Última actualización: 06:21 / Martes, 20 Abril 2021
Informe sobre riqueza de Julius Baer

Los altos patrimonios se alinean con el movimiento del "consumo consciente"

Imagen
  • El índice Julius Baer Lifestyle Index 2021 se actualiza para reflejar la evolución del mundo del consumo de alta gama.
  • El COVID-19 ha aumentado el compromiso y la conciencia de los consumidores de comprar de manera ética y sostenible
  • Asia sigue siendo la región más cara y América la más asequible para llevar un estilo de vida de lujo este año

Julius Baer ha publicado la edición 2021 de su informe Global Wealth and Lifestyle en el que analiza, a través de una cesta de bienes de consumo y servicios, las tendencias que reflejan el estilo de vida de las personas con un patrimonio muy elevado (HNWI), tras comparar los precios de 25 ciudades destacadas de todo el mundo. Además, al informe le acompaña la segunda edición del Julius Baer Lifestyle Index 2021, después de su versión original centrada en Asia y publicada desde 2011.

En este exhaustivo índice, la firma hace un seguimiento del comportamiento de los consumidores, midiendo el efecto de la inflación en el coste de una cesta de bienes y servicios representativa del estilo de vida de aquellos consumidores con rentas más altas en ciudades de todo el mundo. En opinión de la entidad, con los resultados del estudio, los inversores pueden calcular los rendimientos de la cartera necesarios para mantener, o incluso aumentar, su poder adquisitivo.

Un punto en el que se centra la última edición del informe es el impacto del COVID-19 en el consumo de lujo. Las conclusiones del índice Julius Baer Lifestyle Index 2021 muestran la continuación de muchas de las tendencias subyacentes de los últimos años, aunque la crisis sanitaria ha tenido un fuerte impacto en los precios en áreas concretas relacionadas con los viajes, los vuelos y/o las suites de hotel. También, se confirma el fortalecimiento del "movimiento de consumo consciente" entre este perfil de personas. Una tendencia que continúa ganando fuerza ya que el COVID-19 ha aumentado el compromiso y la conciencia de los consumidores de alto patrimonio por las compras éticas y sostenibles.  

"El COVID-19 ha aumentado el compromiso y la conciencia de los consumidores de comprar de manera ética y sostenible. Hay numerosas pruebas de que los patrones y las preferencias de consumo están cambiando más rápido que nunca. Sin duda, los consumidores del mundo se están volviendo más conscientes y la tendencia va en aumento. Incluso cuando se trata de bienes de lujo y del sector de servicios premium, los consumidores de las ciudades más caras de los diferentes continentes evolucionan hacia opciones más conscientes, lo que puede dar lugar a precios más justos para los productores", explica el informe en sus conclusiones. 

Esta tendencia también se refleja en el comportamiento de los HNWI cuando se trata de gestionar su patrimonio. Según Nicolas de Skowronski, Head Wealth Management Solutions and Member of the Executive Boards de Julius Baer, “estamos viendo cada vez con más frecuencia cómo nuestros clientes intentan hacer que sus activos funcionen para las generaciones futuras, que son sus propios herederos, pero potencialmente también para el mundo en general, ya sea a través de una planificación previsora, inversión de impacto, soluciones sostenibles o filantropía".

En este sentido, Nicolas de Skowronski, Head Wealth Management Solutions and Member of the Executive Boards de Julius Baer, añade: "Al igual que años anteriores, los datos apuntan a dos conclusiones claras para aquellos que quieren preservar su patrimonio. La primera es invertir; la inflación y otros factores como los tipos de cambio y las regulaciones locales pueden desempeñar un papel importante en el poder adquisitivo de su patrimonio. Conocer las tasas de inflación locales o incluso personales y, en segundo lugar, adoptar las estrategias correctas de gestión del patrimonio y planificación son fundamentales para prevenir un deterioro en términos reales de la riqueza a largo plazo".

Conclusiones por regiones

El índice Julius Baer Lifestyle Index 2021 se actualiza para reflejar la evolución del mundo del consumo de alta gama. Los cambios de este año en la canasta de bienes y servicios han beneficiado en gran medida a los consumidores que viven en los países de la región de Asia Pacífico, donde los nuevos artículos tienden a ser más baratos. "Aunque hubo diferencias entre las distintas regiones, en general, el precio de nuestra cesta, que refleja el estilo de vida de las personas ricas en todo el mundo, mostró un aumento de solo el 1,05%. Asia sigue siendo la región más cara del mundo para las personas con un patrimonio alto y muy alto, una prueba del continuo crecimiento del continente", apunta Rajesh Manwani, Head Markets & Wealth Management Solutions APAC de Julius Baer.

Esto se debe a la rápida recuperación de la región de la crisis sanitaria mundial, la estabilidad monetaria y la resiliencia de los precios de los artículos que incluye el índice. Shanghai es ahora la ciudad más cara del índice, después de arrebatar la primera posición a Hong Kong. Tokio y Hong Kong son la segunda y tercera ciudad más caras respectivamente, sin embargo, los resultados son ambivalentes, ya que Mumbai sigue siendo uno de los lugares donde la riqueza ha aumentado más. 

Respecto a Américas, el informe señala que es la región más asequible para llevar un estilo de vida de lujo este año. "Esto se debe principalmente a la caída del precio del dólar estadounidense y canadiense frente a otras divisas mundiales importantes y a una fuerte devaluación de las divisas en América Latina. Ciudad de México y Vancouver se encuentran entre las ciudades más asequibles del índice. Sólo Nueva York permanece en el top 10", añaden.  Según las conclusiones, además, esta región es el lugar más caro para la atención médica, aunque la tecnología personal sigue siendo asequible, ya que Estados Unidos alberga muchas de las grandes empresas tecnológicas del mundo. 

Por último, Johannesburgo se ha convertido en el lugar más caro para el lujo en el índice 2021. Esta es la única ciudad africana representada en el índice y, según explican, fue una de las pocas ciudades en experimentar caídas de precios significativas durante el último año, ya que el rand sudafricano se depreció significativamente. Todas las demás ciudades de EMEA (Europa, Oriente Medio y África) han subido en la clasificación, impulsadas por la fortaleza del euro y el franco suizo, excepto Londres, debido a la incertidumbre del Brexit.

Para entender los datos que arroja el índice es necesario tener en cuenta que el colapso del turismo mundial en 2020 ha tenido un impacto significativo. En Asia, Bangkok y Singapur han bajado posiciones en la clasificación, mientras que la escasez de viajeros también ha afectado a muchas ciudades europeas. Las categorías de lujo que han experimentado las mayores caídas de precios en dólares estadounidenses son los zapatos de mujer (-11,7%) y las suites de hotel (-9,3%). Las mayores ganancias se encuentran en los vuelos de clase business (11,4%) y el whisky (9,9%).

Documentación descargable
menu