Última actualización: 12:48 / Miércoles, 14 Julio 2021
Se han creado cuatro nuevos fondos recientemente

La dinámica inmobiliaria en Estados Unidos despierta el interés de las administradoras chilenas

Imagen
  • La profundidad del mercado en el país norteamericano ofrece un abanico de alternativas para los distintos perfiles de riesgo
  • Estos nuevos vehículos llegan en un momento en que los inversionistas chilenos están mirando las inversiones en dólares y los activos alternativos con interés
  • El segmento de bienes raíces chileno también ha despertado un especial interés en la industria local

En pleno entorno de bajas tasas de interés en Chile ­–pese a las señales de que pronto podría empezar la normalización monetaria– y un aumento en la incertidumbre política en el país, un espacio que los inversionistas locales han estado mirando de cerca es el mundo inmobiliario.

En particular, algunas administradoras de fondos locales han estado apuntando los dardos a los activos inmobiliarios en Estados Unidos, con distintas estrategias. De todos los reglamentos ingresados a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), el regulador financiero chileno, en los últimos tres meses, cuatro corresponden a vehículos de activos extranjeros.

Desde el mercado local, destacan las características del mercado inmobiliario estadounidense, que lo hacen atractivo para los inversionistas. “El mercado de real estate americano debe ser el más desarrollado y profundo del mundo, y a la vez ofrece una seguridad jurídica muy superior a la de países en desarrollo”, explica Jaime Maluk, managing partner de L2B Invest.

Esta firma ­–la sociedad resultante de la alianza de la gestora de activos inmobiliarios chilena Bicentenario Capital con la estadounidense L2– está en proceso de colocar un fondo de inversión de activos de renta comercial en suelo norteamericano, con foco en activos ligados a farmacias y supermercados. Los inversionistas locales tendrán acceso a este vehículo a través de un feeder fund de la administradora Banchile AGF.

En esa línea, Maluk resalta la profundidad del mercado inmobiliario estadounidense. Este, indica el ejecutivo, “está compuesto por una multiplicidad de desarrolladores, gestoras e inversionistas, generando un ecosistema en el cual hay muchas oportunidades para diferentes perfiles de riesgo y retorno, según el apetito por riesgo de cada inversionista”.

Nuevos fondos

Además de Banchile y L2B, otras administradoras de fondos chilenas han apostado por inscribir nuevos feeder funds recientemente son Tanner Asset Management y Moneda Asset Management.

Según documentos enviados al regulador local, el nuevo vehículo de Tanner, llamado TAM TA Realty Core Property Fondo de Inversión, invertirá en cuotas del fondo extranjero TA Realty Core Property Fund. Este vehículo es de la firma estadounidense TA Realty, especializada en activos inmobiliarios de distintas categorías en el país norteamericano.

Por su parte, el vehículo de Moneda Asset Management, Moneda Carlyle Realty Partners IX Fondo de Inversión, apunta a dar a los inversionistas exposición al fondo del mismo nombre de The Carlyle Group, que invierte en activos inmobiliarios en Estados Unidos.

Ese mismo objetivo persigue el nuevo vehículo de inversión directa de Fynsa, llamado Fynsa Upper Residencial US I. Según la información enviada a la CMF, el fondo invertirá en instrumentos emitidos por empresas que “inviertan directa o indirectamente en negocios o proyectos inmobiliarios del tipo residencial en los Estados Unidos de América”.

Timing de mercado

Estos ingresos de nuevos fondos llegan en un momento en que varios están recurriendo a capear la mayor volatilidad de los mercados líquidos chilenos a través de inversiones en dólares y activos alternativos.

En Chile, el jefe de Estrategia de Inversión de la administradora de fondos Principal AGF, Jorge Herrera, describe como “interesante” la idea de sobreponderar los activos en dólares con respecto a las inversiones en pesos chilenos, en una columna publicada por Funds Society.

Además, el ejecutivo destacó que “el caso de los activos alternativos resulta especialmente interesante para diversificar carteras en momentos de incertidumbre como la actual, ya que no necesariamente dependen de los mismos factores que el resto de los activos”.

En esa línea, el mercado inmobiliario chileno también ha despertado el apetito de los inversionistas locales, con un fuerte foco en la renta residencial, uno de los segmentos que se ha visto como más resiliente en la crisis ligada a la pandemia de COVID-19.

Credicorp Capital Asset Management ingresó el reglamento de un nuevo fondo que invertirá en proyectos de viviendas desarrollados por Amsal Gestiones Inmobiliarias, llamado Credicorp Capital Inmobiliario Desarrollo I, mientras que Volcom Capital ingresó los documentos de su nuevo vehículo, VolcomCapital Oportunístico Inmobiliario, que invertirá en activos de renta residencial en Chile.

Otras fórmulas tienen los vehículos nuevos de Ameris Capital y Frontal Trust. La primera ingresó el reglamento de un fondo de renta residencial con subsidio habitacional y un componente de ESG, llamado Ameris Vivienda con Subsidio ESG, mientras que la segunda tiene un vehículo orientado al desarrollo inmobiliario en la Región Metropolitana, llamado Frontal Trust Fundamenta Desarrollo Inmobiliario XV.

Moneda Asset Management también se sumó a la tendencia, con la creación del fondo Moneda GSI Rentas Inmobiliarias I, que invertirá en “sociedades o empresas chilenas que dentro de su objeto tengan el de adquirir y arrendar bienes raíces”, según documentos enviados al regulador.

menu