Última actualización: 09:45 / Martes, 11 Agosto 2020
Negocio, dividendos, aperturas...

Nueva normalidad: ¿cómo afrontan las socimis la realidad post-confinamiento?

Imagen
  • Vitruvio Real Estate Socimi y Lar España continuarán pagando dividendos este año pese al impacto de la pandemia
  • Durante el estado de alarma, Lar España mantuvo abiertos sus centros y parques comerciales para garantizar el acceso de los clientes a los servicios esenciales
  • En 2020, ya son cuatro las socimis que se han incorporado al Mercado Alternativo Bursátil

El fuerte impacto del COVID-19 en las economías mundiales es ya de sobra conocido. El confinamiento impuesto a la población y la detención casi absoluta de la actividad económica han provocado un doble shock en la oferta y la demanda cuyas consecuencias empezamos a vislumbrar ahora. Las restricciones de movilidad han afectado de lleno al turismo y al comercio, y con ellos los sectores de real estate han visto desplomarse a la demanda en determinados segmentos de negocio.

En este complicado escenario para este sector, ¿cómo están capeando el temporal las socimis españolas?

Para Vitruvio Real Estate Socimi, una firma de gestión a largo plazo y que cuenta con una cartera de inmuebles muy diversificada ubicada en zonas céntricas de Madrid, las consecuencias reales de la pandemia dependerán de la segunda oleada. Así, si bien el estado de alarma ha afectado a los alquileres de algunas tipologías de inmuebles, con una fuerte caída de la demanda y bonificaciones por los dos o tres meses de cierre, desde la entidad apuntan a que se ha tratado de un ajuste temporal: “Si se queda en eso, no veremos fuertes caídas en el precio de los activos, mientras que las elevadas correcciones en el precio de los reits (socimis en España) habrán sido una gran oportunidad de comprar con descuento”, aseguran desde la firma.

No obstante, advierten de que, de darse una segunda oleada fuerte del virus, la crisis económica podría pasar a ser estructural y cíclica. Como consecuencia, se produciría una corrección más profunda y un mayor número de vendedores forzados. “Este virus sigue sorprendiendo a los científicos y, por tanto, es bastante imprevisible”, añaden. No obstante, desde la firma subrayan que, en sus propiedades alquiladas, ningún inquilino pesa más del 5% de las rentas y registran una deuda muy baja. “Podremos aprovechar las oportunidades que vayan surgiendo para dar un nuevo salto en el crecimiento de Vitruvio”, añaden.

De momento, la socimi continúa con su actividad: dado su perfil de inversión con niveles de endeudamiento del 27%, es en situaciones de crisis donde la firma realiza inversiones, incrementando la actividad.

En el caso de Almagro Capital, socimi especializada en la compra de viviendas a personas de la tercera edad para su posterior alquiler, también sigue la actividad: aseguran que su modelo de inversión les ha permitido sobrellevar el estado de alarma sin grandes consecuencias. Asimismo, el pasado mes de junio, la firma llevó a cabo la compra de cuatro nuevos pisos en Madrid por un importe conjunto de 810.000 euros. En total, su cartera supera ya los 60 activos. Estas viviendas, situadas en los barrios de Goya, Marroquina, Pinar del Rey y de Aluche, permitirán diversificar el portfolio de la empresa por zonas y su compra ha sido financiada con recursos propios, como parte del plan de expansión de Almagro en la capital española. 

Más prudencia en el sector retail

Diferente es la situación que se está experimentando en el sector retail. Desde Lar España, socimi especializada en el sector retail y propietaria de 14 centros y parques comerciales y de otras superficies de ámbito comercial, aseguran haber enfrentado el estado de alarma desde una posición de austeridad. “Se viene ejecutando un plan específico para minimizar los gastos de los centros comerciales, garantizando en cualquier caso la operativa de las actividades, gracias al que se conseguirá reducir el gasto en un 35%”, afirman desde la entidad.

Del mismo modo, se ha reducido a mínimos el programa de capex. De cara al futuro, la firma ha optado por posponer las decisiones sobre proyectos en curso en función del momento en que la actividad tienda a normalizarse.

“Desde la compañía hemos extremado las medidas de seguridad higiénico-sanitaria y el control tecnológico de los accesos. Primamos la seguridad de profesionales, comerciantes y clientes finales, con estándares de control excelentes. Cuidaremos al máximo de nuestros centros para que el entorno sea el más seguro e higiénico para trabajadores y visitantes”, asegura Jon Armentia, director corporativo y CFO de Lar España.

Durante el estado de alarma, la firma mantuvo abiertos sus centros y parques comerciales para garantizar el acceso de los clientes a los servicios esenciales asociados a hipermercados, supermercados, farmacias y resto de actividades permitidas. 

Manteniendo dividendos

A pesar de que muchas entidades decidieron recortar el pago de dividendos para centrarse en su supervivencia (en línea con las recomendaciones de las autoridades comunitarias y españolas), algunas socimis, como Vitruvio, aseguran que seguirán pagándolo este año.

Lo mismo ocurre con Lar: el pasado 17 de marzo, la junta general de accionistas decidió mantener el calendario de pago del dividendo previsto, previo análisis específico de liquidez. “En tiempos de incertidumbre como los que vivimos se hace especialmente importante seguir en la medida de lo posible la planificación establecida antes del estallido de la crisis sanitaria”, aclaran desde Lar España. Igualmente, mantendrán el programa de recompra de acciones que se está ejecutando por un total del 5% del capital social y del que se ha completado la mitad. Todas las acciones recompradas serán amortizadas a la finalización del programa.

Nueva normalidad: ¿cómo está siendo la reapertura?

A medida que las restricciones de movilidad se han ido levantando en las diferentes fases de desescalada establecidas por el gobierno y tras la finalización oficial del estado de alarma el pasado 21 de junio, la actividad económica se ha ido reactivando de forma paulatina. En este sentido, Lar España reabrió el 25 de mayo la mayor parte de sus centros y parques comerciales. 

No obstante, para la vuelta a esta “nueva normalidad” que acompaña nuestras vidas como mínimo hasta que se cuente con una vacuna, las empresas han de adaptar sus negocios a diferentes protocolos de seguridad e higiene establecidos. Así, la socimi ha aplicado protocolos que serán validados y certificados por la consultora independiente SGS, líder internacional en inspección, verificación, análisis y certificación de medidas de seguridad e higiene.

La apertura completa de los centros propiedad de Lar España se alcanzó el 8 de junio, con la reapertura de Ánec Blau, en la localidad barcelonesa de Castelldefels, tras haber completado justo antes de la pandemia una reforma integral del centro. “En esta fase de reaperturas queremos ayudar al cliente a que su estancia sea más agradable y que se sienta seguro y respaldado en todo momento. Nosotros añadimos una gestión unificada de la seguridad y la higiene, con entornos amplios, climatizados, limpios y desinfectados en los que, a su vez, podemos gestionar los aforos y organizar los tiempos de espera para acceder a las tiendas”, subraya Armentia. 

Nuevas incorporaciones al MAB

Por otro lado, la vuelta a la normalidad ha permitido al sector financiero reanudar su actividad. Lo mismo sucede para las socimis: en 2020 ya son cuatro las socimis que se han incorporado al Mercado Alternativo Bursátil (MAB). La última, Nextpoint Capital Socimi, especializada en la adquisición y rehabilitación de medianos y pequeños edificios residenciales y turísticos, se ha incorporado este 16 de julio con un valor de referencia para cada una de sus acciones de 10,5 euros, lo que supone un valor total de la compañía de 9,97 millones de euros.

En mayo, Gavari Properties Socimi, empresa orientada al alquiler residencial en áreas high yield de Madrid y Málaga, se unió también al MAB.

menu
menu