impacto en las elecciones y los mercados.

- Joe Biden y su esposa informaron de que dieron negativo el 2 de octubre.

- Trump detendrá los mítines de la campaña en vivo durante 14 días. Puede elegir celebrarlos virtualmente basándose en su estado de su salud. Mientras, hay dudas sobre si el segundo debate presidencial tendrá lugar el 15 de octubre

- Todo esto eleva al COVID-19 como el tema más importante de la campaña. La mayoría de las encuestas tienen al virus en los 5 primeros puestos de los temas más importantes, pero esto probablemente lo empuje al primer lugar.

¿Cambia esto la dinámica de la carrera?

- Dado que Trump se ha mostrado escéptico sobre el COVID-19 e incluso se burló de Biden por llevar la mascarilla en el último debate, creemos que cualquier brote de compasión se desvanecerá rápidamente.

- Entre la opinión pública, un 42,5% aprueba la gestión de Trump de la pandemia y un 56,2% la desaprueba, según RealClearPolitics (a 2 de octubre de 2020). En ese sentido, los estadounidenses creen que Biden haría un mejor trabajo que Trump en un 55%-39%, revela una encuesta de Quinnipiac del pasado 17 de septiembre.

- El grupo de votantes indecisos está justo por debajo del 5% y es poco probable que se mueva por la enfermedad del presidente. Dos encuestas nacionales realizadas tras el estridente primer debate revelan un movimiento hacia Biden: la de YouGov lo muestra por delante de Trump en un 8% (un 1% más que en la encuesta anterior) y la de la CNBC muestra a Biden liderando en un 13% (un 4% más que en el sondeo previo).

¿Qué pasaría si Trump quedase incapacitado temporalmente?

- Si Trump fuera incapaz de cumplir con sus deberes, la Sección 3 de la 25ª Enmienda de la Constitución entrega temporalmente el poder al vicepresidente, Mike Pence. Esta enmienda fue invocada por última vez por el presidente George W. Bush en 2002 y en 2007, cuando se sometió a un procedimiento médico menor que requería anestesia general.

- La línea de sucesión está clara en la Constitución: si el vicepresidente Pence quedara incapacitado por cualquier razón, la siguiente en la línea sería la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y luego el presidente pro tempore del Senado, Chuck Grassley.

¿Y si Trump falleciese o dimitiera antes del día de las elecciones?

- El Comité Nacional Republicano (CNR) elegiría un reemplazo que, seguramente, sería el vicepresidente Pence. Después, tendría que encontrar un candidato para sustituir a este último y algunos de los primeros en la lista son la ex-embajadora ante las Naciones Unidas Nikki Haley; el secretario de Estado, Mike Pompeo, o el senador Tom Cotton.

- Este escenario podría estrechar significativamente la carrera a la presidencia al 50/50.

¿Qué pasaría si Biden diese positivo y no pudiera o no quisiera presentarse?

- El Comité Nacional Demócrata (DNC) seleccionaría a un nuevo candidato a presidente y vicepresidente. Lo más probable es que eligiera a Kamala Harris como candidata presidencial, ya que ya ha sido votada por los delegados de la convención del verano pasado.

- Ella probablemente tendría una gran influencia sobre quién debería ser su compañero de fórmula. Lo más probable es que buscase equilibrar la candidatura eligiendo un hombre blanco con grandes vínculos con la seguridad nacional.

¿Pueden retrasarse las elecciones?

- No. La ley federal establece los comicios y cambiar la fecha requeriría una legislación del Congreso. La Cámara de Representantes solo necesita una mayoría de votos, mientras que el Senado necesitaría 60 votos, una tarea difícil.

¿Cuáles son las implicaciones para el mercado?

- A los mercados financieros no les gusta la incertidumbre, por lo que es probable que la situación de salud de Trump provoque cierta volatilidad en los próximos 14 días, y tal vez más allá.

- En el caso de que los mercados se adentren en un período profundo de volatilidad o en un momento bajista, las probabilidades de un estímulo fiscal aumentarán drásticamente. Esto debería ayudar a asentarlos.

- Además, creemos que la Reserva Federal intervendrá con más compras de activos y una orientación más formalizada a futuro para ayudar a anclar los tipos de interés a largo plazo en caso de que sea necesario.

menu