Última actualización: 12:34 / Lunes, 10 Mayo 2021
Plantaciones agrícolas

Beka AM lanza, junto con Bolschare, un fondo de private equity que invierte en agricultura sostenible

Imagen
  • El objetivo del Beka & Bolschare Iberian Agribusiness Fund FCR es la adquisición, gestión y explotación de plantaciones agrícolas dedicadas a distintos tipos de cultivos en España y Portugal
  • El modelo agronómico que utiliza, permite optimizar los recursos hídricos, favorecer el uso de energías renovables, la absorción de CO2 y la generación de empleo en núcleos rurales
  • Este fondo, que puede alcanzar un patrimonio máximo de 300 millones de euros, busca contribuir a la optimización y modernización del sector, a través de la creación de centros eficientes de producción

Beka Asset Management, la gestora del Grupo Beka Finance, ha lanzado en colaboración con Bolschare, operador agrícola en la Península Ibérica, el Beka & Bolschare Iberian Agribusiness Fund FCR, un fondo de inversión de private equity orientado al sector de la agricultura y con un elevado compromiso en materia ESG.

El objetivo del fondo es la adquisición, gestión y explotación de plantaciones agrícolas con una capacidad máxima de 10.000 hectáreas, durante 10 años y dedicadas a distintos tipos de cultivos en España y Portugal. Su modelo operativo se basa en la aplicación de un modelo agronómico que, mediante las tecnologías más avanzadas, permita optimizar los recursos hídricos, favorecer el uso de energías renovables, la absorción de CO2 y la generación de empleo en núcleos rurales.

“El atractivo del sector agrícola y la resiliencia del mismo a los ciclos económicos hacen de éste un proyecto con visibilidad de flujos de caja a largo plazo y con una escasa correlación con la amplia mayoría de activos financieros”, ha afirmado Borja de Roda, Senior Director de Beka AM.

Este fondo, que puede alcanzar un patrimonio máximo de 300 millones de euros, busca contribuir a la optimización y modernización del sector, a través de la creación de centros eficientes de producción. “El modelo aporta valor en toda la cadena productiva, desde la siembra hasta la comercialización del producto final y ofrece a los partícipes del fondo una rentabilidad neta potencial de entre un 9% y un 12% anual, mediante la venta de las cosechas y una rentabilidad adicional derivada de la revalorización de sus activos”, añade De Roda.

menu