Última actualización: 11:01 / Viernes, 10 Julio 2020
Perspectivas macro y de renta fija

Patrick Zweifel (Pictet Asset Management): “Esta crisis impacta desproporcionadamente al sector de servicios”

Imagen
  • Si bien la crisis sanitaria no ha terminado, algunos países han hecho un mejor trabajo controlando la propagación del coronavirus entre su población
  • El colapso en el lado de la oferta de la actividad industrial ha sido muy similar al que ocurrió durante la crisis financiera global. Esta vez lo que es nuevo es la duración de la crisis
  • Si bien tomó alrededor de un año, de 2008 a 2009, que las encuestas mundiales de manufactura alcanzaran el umbral de 50, esta vez solo ha tomado alrededor de tres meses
  • Esta vez la respuesta fiscal ha sido más fuerte que en cualquier otra crisis previa. La respuesta promedio para los mercados de desarrollo ha sido de alrededor del 4,5% de su PIB, esto se compara con el 2,5% del PIB de los mercados emergentes para un total del 5% en el PIB mundial

Si bien la crisis sanitaria no ha terminado, algunos países han hecho un mejor trabajo controlando la propagación del coronavirus entre su población. Los cuatro países más grandes de la zona euro por población, Alemania, Francia, Italia y España, adoptaron un enfoque más firme para reducir la actividad en los sectores de servicios, lo que a su vez condujo a un menor número de casos de COVID-19. Mientras que otros países que adoptaron un enfoque más flexible todavía están luchando con los brotes, como sería el caso en los Estados Unidos, el Reino Unido, la India y la mayoría de los países latinoamericanos. Señalando que ha habido una clara compensación entre el número de casos COVID y las restricciones impuestas en la movilidad durante el confinamiento.

Según indica Patrick Zweifel, economista jefe de Pictet AM, los nuevos pedidos de inventario de datos extraídos de las encuestas de fabricación de IHS Markit World muestran que el colapso en el lado de la oferta de la actividad industrial ha sido muy similar al que ocurrió durante la crisis financiera global. Esta vez lo que es nuevo es la duración de la crisis. Si bien tomó alrededor de un año, de 2008 a 2009, que las encuestas mundiales de manufactura alcanzaran el umbral de 50, esta vez solo ha tomado alrededor de tres meses para que la actividad industrial se recupere de un nivel de 34 a un 52,3.

Al centrarse en la producción promedio y los nuevos pedidos por país, como componentes de actividad de la Encuesta mundial de manufactura, la mayoría de los países están recuperando o acelerando su producción, mientras que un tercio de ellos está por encima del umbral de 50 y a para finales de junio las encuestas no muestran signos de deterioro con respecto al mes anterior.

Por el lado de la demanda, las ventas mundiales de automóviles se colapsaron durante los primeros meses del año, experimentando una disminución del 43% en sus niveles de tendencia de 6 años para 2019. La demanda global de automóviles alcanzó su punto máximo en abril y se recuperó en mayo, alcanzando un nivel de 16% por debajo de su tendencia.

A pesar de la diversidad de patrones y medidas tomadas para contener el virus por los gobiernos de las tres principales regiones económicas, Estados Unidos, China y la zona euro, sus ventas minoristas reales tuvieron un repunte en mayo que alcanzaron un repunte de solo el 5% por debajo de sus niveles promedio de 2019. Los datos de junio confirmaron la gravedad de la caída, considerando la información actual, el rebote parece ser bastante fuerte. No obstante, Pictet AM pronostica una caída de pico a mínimo del 10% en el PIB mundial.

Las proyecciones de crecimiento de Estados Unidos y sus ingresos disponibles

Los datos de ventas minoristas de los Estados Unidos son otra forma de obtener un reflejo de lo que sucedió en el lado de la demanda. Su rebote en mayo sugiere que las cifras reales son mejores que las estimaciones de Pictet AM sobre las proyecciones del PIB real mensual de los Estados Unidos. Parece que la economía de los Estados Unidos se encuentra ahora en una mejor situación que el escenario base de Pictet AM, que ya de por sí es un poco más optimista que el consenso sobre su pronóstico para 2020. Aunque este escenario podría cambiar si hay una segunda ola de brote de coronavirus.

Los dos riesgos principales para la economía de los Estados Unidos son los niveles de ingresos disponibles para los hogares estadounidenses y su tasa de consumo. Hasta ahora, ha habido una gran respuesta de política fiscal en el mundo, y particularmente en los Estados Unidos, en forma de transferencias gubernamentales durante los meses de abril y mayo para compensar la disminución de las fuentes normales de ingresos. En consecuencia, el ingreso familiar de los EE.UU. está ahora un 7% por encima de sus niveles de diciembre, pero en el futuro dos preguntas siguen siendo desconocidas: ¿hasta cuándo se mantendrán estas transferencias gubernamentales y las respuestas fiscales?, e incluso, ¿si se extienden a tiempo, serán suficientes para compensar el deterioro de las fuentes normales de ingresos?

Otra fuente de incertidumbre es la cantidad de esta transferencia neta del gobierno que se utilizará para el gasto, el ahorro de los hogares estadounidenses como porcentaje del ingreso disponible alcanzó su punto máximo en un 32% en el mes de abril y cerró el mes de junio en un 23%. Estas son dos incertidumbres que hacen que Pictet AM siga siendo cautelosamente optimista.

Recuperación de actividad en China y mercados emergentes

La oferta y la demanda de China, medidas respectivamente por la producción industrial y las ventas minoristas y la inversión en activos fijos, han experimentado una fuerte recuperación. Su producción se acerca a su nivel de diciembre, sin embargo, los gastos de inversión y consumo están un poco rezagados, un 2% y un 8% por debajo de los niveles de fin de año.

La respuesta política en China ha sido de apoyo, y de magnitud similar al impulso que tuvo el país durante la crisis financiera global. Esto, a su vez, también servirá de apoyo a toda la economía mundial.

La recuperación en los mercados emergentes (EM) es al menos tan obvia como en los mercados desarrollados (DM), si no mejor en algunos casos. El pronóstico de Pictet AM para la actividad global muestra una brecha de crecimiento cada vez mayor entre los mercados desarrollados y emergentes en el ciclo. No es solo que el colapso haya sido menos pronunciado en este último, sino que la recuperación también debería ser un poco mejor. La razón que explica este comportamiento es que las economías de mercados emergentes tienen una participación mucho menor de los servicios en su PIB, un promedio del 54% frente al 72% en los mercados desarrollados, y esta crisis impacta desproporcionadamente al sector de servicios.

El estímulo fiscal global para combatir el daño de COVID-19

Esta vez la respuesta fiscal ha sido más fuerte que en cualquier otra crisis previa. La respuesta promedio para los mercados de desarrollo ha sido de alrededor del 4,5% de su PIB, esto se compara con el 2,5% del PIB de los mercados emergentes para un total del 5% en el PIB mundial, que es aproximadamente tres veces la cantidad de estímulo registrado durante la crisis financiera global.

A todas las garantías de préstamos que han ofrecido los gobiernos a las grandes empresas, se debe agregar todas las referencias fiscales que han sido anunciadas por varios gobiernos. Si se toman en cuenta todas estas medidas, la cantidad total de paquetes fiscales asciende al 13% del PIB mundial, una cifra considerablemente alta.

Este estímulo debería tener algunas consecuencias importantes en términos de evolución de la deuda pública y cuánta deuda podría desarrollarse en el futuro. Por el momento, este enorme estímulo fiscal es lo que hizo que esta crisis fuera diferente de las anteriores.

Además, gran parte de esta expansión fiscal ha sido monetizada. En los Estados Unidos, las compras de bonos del Tesoro por parte de la Reserva Federal cubren alrededor del 46% de las necesidades de endeudamiento estimadas para 2020, que son aproximadamente 4 billones de dólares, o alrededor del 20% del PIB estimado para 2020.

Una situación similar se aplica a la zona euro. Incluso si hay un fuerte aumento en la relación deuda pública/PIB, la mayor parte de esta nueva deuda será mantenida por el Banco Central Europeo. Por lo tanto, Pictet AM espera que el impacto general de los mayores déficits fiscales soberanos sea menos peligroso esta vez que en la crisis anterior, al menos a corto y mediano plazo.

Mientras tanto, la respuesta fiscal en los mercados emergentes ha sido apropiada. Los países con las tasas más bajas de deuda pública a PIB, -Chile, Perú y Tailandia, entre otros, son los que han anunciado los mayores paquetes de gasto fiscal. Siendo Brasil la única excepción, con una mayor relación deuda pública/PIB y una respuesta fiscal relativamente alta.

También es importante evaluar cuánto de esta deuda pública está en manos de acreedores externos. En ese sentido, Turquía o Indonesia podrían parecer estar en riesgo. Pero, podría no estar tan en riesgo por haber adoptado un programa de respuesta monetaria tipo QE en lugar de nuevas reducciones en las tasas de interés para evitar disfunciones en sus mercados.

En general, la deuda de los mercados emergentes es considerablemente atractiva en términos de rendimientos reales. Dado que es complicado encontrar rendimientos reales positivos en los mercados desarrollados, a excepción de Italia. Al menos las tres cuartas partes de los mercados de deuda emergentes están ofreciendo rendimientos de rendimiento real positivos en sus bonos a 10 años. Los únicos bonos que ofrecen rendimientos reales negativos en el ámbito de los mercados emergentes son los países de Europa del Este, ya que están vinculados a los rendimientos en la zona euro.

 

Haga clic aquí para obtener más información sobre las capacidades de mercados emergentes de renta fija de Pictet Asset Management.

 

La información, opiniones y previsiones incluidas en este documento son el resultado de las estimaciones en su fecha original de publicación y pueden verse afectadas por riesgos e incertidumbres que podrían hacer que los resultados reales sean sustancialmente diferentes de los presentados en este documento.

Notas importantes

Este material va dirigido exclusivamente a inversores profesionales. Sin embargo, no deberá ser distribuido a ninguna persona o entidad que sea ciudadano o residente de cualquier lugar, estado, país o jurisdicción en el que dicha distribución, publicación o uso sea contrario a sus leyes o normativas. La información utilizada para la elaboración del presente documento se basa en fuentes que consideramos fiables, pero no se hace ninguna manifestación ni se da ninguna garantía en cuanto a la exactitud o integridad de dichas fuentes. Cualquier opinión, estimación o previsión puede modificarse en cualquier momento sin previo aviso.  Los inversores deben leer el folleto o el memorándum de oferta antes de invertir en cualquier fondo gestionado por Pictet. El tratamiento fiscal depende de las circunstancias individuales de cada inversor y puede cambiar en el futuro.  Las rentabilidades pasadas no son indicativas de rentabilidades futuras.  El valor de las inversiones, así como la renta que generen, puede disminuir o aumentar y no está garantizado.  Es posible que usted no recupere el importe inicialmente invertido.

Este documento ha sido publicado en Suiza por Pictet Asset Management SA y en el resto del mundo por Pictet Asset Management Limited, sociedad autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority, y no podrá reproducirse ni distribuirse, ni parcialmente ni en su totalidad, sin su autorización previa.

Para los inversores estadounidenses, la venta de acciones en los Estados Unidos o a Personas de los Estados Unidos solo se puede realizar mediante colocaciones privadas a inversores acreditados según las exenciones de registro en la SEC en virtud de las exenciones a colocaciones privadas de la Sección 4(2) y el Reglamento D conforme a la Ley de 1933 y a clientes cualificados según lo definido en la Ley de 1940. Las acciones de los fondos de Pictet no se han registrado según la Ley de 1933 y, salvo en operaciones que no violen las leyes de valores de los Estados Unidos, no pueden ser ofrecidas ni vendidas ni directa ni indirectamente en los Estados Unidos ni a Personas de los Estados Unidos. Las Sociedades de Gestión de Fondos del Grupo Pictet no se registrarán según la Ley de 1940.

 

menu
menu