Última actualización: 06:13 / Martes, 27 Abril 2021
Informe anual

El desajuste entre la liquidez potencial y el plazo de reembolso: la principal preocupación de la ESMA en el sector de fondos de inversión alternativos

Imagen
  • El desajuste entre la liquidez potencial de los activos y el plazo de reembolso ofrecido a los inversores sigue siendo la principal preocupación de la ESMA sobre los fondos de inversión alternativos
  • El 40% de este mercado se reparte entre los fondos de fondos, hedge funds, fondos inmobiliarios y fondos de capital riesgo
  • La inversión en otros tipos de FIA representa el 60% del NAV de los FIAs y ha crecido el 15 % respecto al total de 2018

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) ha publicado su informe anual sobre el sector de los fondos de inversión alternativos (FIA). Según sus conclusiones, el mercado europeo creció un 15% en 2019, hasta alcanzar los 6,8 billones de euros en activos netos, frente a los 5,9 billones de euros de 2018.

Ante estos buenos datos, ESMA señala que el continuo crecimiento de este mercado de la Unión Europea se debe al lanzamiento de nuevos fondos de inversión alternativos y a los efectos positivos de valoración por el mercado. Sin embargo, el según el análisis de finReg360, el informe destaca la preocupación del supervisor sobre los principales riesgos a los que se enfrenta el sector, que están relacionados con un desajuste entre la liquidez potencial de los activos y el plazo de reembolso ofrecido a los inversores

El informe destaca que, dentro de los fondos, los de inversión alternativa representaron hasta un 40% del total a finales de 2019 y que los inversores profesionales poseían la mayor parte de sus participaciones, aunque la participación de los minoristas también ha sido significativa, con un 15 % del valor liquidativo (NAV, por sus siglas en inglés). 

Dentro de este segmento del mercado, la inversión en fondos de fondos ha representado un 15% del NAV de los FIAs de la UE, que supone alrededor del 22 % en comparación con las cifras analizadas en 2018. La ESMA indica que éstos han invertido sobre todo en UCITS de renta variable y de renta fija (72% de las exposiciones de los fondos identificados), y la mayoría de ellos ha tenido acceso al pasaporte europeo (96 %). “En relación con el riesgo de liquidez, el informe apunta a que, en cifras agregadas, el riesgo de liquidez de los fondos de fondos recoge el desajuste de liquidez en el extremo más corto, lo que supone que, en el plazo de un día, los inversores pueden reembolsar hasta el 39 % del valor liquidativo, mientras que el 29 % de los activos pueden liquidarse en ese plazo”, destacan desde finReg360.

Respecto a los fondos inmobiliarios, éstos representan el 12% del NAV de los FIAs de la UE y han seguido creciendo, aunque a un ritmo más moderado que el aumento de 2018. En este sentido, la ESMA señala que la ralentización de este aumento se debe a que este tipo de fondos está expuesto principalmente a activos físicos ilíquidos, que tardan en venderse, y añade que “el riesgo de liquidez de estos fondos sigue siendo preocupante, puesto que, con datos agregados, se enfrentan a un desajuste de liquidez en todos los períodos de tiempo, lo que indica una vulnerabilidad estructural al no estar alineados los vencimientos de activos y pasivos”.

Menos preocupado se muestra por los hedge funds, ya que considera que siguen mostrando un desajuste de liquidez limitado, puesto que sus activos pueden liquidarse rápidamente para satisfacer los reembolsos de los inversores. Sin embargo, según destacan desde finReg360, “el informe refleja que estos reembolsos están expuestos al riesgo de financiación, porque, para algunas estrategias, más de la mitad de su financiación es a un día y eso implica posibles riesgos de refinanciación”. A cierre de 2019, el tamaño de los hedge funds se mantuvo estable y siguen representando el 5% del volumen de los fondos de inversión alternativos. Sin embargo, si se mide por las exposiciones brutas, estos fondos representan el 62 % de los FIA, ya que dependen en gran medida de los derivados, la mayoría gestionados y domiciliados fuera de la UE.

Por último, el informe de la ESMA muestra que los fondos de capital riesgo representan el 7% del NAV de todos los FIAs, lo que ha supuesto el mayor crecimiento en 2019, alrededor del 28 % en relación con el de 2018. Su comercialización se ha dirigido casi exclusivamente a inversores profesionales y han invertido sobre todo en valores ilíquidos (valores no cotizados). No obstante, la ESMA destaca que el riesgo de liquidez ha sido limitado, dado que son fondos mayoritariamente cerrados.

Finalmente, la inversión en otros tipos de FIA representa el 60% del NAV de los FIAs y ha crecido el 15 % respecto al total de 2018. “La mayoría de los tipos de FIAs ha tenido un riesgo de liquidez limitado, aunque, en el informe, se refleja que algunos de ellos han estado sujetos a desajustes de liquidez”, apuntan desde la ESMA.

Otro dato relevante que destacan desde finReg360 es que el mercado de FIAs gestionados por sociedades gestoras (GFIA) establecidas fuera de la UE ha supuesto más de una quinta parte del mercado de estos fondos en 2019. Su comercialización se ha concentrado en un pequeño número de Estados miembros, y el 98 % de los inversores ha sido profesional.

“Dentro de esta categoría de fondos, el informe destaca que los hedge funds comercializados se han domiciliado, sobre todo, en las Islas Caimán y que, en los otros FIAs comercializados, han predominado los ETFs con sede en Estados Unidos”, concluye el análisis de finReg360.

menu