Última actualización: 05:12 / Viernes, 29 Noviembre 2019
Una estrategia defensiva

Capital Strategies comercializará en España el fondo GSA Coral, que invierte en residencias de estudiantes de todo el mundo

Imagen
  • “Junto a la tecnología, la educación superior es uno de los pocos sectores que se espera que sigan creciendo de forma sostenible a largo plazo”
  • Las residencias de estudiantes son una clase de activo defensiva, con baja volatilidad y alta rentabilidad
  • Se espera un crecimiento exponencial en la demanda, ya que los estudiantes de educación superior pasarán de 224 millones en 2018 a 330 millones en 2025
  • El fondo se basa en 30 años de experiencia del equipo gestor y una cartera de más de 20.000 camas ya construidas y en rentabilidad en países como el Reino Unido

Capital Strategies comercializará en España GSA Coral, un fondo inversión en residencias de estudiantes en ciudades de todo el mundo. Durante la presentación de la estrategia en un evento en Madrid, la entidad destacó el carácter “defensivo y anticíclico” de un sector que mantiene buenos rendimientos en entornos económicos negativos e incluso de recesión.

“Junto a la tecnología, es uno de los pocos sectores que se espera que sigan creciendo de forma sostenible a largo plazo y se trata de una clase de activo defensiva, con baja volatilidad y alta rentabilidad”, afirmó Derek Williams, responsable de Capital, EMEA y North America en GSA.

En ese sentido, recordó que se espera un crecimiento exponencial en la demanda, ya que, según datos de la UNESCO, los estudiantes de educación superior pasarán de 224 millones en 2018 a 330 millones en 2025. Además, la otra clara tendencia que afectará al sector tiene que ver con la movilidad global: “se encuentra en niveles récord y la mentalidad de los jóvenes nunca ha sido tan global como lo es hoy”. Todo ello generará atractivas opciones de inversión a nivel global.

El objetivo de rentabilidad del fondo es de entre el 6% y el 8% anual, ofreciendo liquidez mensual mediante suscripciones y trimestral a través de reembolsos. Desde su lanzamiento en julio de 2011, ha registrado una rentabilidad anualizada del 6,84% y una volatilidad anualizada del 8,18%.

Según Capital Strategies, sus características diferenciales pasan por los más de 30 años de experiencia del equipo gestor y el hecho de ofrecer el acceso a una cartera de 59 propiedades y 21.000 camas ya construidas y en rentabilidad. La estrategia tiene presencia directa en seis países (como el Reino Unido y Japón) y contratos operacionales en China y Dubái, por lo que su alcance es aún mayor.

GSA CoralAdemás del fondo GSA Coral, destinado a inversores institucionales, existe una versión española en formato fondo de inversión libre (Residencias de Estudiantes Global, FIL) que permite el acceso a clientes profesionales y minoristas desde 100.000 euros.

Para Williams, la clave reside en que el sector de las residencias de estudiantes ya se encuentra ampliamente desarrollado en Estados Unidos y el Reino Unido, por lo que las oportunidades se encuentran en mercados en los que existe muy poca oferta y una elevada demanda, como es el caso de Australia, Alemania y España.

Sobre este último habló Chris Holloway, el managing director de GSA en España, donde arrancó la estrategia en 2012 con la compra de la residencia universitaria Galdós, en Madrid. Cuando comenzaron, “no había liquidez en el mercado ni activos individuales en venta. Ahora, con el incremento del interés en este sector estamos empezando a ver transacciones tanto de portfolios como de activos individuales”, afirmó.

Actualmente, la cartera incluye cuatro activos en Madrid, dos en desarrollo en Barcelona y otro en construcción en Valencia. Cinco de ellos cuentan con algún tipo de colaboración público-privada, algo “esencial para funcionamiento de las residencias de estudiantes en el país porque la gran mayoría sigue apostando por universidades públicas”.

Para el primer trimestre de 2020, Holloway estima contar con 4.500 camas en todo el país y, de cara a 2021, prevé la apertura del tercer edificio en Barcelona y otro proyecto en Valencia. Además, aseguró que han identificado “puntos neurálgicos” en toda España, como Salamanca, Málaga y Bilbao. “El objetivo es extendernos: la densidad es fundamental para la generación de sinergias”.

menu
menu