Última actualización: 14:57 / Lunes, 5 Abril 2021
Estudio de AEPSI

La vacuna ha provocado un aumento del 20% en la oferta inmobiliaria

Imagen
  • La crisis sanitaria ha situado la vivienda como una prioridad y las buenas perspectivas ante la comercialización de la vacuna está fomentando la compra de inmuebles
  • Los activos inmobiliarios son un valor seguro de inversión en las grandes ciudades españolas
  • El plan de vacunación contra el COVID-19 y la necesidad de liquidez de los propietarios está desbloqueando operaciones que estaban previstas para el 2020

Si algo ha generado el COVID-19 es incertidumbre, y esto se ha reflejado en el sector inmobiliario. El mercado se ha contraído y se han bloqueado alrededor del 20% de las operaciones de compraventa de segunda mano previstas para 2020 en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla o Málaga, a la espera de un escenario más sólido.

Ahora, con las buenas perspectivas que ofrece la comercialización de la vacuna y la necesidad de liquidez de los propietarios, ese porcentaje de la oferta inmobiliaria ‘paralizada’ debido a la pandemia vuelve a recuperarse. Muchas viviendas que se retiraron del mercado hoy vuelven a estar a la venta, expandiendo el sector y corrigiendo los precios de mercado a la baja entre un 6% y un 10%, según indica la Asociación Española de Personal Shopper Immobiliario (AEPSI).

En este sentido, el hecho de que la crisis sanitaria haya situado la vivienda como prioridad de muchos núcleos familiares es un factor muy positivo a destacar para el sector inmobiliario y desde AEPSI aseguran que el plan de vacunación está inyectando moral en las decisiones de compra. A este respecto, Iñaki Unsain, presidente de AEPSI, afirma que “el sector inmobiliario tiene actualmente una gran dependencia del mercado nacional, no sólo de grandes tenedores sino de familias con capacidad de ahorro que ven en estos activos una respuesta a sus necesidades, además de un valor seguro de inversión a largo plazo”.

Por su parte, Montse Moreno, vicepresidenta de AEPSI, ha puesto el foco sobre la situación económica que resultará del fin de los ERES, ERTES y moratorias de pago, y ha situado la clave de esta etapa expansiva del sector inmobiliario en el sector financiero: “Es muy positivo ver cómo está contribuyendo la comercialización de la vacuna a mejorar las expectativas de compra en este mercado tan cambiante que, en contextos de crisis, se mueve por sensaciones. Pero esto debe ir acompañado de políticas económicas dirigidas a los compradores, pues la recuperación del mercado dependerá en gran parte de la capacidad adquisitiva de éste, y dependerá de las condiciones que plantee la banca a fin de no aumentar el esfuerzo hipotecario, que actualmente ronda el 30%-40% en las principales ciudades españolas”.

El mercado de alquiler, por su parte, está viviendo también un aumento de la oferta y de la demanda, no sólo por parte de compradores que no tienen capacidad de endeudamiento para adquirir una vivienda y optan por la opción de alquiler a largo plazo, sino como estilo de vida muy arraigado en las grandes ciudades, lo cual está consolidando otras fórmulas de inversión por parte de grandes inversores como el build to rent.

menu