Última actualización: 13:22 / Jueves, 17 Febrero 2022
Análisis de abrdn

Cómo aprovechar las oportunidades de la nueva generación de mercados emergentes

Imagen
  • Las valoraciones relativas están muy baratas respecto de los mercados desarrollados y tradicionalmente las épocas de CAPEX elevadas suelen ser positivas para los mercados emergentes
  • El endurecimiento de la política de la Reserva Federal estadounidense no siempre significa que los emergentes sufran
  • "Hay una fuerte tendencia de mejora en lo que respecta a ESG y creemos que hay un espacio para los fondos sostenibles"

Para los expertos en mercados emergentes de abrdn, la palabra clave para evaluar las oportunidades para 2022 es cambio: un panorama distinto al de décadas anteriores, con bajas valoraciones, un ciclo que podría favorecerlos y bancos centrales proactivos y preparados para las previstas subidas de tipos por parte de la Fed.

Robert Gilhooly, economista senior experto en mercados emergentes, Brett Diment , responsable de deuda global de mercados emergentes y Devan Kaloo, jefe de renta variable de abrdn, trazaron la visión de la gestora a nivel macroeconómico en un webinar en el que los directores de inversiones William Scholes y Samuel Bevan hablaron sobre esta nueva generación de mercados emergentes y su alineación con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU (ODS).

Finalmente, Rafael Arana de la Garza, COO y CFO del grupo financiero mexicano Banorte, explicó la forma en que su entidad trabaja a favor de la inclusión financiera y representa así un ejemplo de inversión de la estrategia sostenible en mercados emergentes lanzada recientemente por abrdn.

Devan Kaloo comenzó haciendo hincapié en los cambios que han vivido estos mercados en las últimas tres décadas, en las que la gestora lleva invirtiendo en la región, y la importancia de tenerlos en cuenta, anticiparlos y poder aprovecharlos como oportunidad de inversión. En total abrdn gestiona 99.000 millones de dólares en activos de renta variable y fija de mercados emergentes en 80 países y con más de 1.000 compañías en cartera.

El sentimiento en general hacia los mercados emergentes es a menudo débil porque los inversores están preocupados por cuestiones como las tensiones geopolíticas, en particular en la actualidad entre Ucrania y Rusia, explicó por su parte Brett Diment. Y a nivel macroeconómico sobre todo hay dudas acerca de qué impacto tendrán las subidas de los tipos de interés por parte de la Fed.

En lo que respecta a las valoraciones, nos encontramos sin embargo en un buen momento, con  valoraciones relativas muy baratas respecto de los mercados desarrollados. La diferencia entre los rendimientos reales de los mercados emergentes y los de los países desarrollados ha alcanzado el nivel más alto de la historia.

En cuanto a los motores del mercado, está volviendo a subir a nivel mundial la inversión en bienes de capital, y tradicionalmente las épocas de CAPEX elevadas suelen ser positivas para los mercados emergentes. "El deseo de invertir es alto en vista de los desafíos que hemos visto con el COVID. El CAPEX positivo podría dar un impulso positivo a los países y compañías emergentes", consideró Diment.

Respecto de los tipos de interés, en muchos de estos países ya ha habido subidas que van descontando las expectativas del mercado con respecto por ejemplo a los Bonos del Tesoro estadounidense. Los bancos centrales, como los de República Checa, Colombia, Brasil o Chile en particular están siendo muy proactivos en este tema, y son conscientes de la necesidad de adoptar medidas y no ser tomados por sorpresa.

El impacto de la Fed y de China

Gilhood recordó por su parte que el endurecimiento de la política de la Reserva Federal estadounidense no siempre significa que los mercados emergentes sufran, ya que las subidas de tipos graduales y bien programadas se han digerido fácilmente en episodios anteriores.

Por el contrario, se espera que China continúe con su política acomodaticia y de flexibilidad porque la retórica política está más centrada en el crecimiento y la recuperación tras la pandemia, lo cual ayudará a cimentar su recuperación y servirá como impulso al resto de los emergentes. "Gran parte de los resultados negativos del año pasado se debieron a la situación de China y no al resto de mercados emergentes, y por eso somos muy positivos de cara a este año", afirmó.

Se mantienen por tanto las perspectivas de crecimiento, en primer lugar por el fuerte impulso demográfico en países como la India, con cada vez mayor fuerza laboral y también más cualificada. "Pero además se producirá un cambio fundamental en la composición del crecimiento, con un peso mucho mayor del consumo en el PIB de estos países, gracias a las crecientes clases medias. Se prevé que los mercados de consumo de China y la India se cuadrupliquen hasta 2050 y China va a superar a EE.UU. como el principal mercado de consumo del mundo en torno a 2040", dijo Gilhood.

El avance de la sostenibilidad

Si observamos el tema de la sostenibilidad, existe el mismo sentimiento de cambio y mejora, subrayaron en su presentación Scholes y Bevan. A nivel del rating de las compañías, hay un sensible aumento de la calificación gracias a que las empresas están alineadas con los objetivos ESG para ampliar su negocio o expandir su mercado, por la puesta en marcha de la normativa por parte de reguladores y gobiernos, y finalmente por la mejor divulgación de la información corporativa sobre el tema.

"Creo que hay una fuerte tendencia de mejora en los mercados emergentes en lo que respecta a ESG y creo que esta es la oportunidad para nosotros, porque creemos que hay un espacio para los fondos sostenibles en los mercados emergentes", indicó Scholes.

Para convertir los ODS en mecanismos de inversión práctica, abrdn ha condensado las distintas metas en ocho grandes pilares y las estrategias de la gestora tocan varios de estos pilares de manera simultánea para garantizar su impacto y también la diversificación. Los pilares son economía circular, energía sostenible, agricultura y alimentación, agua y saneamiento, salud y asistencia social, inclusión financiera, sector inmobiliario e infraestructuras sostenibles y educación y empleo.

El objetivo es tanto alinearse con los objetivos ODS como batir al mercado, y para seleccionar a una compañía al menos el 20% de los beneficios, OPEX o CAPEX  tiene que estar directamente alineado con el problema al que las empresas dan solución, de modo de evitar el peligro de greenwashing.

El impacto y la medición representan por tanto cuestiones clave para abrdn, y más en mercados como los emergentes, donde pilares como la asistencia sanitaria o la descarbonización tienen una enorme capacidad de crecimiento y muchos ángulos diferentes de inversión.

Inclusión financiera

En la parte final de la conferencia, Rafael Arana de la Garza explicó la forma en que Banorte está trabajando en la inclusión financiera ante la realidad de las 1.700 millones de personas no bancarizadas en el mundo, la mayoría de las cuales vive en países emergentes.

Banorte, segundo grupo financiero de México, lanzó un proyecto de digitalización que abarata los costes de onboarding y que permite abrir una cuenta en cuestión de minutos con un teléfono móvil.  "En México, se calcula que la economía informal llega al 48%, es un sector muy grande. La tecnología está ya presente, pero hay que hacerla llegar con estrategias de inclusión y educación financiera", explicó.

El banco trabaja con pequeñas tiendas en todo el país dándoles acceso a pagos digitales, tanto para sus clientes como para sus pedidos, para tratar de eliminar el efectivo y hacer aflorar así esta economía sumergida. También proporcionan préstamos a los que normalmente estas personas no tendrían acceso, porque el abaratamiento de los costes mediante la digitalización les permite compensar los mayores riesgos de impago. "Tienes que unir la educación financiera con el modo de vida de las personas y su negocio, si no, no tiene sentido", resumió Arana de la Garza.

menu