Última actualización: 15:38 / Lunes, 19 de Agosto de 2019
Encuesta de NRA

Los extranjeros redujeron sus compras de bienes raíces en los EE. UU.

Los extranjeros redujeron sus compras de bienes raíces en los EE. UU.
Foto: Pxhere CC0
  • Los extranjeros pudieron comprar 183.100 propiedades a un precio promedio de 426.100 dólares
  • Los extranjeros compraron 77.900 millones de dólares en viviendas en los EE. UU.
  • El 8% de los compradores internacionales pagaron 1 millón de dólares o más por su propiedad
Por Gabriela Huerta

La disminución en el crecimiento global y el bajo inventario de viviendas contribuyeron a una caída en las compras en bienes raíces hechas por extranjeros durante el año pasado de acuerdo con una encuesta anual publicada por la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces (NAR por sus siglas en inglés) y realizada entre abril de 2018 hasta marzo de 2019.

El Perfil de Transacciones Internacionales en Bienes Raíces Residenciales 2019 de NAR reveló que los extranjeros compraron 77.900 millones de dólares en viviendas en los EE. UU. durante el período de referencia de la encuesta, un 36% menos que el nivel alcanzado en los 12 meses anteriores (121.000 millones de dólares). Los compradores extranjeros no residentes representaron 33.200 millones de esas ventas, una disminución del 37% respecto del nivel anterior de 53.000 millones. Los compradores extranjeros residentes compraron 44.700 millones de propiedades residenciales, una caída del 34% respecto del nivel anterior (67.900 millones).

El volumen de compras en dólares se redujo a medida que el número de compras, así como el precio promedio, disminuyó respecto al año anterior. Los compradores extranjeros pudieron comprar 183.100 propiedades (266.800 en el período anterior) a un precio promedio de 426.100 dólares.

"Una confluencia de muchos factores, como un crecimiento económico más lento en el extranjero, controles de capital más estrictos en China, un dólar estadounidense más fuerte y un bajo inventario de casas en venta contribuyó a la retirada de compradores extranjeros", dijo Lawrence Yun, economista jefe de NAR. "Sin embargo, la magnitud de la disminución es bastante sorprendente, lo que implica una menor confianza en la posesión de una propiedad en los EE. UU.", mencionó.

El precio medio de compra para compradores extranjeros fue de 280.600 dólares, un poco más alto que el promedio de 259.600 dólares para todas las viviendas vendidas en el país. El 8% de los compradores internacionales pagaron 1 millón de dólares o más por su propiedad, en comparación con solo el 3% de todas las ventas de casas en Estados Unidos.

Los compradores extranjeros residentes, aquellos que viven en los Estados Unidos, ya sea como inmigrantes recientes o quienes tienen visas para fines profesionales, educativos u otros, generalmente compran propiedades a un precio ligeramente más alto (282.500 dólares) en comparación con los compradores extranjeros no residentes (277.700 dólares).

"A pesar de que las cifras fueron más bajas este año que en los 12 meses anteriores, los inversionistas y compradores internacionales aún gastaron e invirtieron una gran cantidad de dinero en bienes raíces en los Estados Unidos", dijo el presidente de NAR, John Smaby, un agente de bienes raíces y corredor en Edina Realty. "Los compradores de vivienda de todo el mundo saben que el mercado de los Estados Unidos sigue siendo un lugar seguro y prometedor para invertir".

All-Cash Deal

La encuesta también mostró que los compradores internacionales tienen más probabilidades de comprar sus casas en efectivo que todos los compradores de casas. El 41% de las transacciones informadas fueron ventas en efectivo, en comparación con el 21% de todas las compras de viviendas existentes durante el período de referencia de la evaluación de 2019.

Los compradores extranjeros no residentes tienen más probabilidades de pagar en efectivo que los compradores extranjeros residentes, que tienen más probabilidades de adquirir financiamiento hipotecario de fuentes estadounidenses. El 63% de los compradores extranjeros no residentes realizó una transacción de compra en efectivo, en comparación con el 25% de los compradores extranjeros residentes.

Los compradores canadienses, que viven principalmente en el extranjero, tenían más probabilidades de pagar todo el efectivo (75%). La mayoría de los compradores indios asiáticos, la mayoría de los cuales residían en los EE. UU. como inmigrantes recientes o poseedores de visas, obtuvieron una hipoteca estadounidense. Casi la mitad de los compradores chinos hicieron una compra en efectivo.

Portadas: 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario