Última actualización: 13:31 / Lunes, 16 Agosto 2021
Estudio de Natixis IM, finReg360 y Alternative Ratings

El peso de los activos privados en las carteras españolas se duplicará en los próximos años

Imagen
  • El estudio ha analizado el perfil de cuatro segmentos: planes de pensiones, compañías aseguradoras, banca privada y familiy offices, multi family offices e inversores independientes
  • A pesar de que el impacto del COVID-19 ha podido generar una cierta ralentización de los flujos de inversión, también creará oportunidades para los activos alternativos
  • Los autores consideran que se deben simplificar las medidas de comercialización para evitar el arbitraje regulatorio y permitir que los inversores minoristas puedan invertir en estos activos

El actual entorno de mercado ha podido llevar a muchos inversores a buscar alternativas a los activos tradicionales. Sin embargo, poco se sabe de aquellos que deciden llevar su dinero a mercados privados. Con el objetivo de conocer sus preferencias, perfil y sus preocupaciones Natixis IM, junto a finReg360 y Alternative Ratings, ha presentado el informe de market intelligence Inversores de Fondos Alternativos en Mercados Privados.

En este entorno de mercado estamos viendo que los niveles de tipos son extremadamente bajos, el mundo de renta fija no da retornos muy apetecibles y a veces la renta variable está cara, por lo que se ve un crecimiento importante a la hora de invertir en estos activos buscando un retorno adicional y descorrelación”, ha explicado Sophie del Campo, directora general de Natixis IM Iberia, Latam y US Offshore, en la presentación del estudio.

De hecho, según destacan desde la entidad, a pesar de que el impacto del COVID-19 ha podido generar una cierta ralentización de los flujos de inversión, también creará oportunidades y prevén que el peso de los activos privados en las carteras de inversión españolas se duplique en los próximos tres o cinco años. Concretamente, del 2,8% al 5,2%.

Para llegar a estas conclusiones, el estudio ha analizado en detalle a más de 70 inversores con un poder de compra en total de sus activos bajo gestión por encima de los 543.00 millones. Estos inversores han sido desglosados en cuatro segmentos: planes de pensiones, compañías aseguradoras (incluido mutuas), las bancas privadas más relevantes y familiy offices, multi family offices e inversores independientes.

Las categorías básicas que han incluido en el estudio son el private equity, deuda privada, inmuebles e infraestructuras. “Nos hemos centrado en activos de muy largo plazo”, matiza Sergio Miguez, founding partner and leading manager en Alternative Ratings.

Las razones principales para invertir

En general, las dos razones más relevantes por las que los inversores se decantan por los fondos privados son la diversificación y la obtención de mayores retornos, es decir aprovechar las primas por iliquidez. Por segmento, según ha explicado Miguez, las aseguradoras y planes de pensiones buscan la generación de rentas. Por otro lado, los family offices, multi family offices y aseguradoras, la posibilidad de sustituir otros activos. Solo un solo segmento, los planes de empleo, menciona la posibilidad de tener activos ilíquidos para reducir el impacto en la valoración diaria en un momento de caídas y, por último, las bancas privadas destacan la ligazón con la economía real.

Razones para invertir

Entre las mayores preocupaciones, la banca privada, aseguradoras y los planes de pensiones señalan la regulación. En este aspecto, los autores del estudio consideran que se deben simplificar las medidas de comercialización para evitar el arbitraje regulatorio y permitir que los inversores minoristas, con las protecciones adecuadas, puedan invertir en estos activos.

“La regulación nos ayudará a que estos productos sean accesibles para el inversor minorista, siempre y cuando vaya dentro de un asesoramiento financiero porque no son productos aptos para todo tipo de clientes, pero sin ninguna duda aporta valor y complementa muy bien otros tipos de activos”, ha añadido Sophie del Campo.

Por otra parte, los family offices, aseguradoras y planes de pensiones también mencionan el riesgo de que los gestores no cumplan con la expectativas de retorno. De manera más concreta, los planes de pensiones hablan del riesgo del acortamiento de la curva J, los family offices son sensibles a los costes, y los sectores vinculados a clientes mencionaban la necesidad de diversificar a nivel geográfico, pero tener proximidad al gestor para acceder a información completa y cercana. Asimismo, la alineación de intereses entre los gestores de activos privados y sus inversores destaca como una de las principales preocupaciones en el sector.

Principales preocupaciones

Respecto a la inversión sostenible, el informe concluye que la ESG se refuerza como uno de los criterios para seleccionar gestoras de productos alternativos privados.

menu