Última actualización: 06:58 / Lunes, 5 Julio 2021
Respuesta ante el COVID-19

Los inversores internacionales apuestan por diversificar también su nacionalidad

Imagen
  • La residencia o nacionalidad alternativa proporcionan la flexibilidad y la seguridad que los inversores buscan como fórmula añadida para “reforzar la resistencia” de sus carteras
  • Según la experiencia de Huriya Private, firma de inversión independiente, principalmente, se buscan lugares que ofrezcan incentivos y rendimientos razonables
  • En comparación con 2020, se ha producido un incremento del 192% en las consultas realizadas para convertirse en ciudadano estadounidense

A lo largo de 2021, la incertidumbre ha seguido estando presente y ha afectado a las decisiones que la gente toma sobre el lugar que "elige" para vivir. Según Huriya Private, firma de inversión independiente y multifamily office, el COVID-19 y su inestabilidad han provocado que los empresarios e inversores internacionales diversifiquen más sus domicilios. 

La firma sostiene que la mayor diversificación de residencias y de segundas ciudadanías o nacionalidades es “un intento de superar las limitaciones y los riesgos de estar restringidos a una única residencia geográfica”. A pesar de que las fronteras crean barreras en un mundo pandémico, “el derecho a la libertad de circulación es un derecho fundamental preservado en las leyes y constituciones de la mayoría de los países, y sin embargo, a pesar de la pandemia, estos estados no rechazan la aceptación de la doble nacionalidad”, sostienen desde Huriya Private. 

Según una reciente investigación, se ha producido un aumento del 32% en la media diaria de consultas en comparación con los primeros seis meses de 2020 para lograr otra residencia. John Hanafin, director general de Huriya Private, también ha identificado esta tendencia en el mercado: “Hemos visto un enorme aumento de clientes que vienen a nosotros en busca de una segunda ciudadanía, así como de oportunidades de inversión durante este año. La gente está buscando las opciones más prácticas tanto para invertir como para la flexibilizar su estilo de vida en el extrajero usando estructuras que tengan sentido y se ajusten a su forma de vivir y a su cartera. Principalmente, buscan lugares que ofrezcan incentivos y rendimientos razonables. Como family office, hemos ayudado a nuestros clientes a encontrar las soluciones adecuadas y a ocuparnos de todo para que les resulte lo más rápido y eficiente posible. La pandemia ha acelerado esta tendencia más allá de lo esperado”.

En comparación con 2020, se ha producido un fuerte incremento del 192% en las consultas realizadas para convertirse en ciudadano estadounidense. En el caso de las consultas para lograr la ciudadanía canadiense, este porcentaje aumentó un 34%, y para ser británico o francés, el incremento de las consultas ha sido del 29% y del 26%, respectivamente. 

En opinión de esta firma, ahora, más que nunca, es el momento de reforzar la resistencia de las carteras para fortalecer la longevidad física y financiera. “Se considera que la residencia o la ciudadanía alternativas proporcionan la flexibilidad y la seguridad que los individuos buscan, teniendo en cuenta la pandemia y la actual inestabilidad geopolítica. Tener una amplia gama de opciones permite oportunidades alternativas de negocio, carrera, educación, asistencia sanitaria y estilo de vida a escala mundial”, argumenta.

La idea de que las grandes familias multigeneracionales vivan todas en el mismo lugar se está convirtiendo rápidamente en una práctica anticuada y poco práctica, como señala Hanafin: “La diversificación del domicilio permite a los inversores y a sus familias ampliar sus oportunidades en todo el mundo. Una estrategia de selección y elección puede hacer que un exitoso empresario de la industria fintech solicite el visado independiente de talento global de Australia para obtener la residencia permanente allí. Los hijos tienen la vista puesta en estudiar en Europa o el Reino Unido, por lo que también solicitan el Programa de Inmigración para Inversores del Reino Unido o el Programa de Permiso de Residencia Dorado de Portugal. Los padres jubilados, por su parte, prefieren pasar un tiempo en Portugal, por lo que podrían solicitar el Programa Portugal Golden. Nuestro equipo está centrado en ayudar a nuestros clientes a navegar por estas aguas en todo el mundo".

En opinión del family office, la pandemia nos ha recordado que debemos adoptar un enfoque estratégico a largo plazo, y no hacer una “carrera alocada” buscando una salida cuando las cosas van mal en nuestro actual lugar de residencia. “A menos que se cuente con un plan y una estructura, la conservación del patrimonio en las actuales economías de alta fiscalidad puede resultar muy difícil”, concluyen.

menu