Última actualización: 05:35 / Lunes, 25 Octubre 2021
Encuesta de eToro

Uno de cada tres inversores españoles tiene criptoactivos en su cartera, el triple que hace un año, según los asesores financieros

Imagen
  • El récord batido por el bitcoin en los últimos meses ha podido ser el principal motivo de este interés, de acuerdo con el 82% de los asesores
  • La falta de regulación y claridad legal son señaladas por los asesores financieros como los principales obstáculos para el desarrollo de los criptoactivos, aunque un 89% cree que la tecnología blockchain ha llegado para quedarse
  • La mayoría de los asesores financieros (75%) considera que, si se regulan, los criptoactivos serán un activo más dentro de las carteras en el futuro
  • El 95% afirma que el desarrollo de la tecnología democratizará la inversión

El interés por los criptoactivos se ha multiplicado de manera exponencial en España. Las cifras hablan por sí solas: de acuerdo con los asesores financieros profesionales, el porcentaje de sus clientes que invierte en criptoactivos ha pasado del 9% al 33% en un solo un año; es decir, ya son uno de cada tres. Se trata de un crecimiento del 266% en 12 meses. De hecho, el 67% de los asesores financieros reconoce que sus clientes han aumentado este año el volumen de consultas sobre criptoactivos y que éstos constituyen una de las principales clases de activos en las que muchos de estos clientes han empezado a invertir este año. Estas son algunas de las principales conclusiones del III Barómetro de la Digitalización en España, elaborado por eToro, en colaboración por segundo año consecutivo con la Asociación Española de Asesores y Planificadores Financieros (EFPA España).

El estudio subraya que el 75% de los asesores se interesa ahora más por conocer los criptoactivos y un 65% considera que ya dispone de mucha o suficiente información como para hablar de ello con sus clientes. Tal es así que un 45% ha considerado invertir en esta categoría de activos.

Eso sí, solo dos de cada 10 asesores perciben los criptoactivos como una opción segura de inversión, frente al 68% que reconoce que no los ve como una alternativa segura. El principal motivo de este escepticismo ya se apuntaba en el barómetro del año pasado: la regulación, lo que pone en evidencia lo poco que los asesores creen que se ha avanzado en esta materia. Una amplia mayoría de los entrevistados (84%) considera que la falta de regulación es precisamente el mayor freno para el desarrollo de los criptoactivos como un activo de inversión, seguido de la falta de claridad legal (64%), y, en menor medida (32%), de las dudas sobre la tributación. A pesar de este contexto sí hay una cosa clara: la mayoría de los asesores financieros (75%) considera que, si se regulan, los criptoactivos serán un activo más dentro de las carteras en el futuro.

El barómetro de la digitalización de la inversión de eToro estudia la percepción de los asesores financieros en España en torno a las nuevas tendencias, oportunidades y desafíos que surgen con la digitalización, la inversión social y los nuevos desarrollos tecnológicos que se van incorporando, como la tecnología blockchain y los criptoactivos, y cómo podrían transformar el futuro de la inversión. El protagonismo que han tomado estos activos en los mercados y en las carteras de los españoles evidencia lo importante que es tomar el pulso al avance de la digitalización en España.

Preguntados por los principales catalizadores de este fuerte interés, los expertos adscritos a EFPA señalan mayoritariamente (82%) a los máximos que ha llegado a registrar la cotización de bitcoin en los últimos meses. Un 78% afirma que la crisis causada por la COVID 19 acelerará aún más este proceso a corto plazo. Por otro lado, los bancos centrales pueden jugar un papel determinante: seis de cada 10 consultados creen que las monedas digitales que están impulsando las autoridades monetarias también benefician la adopción generalizada.

“Las opiniones sobre los criptoactivos y la digitalización pueden variar considerablemente, pero el hecho incontestable es que hay un claro interés en los criptoactivos por parte de los inversores y los asesores financieros necesitan estar preparados para poder prestar el mejor servicio posible a sus clientes”, valora la directora general de eToro para Iberia y Latinoamérica, Tali Salomon. “Por supuesto, se trata de activos que son muy volátiles y de mucho riesgo. Por eso siempre apoyamos todos los avances regulatorios en ese sentido y serán clave para el desarrollo y adopción generalizada de este activo. Desde eToro siempre hemos creído en la importancia de impulsar la formación financiera, en todos los niveles, como herramienta fundamental para promover un desarrollo económico global más justo, equilibrado y sostenible. El Barómetro de la Digitalización es parte de esa filosofía del conocimiento y, en ese sentido, agradecemos la colaboración de EFPA, vital para llevar a cabo esta labor de difusión”, continua Salomon.

El nuevo universo digital

La gran mayoría de los asesores financieros en España (91%) confirma que el avance de la digitalización y la tecnología blockchain está transformando radicalmente el mundo de la inversión. En este sentido, sobresale el hecho de que 8 de cada 10 asesores (77%) creen que pronto se verá el fin del efectivo y que en el futuro todos los pagos serán digitales. Por otra parte, un 95% pronostica que surgirán nuevos vehículos de inversión y casi el total de ellos prevé la aparición de numerosos nuevos activos tokenizados próximamente.

Ante este escenario disruptivo, el 98% de los asesores que han participado en la encuesta está de acuerdo en que emergerán nuevas oportunidades profesionales en la industria financiera. Al mismo tiempo, los expertos creen que la transformación digital no dará cuartel: en opinión del 93%, las entidades financieras que no logren digitalizarse en un futuro próximo desaparecerán. Por otro lado, hay un consenso general en que tendrá lugar una creciente colaboración entre las entidades financieras tradicionales, los nuevos actores disruptivos e incluso los reguladores en pro de esta digitalización. El 96% defiende que los reguladores deberían tener una colaboración estrecha con las fintech para evolucionar más rápido y no frenar la innovación, pero, al mismo tiempo, garantizar una protección adecuada del inversor.

El 95% de los asesores está de acuerdo también con que el desarrollo de la tecnología democratizará la inversión. En este sentido, saben que acabarán reduciéndose costes de gestión. Además, denotan un inversor más cualificado, formado y exigente. De hecho, el 41% de los asesores confirma que sus clientes siguen con más frecuencia las noticias y los resultados de sus inversiones y confirman que uno de cada tres de sus clientes participa más activamente en las decisiones de su inversión. Sin duda, la tecnología seguirá transformando la economía y la inversión, haciendo que los mercados sean cada vez más accesibles para el ciudadano de a pie, permitiéndole compartir información y conocimientos de forma fluida. Casi todos coinciden que la apertura de los mercados al gran público obligará a aumentar la formación para evitar malas decisiones financieras: un 95% piensa que el gran reto será elevar la educación financiera de los ciudadanos.

“La digitalización de los asesores redunda en beneficio de todo el mercado, ya que se produce un efecto dominó que amplía la ‘profesionalidad’ de las plataformas digitales de inversión. Así, la inversión social permite que todo tipo de inversores construyan y compartan estrategias y carteras de inversión con otros inversores. Esto hace posible que la inteligencia colectiva, apoyada en la tecnología, juegue a favor del desarrollo integral del mercado”, concluye Salomon.

menu