Última actualización: 07:00 / Jueves, 26 Noviembre 2020
Con la colaboración de BNP Paribas

Nace A La Par Compass, una plataforma formativa para personas con discapacidad

Imagen
  • Este proyecto de Fundación A LA PAR, al que se suma la entidad financiera BNP Paribas, está dirigido a jóvenes con discapacidad intelectual a partir de los 21 años
  • El proyecto consiste en un plan de dos años, prorrogable a un total de tres, durante los cuales se ofrece acompañamiento cualitativo al estudiante
  • Los jóvenes contarán con un amplio programa formativo con contenidos que abarcan desde la dimensión puramente académica y formativa hasta la esfera psicológica

Fundación A LA PAR amplía su oferta formativa para estudiantes con discapacidad intelectual con la creación de A La Par Compass. Se trata de un proyecto formativo creado con la colaboración de BNP Paribas.

A la firma de este acuerdo, que ha tenido lugar en las instalaciones de Montecarmelo de Fundación A La Par, han acudido la presidenta del grupo BNP Paribas España, Cecilia Boned, su directora de Comunicación, Mariam Pérez-Camino, y Gonzalo de la Rosa, director de RRHH del grupo BNP Paribas.

Por su parte, y en representación de Fundación A LA PAR, han asistido su presidenta, Almudena Martorell; su director general, José Luis Castro; Carmela Pérez Anchuela, directora de Innovación, Formación y Empleo; e Irene Sánchez, directora del Proyecto Campvs A LA PAR.

Con este proyecto, la entidad busca suplir ciertas carencias que tienen lugar en una etapa concreta de la vida académica, con especial impacto en alumnos con necesidades de apoyo mayores: al término de su etapa obligatoria.

Según la fundación, se trata de una etapa delicada para cualquier estudiante, en la que además se ponen los cimientos para la elección de un rumbo laboral y vital, tanto si la persona en cuestión tiene una discapacidad intelectual como si no.

“Al alcanzar esta etapa, muchos de los recién graduados en la escuela, al no poder incardinarse en la formación superior normalizada ni salir con las aptitudes que exige el mercado laboral ordinario, terminan regresando a sus casas o ingresando directamente en un Centro Ocupacional”, explican desde la fundación.

El proyecto busca abrir un nuevo abanico de oportunidades para el futuro profesional de las personas con discapacidad con necesidades de apoyo de intensidad limitada. Un proyecto formativo puente para salvar ese limbo académico al que se ven abocados muchos jóvenes con discapacidad intelectual.

Este proyecto de Fundación A LA PAR, al que se suma la entidad financiera BNP Paribas, está dirigido a jóvenes con discapacidad intelectual a partir de los 21 años. La iniciativa pretende ejercer de pasarela para el estudiante con discapacidad intelectual con mayores necesidades de apoyo que termina esta etapa sin haber decidido sus próximos pasos.

Se trata de plan de dos años, prorrogable a un total de tres, durante los cuales se ofrece acompañamiento cualitativo al estudiante. “Un extra de tiempo para que el joven con discapacidad descubra sus potencialidades, gane en aplomo y madurez, y tome definitivamente las riendas de su futuro sin perder el bagaje formativo adquirido en la etapa escolar obligatoria”, aseguran desde A LA PAR.

En este sentido, desde la fundación subrayan la labor de BNP Paribas como aliado. La entidad apadrinará el proyecto. Al respaldar esta iniciativa de formación no obligatoria, la firma busca promover que aquellos jóvenes con discapacidad intelectual y necesidades de apoyo mayores encuentren una orientación y formación a su medida que multiplique su empleabilidad y sus posibilidades de inserción en el mercado laboral.

Para ello, los jóvenes contarán con un amplio programa formativo con contenidos que abarcan desde la dimensión puramente académica y formativa (con prácticas en Centro Ocupacional) hasta la esfera psicológica, a través de materias y actividades que promueven su autonomía (destreza con TIC’s, formación en Vida Independiente) e inteligencia emocional (orientación personal, atención y apoyo familiar).

La firma estima que proyectos como este supondrán un 55% de ahorro directo en gasto social.

“En la difícil coyuntura económica derivada de la pandemia mundial, invertir en proyectos que generan nuevas oportunidades y un menor coste para el sistema público de promoción de la autonomía y atención a las situaciones de dependencia, es también una opción generosa y solidaria”, afirman desde la fundación.

menu